Municipales encabezó una masiva movilización al Municipio en rechazo a la reforma previsional

Representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, junto a organizaciones sociales, sindicales y políticas, encabezaron ayer una masiva movilización al Municipio en rechazo a la reforma previsional que impulsa el Gobierno nacional, en el marco de la jornada de protesta que se llevó adelante en todo el país.

La marcha partió alrededor de las 11 desde la sede gremial, ubicada en Yrigoyen 1059, y contó con el acompañamiento de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular -CTEP-, el Movimiento de Trabajadores Excluidos –MTE-, Frente de Izquierda, el Movimiento Evita, Patria Grande, La Poderosa, CTA, trabajadores de las oficinas de la Anses, las cooperativas El Laurel del arroyo Langueyú y Coopeva, ATE, Mujeres sin Techo, la UOM y el Sindicato de Empleados de Comercio.

Encolumnados detrás de la distintiva bandera negra y naranja del Sindicato de los Trabajadores Municipales de Tandil, los manifestantes doblaron en Garibaldi hasta Rodríguez, desde donde avanzaron hasta Belgrano para culminar en el Municipio.

Durante el trayecto, entonaron distintos cánticos que confluyeron en un contundente mensaje: la unidad de los trabajadores, tal como lo expresaran días atrás en la marcha convocada por la CTEP en reclamo de trabajo y en rechazo a las medidas que pretende impulsar la Nación.

En una nueva muestra de lucha colectiva, aunque sin la participación de algunos sectores que decidieron congregarse en horas de la tarde en la glorieta de la Plaza Independencia, las distintas agrupaciones fueron marchando con sus banderas en alto, al ritmo de bombos y redoblantes.

Desde La Poderosa, además, confeccionaron algunos carteles con frases como “Que no se quede mi pueblo dormido” y “La lucha continúa”. En tanto, desde ATE, repartieron un volante titulado “¡Que no te engañen!”, junto a otro recuadro en el que advirtieron que “si ofrecen bono `compensatorio´, están admitiendo el saqueo”.

La llegada a la
Municipalidad

Una vez que la extensa columna traspasó la intersección de Belgrano y Rodríguez, inspectores cortaron el tránsito vehicular a esa altura, mientras que -a modo preventivo- efectivos policiales se dispusieron en la puerta principal de acceso a la sede del Gobierno municipal.

Allí, los manifestantes fueron ingresando de forma pacífica para copar el hall principal y el primer piso del histórico inmueble, donde permanecieron por más de media hora con la intención de visibilizar su reclamo en el seno de la administración municipal.

web_2loc

Finalmente, volvieron a salir a la calle para disponerse al pie de las escalinatas, donde entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, tomados de la mano, como símbolo de fraternidad.

“Esto nos
toca a todos”

En medio de la movilización, Martínez Lastra le explicó a El Eco de Tandil que decidieron volver a salir a la calle, esta vez acompañados por representantes de otros sectores sociales, políticos y sindicales, ya que el proyecto de ley de reforma del régimen previsional “nos toca” a todos.

Puntualmente en el caso de los empleados municipales, advirtió que la medida los impacta directamente en un derecho adquirido hace muchos años.

Desde el gremio, advirtió entonces que seguirán luchando por los trabajadores y estarán a la espera de lo que se decida desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo).

Por último, aclaró que no se plegarían a la convocatoria de la Mesa Intersindical de Tandil, que tuvo lugar en horas de la tarde, ya que no tienen “nada que ver” con ese espacio.

Los más
afectados

Por su parte, el referente del Movimiento Evita y la CTEP, Nicolás Carrillo, señaló que “el jueves pasado hubo una manifestación en contra de la reforma previsional. El Gobierno reculó ese día porque no tenía los números en la Cámara y hoy volvió a tratar de concretar lo que no pudo la semana pasada”.

Desde la CTEP, consideró que “es una reforma extractivista de los que menos tienen. Los números son contundentes: 100 mil millones, ahora se plantea un bono de mini compensación que solo devolvería 4 ó 5 mil millones de esos 100 mil, y los que se van a ver más afectados son los más humildes. Además, esta política es fundamentalmente para financiar a la provincia de Buenos Aires”.

En ese sentido, planteó que “hay un debate histórico de cómo financiarla, también sabemos que parte de ese financiamiento tiene que ver con la campaña electoral de 2019. Hay que darse un debate amplio, pero no puede ser que lo paguen los niños que cobran la Asignación Universal y los jubilados de la mínima que van a perder entre 6 mil y 10 mil pesos el año próximo”.

Por lo tanto, enfatizó que “no es justo y nos parece que el Gobierno sigue con esta política de ser fuerte con los débiles y débil con los fuertes”.

Carrillo explicó que fue por ello que decidieron volver a salir a la calle, esta vez para acompañar además a los trabajadores municipales porque “también se van a ver afectados los sindicatos formales y las cajas previsionales de la provincia ante este retiro de tributos que plantea la reforma impositiva, como bajar las cargas patronales”.

web_2loc1

“Una medida
inconstitucional”

Para cerrar, desde el Movimiento Evita y la CTEP, consideró que el proyecto que intenta impulsar el Gobierno nacional “genera mucha inestabilidad porque la mayoría del arco social, gremial y ciudadano está en contra, y nos parece que no puede ser una ley que se vote en una semana, teniendo en cuenta que genera tanta afectación”.

Por ello, confirmó que la conducción nacional de la CTEP presentó la semana pasada una cautelar e insistirá en la vía judicial, porque advirtió que “quitarle y robarle a los jubilados y a los que menos tienen es una medida naturalmente inconstitucional. Es a quien más se debe proteger, así que creemos que la Justicia también va a dar una respuesta al respecto, que seguramente va a ser favorable para los jubilados”.

La unidad y la lucha

En tanto, Gisela Giamberardino, del Movimiento Patria Grande, destacó la magnitud de las distintas movilizaciones que se estaban llevando adelante en todo el país en rechazo a la reforma previsional, reclamo que tuvo eco en Tandil de forma pacífica y con “un gran apoyo de la comunidad”, valoró.

“Más allá de la convocatoria de la Mesa Intersindical, que obviamente también apoyamos, considerábamos que era necesario unirnos a este diálogo nacional que convoca a las plazas, a las 12, así que estaremos acá en una especie de vigilia esperando que empiece la sesión y viendo cómo se va desarrollando”, explicó.

Planteó luego que “como sociedad civil nos están apurando con los tiempos de maduración y es muy difícil movilizar al ciudadano que ya no viene con una inercia de discusión política”, por lo que llamó a la sociedad a “poder madurar y tener diálogos intensos, profundos y que, a su vez, puedan ser transinstitucionales”.

Ratificó que la idea de la marcha de ayer no solo fue expresar el repudio a las reformas que busca impulsar el Gobierno, sino también a “los distintos vaciamientos en los ámbitos estatales”.

Finalmente, desde Patria Grande manifestó que “como decimos siempre, basta de represión. La estrategia es la unidad y la lucha”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario