fbpx Para Civale nadie interpreta mejor que Lunghi el presente y futuro de la ciudad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para Civale nadie interpreta mejor que Lunghi el presente y futuro de la ciudad

El presidente de la Usina Popular y Municipal trazó un balance del 2018, donde la empresa tuvo que readecuar sus inversiones por las variaciones de la economía. En el terreno político, señaló que el intendente es el único capacitado para guiar a Tandil en el marco de la crisis que vive el país.

El Eco

“Mirando Tandil, charlas de verano”, el ciclo de entrevista de análisis que excede a la coyuntura y que permite a los entrevistado tener otra perspectiva que escapa a lo cotidiano en la ciudad. Políticos, dirigentes sociales, empresarios y emprendedores, los protagonistas de los reportajes que pueden encontrar en forma audiovisual en www.eleco.com.ar o en www.youtube.com/elecodetandil . Hoy: Matías Civale, presidente de la Usina Popular y Municipal.

-Bastante particular fue el 2018…

-Fue un año extremedamente complejo. Primero porque a finales de 2017 uno no avizoraba esta situación , veníamos de una situación de estabilidad, a partir de algunos movimientos que sucedieron terminamos un año con inflación alta, con recesión económica y con algunas situaciones internacionales que no han ayudado. Me parece que todos los sectores la han sufrido, primero por las expectativas que han tenido, y segundo que había hacer frente a esta situación. Si esta charla la teníamos por septiembre , se veía un diciembre mucho más complicado de lo que realmente fue. No sé si fue porque los argentinos nos vamos acostumbrando a este nivel de complejidad o efectivamente porque la crisis fue contenida a tiempo. Los indicadores señalaban que hacia diciembre se había desacelerado la inflación que es un flagelo para todos los argentinos y también porque hubo una mejora de algunos sectores de la economía nacional que hacen tener una mirada más optimista para lo que viene

-En particular la Usina, ¿cómo transitó el año?

-La Usina es una empresa muy particular, se tiene que tener una mirada integral de cómo afecta toda cuestión tarifaria en todos los tandilenses. En el sector productivo y también en el sector de menos recursos. Tenemos que entender que las distribuidoras, como es el caso de la Usina, no determinan la tarifa, sino que es una cuestión de políticas nacionales. Desde el punto de vista de análisis de la Usina tuvimos que readecuar la situación ya que teníamos un plan de inversión muy agresivo pensado para adelante a partir de recuperar tarifa, pero ahora hemos puesto el freno de mano producto de que no todos los incrementos de los costos de la energía se han trasladado y segundo porque hay una caída fuerte en el consumo eléctrico, también hay un incremento en la mora, es decir en el pago, entonces la cuestión financiera también empieza a tener que mirarse más detalladamente, eso hace que se tengan que tomar medidas.

¿Entonces la crisis influyó directamente en la economía de la empresa?

-Hay una situación que siempre menciono es que en Tandil sobre un número de 50 mil de usuarios totales, 10 mil usuarios tienen tarifa social. Son 10 mil familias. Son los sectores de menores recursos . Y esto implica un esfuerzo significativo de todos. Para llevarlo a números, son casi 2 millones y medio de subsidios del Gobierno nacional, casi 1 millón de pesos de subsidio de la propia Usina , casi 400 mil pesos de no cobrar impuestos por parte del Municipio y otro tanto de la Provincia. Es un esfuerzo conjunto para ayudar al 20 por ciento de la población, que no es que no paga nada, pero es significativo. Aquellos sectores que no tienen este beneficio o que tienen un consumo por encima, obviamente que se han resentido. El incremento en la mora ha sido significativo , en la falta de pago, en tener que hacer mayor cantidad de intimidaciones. En el sector productivo hay una toma de decisiones de repensar los horarios de mayor uso.

 

El escenario electoral

-En el plano electoral, ¿Cómo ves el escenario a nivel general y particular?

-Tras el debate del desdoblamiento de los comicios como del futuro de las PASO, contaremos con mayor certidumbre, tendremos un panorama más claro. Vamos a volver a tener una polarización en la elección entre dos modelos de país y provincia diferentes que se plantean, no vislumbro que aparezca otra opción. Vamos a un escenario muy reñido.

-La famosa “grieta” no se ha podido cerrar, a pesar de ser Cambiemos quien venía a eso…

-No se ha podido dar la posibilidad de terceras alternativas , esto es una cuestión histórica, y no sólo de nuestro país. Esto se ha intensificado luego de Cristina candidata en 2017, cuando eso que era la idea de romper los personalismos se acentúo mucho más , en el caso de Cambiemos con menos personalismos. No creo que en 2019 se pueda quebrar. Estamos también ante un punto histórico que no es menor, que desde el año 1928 hasta la fecha ningún gobierno no peronista terminó un mandato, implica una evolución en nuestra democracia. Obviamente tengo algunas cuestiones a criticar del gobierno nacional, quizás por el alto grado de expectativa con el que llegó. Pero hay cuestiones que tienen que ver con recuperar las instituciones y el diálogo democrático que son importantes. Pero también hay un tema que no se está cubriendo actualmente que es la economía , con una crisis que todos estamos viviendo y que probablemente eso haga que no se tenga asegurado una re elección en ningún tipo de ámbito.
En lo local, obviamente que los formamos parte de un espacio político, que por primera vez es igual al gobierno nacional y provincial, también paga sus costos.

-¿Cómo está Lunghi desde tu mirada en este cuarto mandato y qué pensás de la posiblidad de un quinto?

-La crisis necesita personas que sepan conducir esa crisis . No son para cualquiera. El pueblo no elige a cualquiera para conducir las crisis. Hay que tener templanza y claridad en la toma de decisiones y en la construcción de equipos. Me parece que uno de los puntos más fuertes que ha tenido Miguel es la construcción de equipos, con una mirada de lo que tiene que ser Tandil sin partidizarse de manera extrema y esto habla muy bien de él. En un momento de crisis una persona como Miguel que ha atravesado éstas crisis obviamente que da una cierta garantía. Si a eso le sumamos que el próximo intendente será el intendente del Bicentenario , que más allá de ser una cuestión anécdotica, no es un hecho menor cuando Tandil en éstos años ha desarrollado muchos planes estratégicos pensando el Tandil del 2023, que llegado ese momento, en la intendencia, tiene que estar una persona con esos recorridos atravesados. Es claro que se trata de un intendente que en una gestión de 16 años pueda haber tenido algún desgaste, también es claro que tiene cierta edad, yo la verdad es que no veo ningún espacio político ni ninguna persona que hable del futuro como lo plantea Miguel, porque el Lunghi de hoy no es el mismo de 2003, porque la ciudad no es la misma , se transformó -él tuvo mucho que ver-, y él se adaptó y está planteando soluciones a los nuevos problemas. Cuando uno tiene un líder que es la figura de las cuestiones aspiracionales de la ciudad, claramente es para acompañar ese proyecto que es colectivo. En nuestro caso, está claro que es Miguel el que logra articularlo, y realmente no veo otro proyecto colectivo como alternativa.

-Le ha salido un competidor en una posible interna…

-Marcos tiene toda la legitimidad para plantearlo, como cualquiera, de su aspiración. Está claro que hoy formamos parte del mismo espacio político a nivel nacional y provincial dentro de lo que es la Unión Cívica Radical , pero también está claro que hoy han decidido dejar de pertenecer a ese espacio político que hoy gobierna la ciudad. Está claro que Marcos no se ha planteado como la continuidad de Miguel porque no es tal, está planteando diferenciaciones, veremos cuál es la construcción de ese equipo que va a armar y con quién será.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario