Para Mauricio D’Alessandro desde la Usina deben “contar la verdad” y no proteger a los empresarios que roban luz

El abogado y concejal por Integrar dijo que “el medidor que había sido tocado lo descubrió un honesto trabajador”. Aseveró que “la Usina sancionó a Alfajores 1823 pero al Morisco que utilizaba el mismo procedimiento no”. Pidió saber quiénes son los usuarios, cual fue la maniobra, quien les dio el soporte técnico y porqué no hicieron la denuncia penal.

Rody Becchi

Tal como se informó, desde el bloque Integrar solicitaron que la Usina Popular y Municipal dé su punto de vista sobre lo acontecido con los medidores que habían sido tocados para pagar menor de luz, y también conocer si se avanza en acciones legales respecto a lo que desde la Usina han detectado sobre presuntas irregularidades en empresas que estarían cometiendo algún ilícito con la energía.

El concejal Mauricio D’Alessandro se refirió al tema en el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM), afirmando que “en Tandil, contra todo lo que nosotros esperábamos hay gente que roba la luz. Siempre se sospechó que los que hacen este tipo de maniobras eran los pobres, los que no están incluidos en la sociedad. Pero en un examen que realizó al Usina los que terminaron robando la luz eran los ricos, los empresarios, los emprendedores, a los que mejor les va”.

Agregó que “eso generó la intervención de la Usina, que al principio ocultó ese robo de energía y que esta semana aplicó una sanción a dos empresas por haber hurtado o robado energía. El presidente de la Usina, Matías Civale, salió a decir que no se pueden salir a dar los nombres de los que robaron porque se estaría afectando la honorabilidad de las empresas”.

Detalló que “este es el único caso en que no se quiere afectar el buen nombre de una empresa que afanaba la luz, cuando no está mal que la sociedad conozca lo que pasa. Me imagino a Porreca como debe estar, luego de tener que poner su horno eléctrico en parte de pago para poder pagar la factura de luz, cuando se enteró que en empresas muy importantes de la ciudad los empresarios se aprovechaban de la ralentización del medidor de luz para pagar menos. Quiero creer que eso no le va caer bien a nadie. Que lo hace con la complicidad de la organización”.

 

Lo que solicitan

 

En cuanto a que solicitan desde el bloque indicó que “queremos saber quiénes son los usuarios, cual fue la maniobra, quien les dio el soporte técnico y porqué no hicieron la denuncia penal”.

Remarcó que “cuando uno es funcionario público tiene obligaciones, porque si te roban un celular o un banco de la plaza que pertenece a la Municipalidad se debe hacer la denuncia. No alcanza con una multa y más cuando la propia Usina se negó en su momento a poner un síndico sugerido por la oposición y que pudiera tener mayor contacto. Ahora entiendo que era para ocultar estas cosas”.

 

“Lo de Civale es increíble”

 

El concejal se refirió también a lo expresado por el presidente de la Usina en las notas dadas a los medios locales. “Lo de Matías Civale es increíble, dijo que no se puede saber quién es el responsable del robo porque no pueden dar a conocer los nombres de las empresas, por el tema del habeas data. Pero aclaró que el Castillo Morisco no es. Es decir,  cuando se trata de beneficiar al Castillo Morisco para decir que no es se da el nombre, ahora cuando el tipo se afanó la luz no se dice para no perjudicarlo”.

Explicó que “el secreto, respecto de los datos, no se refiere a si se lo quiere beneficiar o perjudicar. Se refiere que no se puede decir nunca. Si lo podes decir para expresar que no es, lo mismo cabe para mencionar que es. Cuando empezás a averiguar te encontrás con gente dentro de la Usina que está harta de estos manejos y te cuentan”.

Aseveró que “lo que pasó en el Castillo Morisco es que la Usina cada tanto retira los medidores de luz por cuestiones técnicas. Cuando lo fueron a colocar en otro lado fallaba, al consultar de donde lo habían sacado se dan cuenta que era el medidor del Morisco y que alguien le había metido la mano. Ahí descubren esto veinte días después. Civale no cuenta todo esto, cuidadosamente indica que no pudieron hacer la verificación técnica de que hubiera robo en el Castillo Morisco”. Narró que “gracias a que descubrieron que ese medidor estaba toqueteado, se fueron a la fábrica 1823 y encontraron otro medidor conectado que hicieron controlar con un escribano y estaba funcionando ralentizado. Luego fueron a los socios de 1823 en algunos emprendimientos y descubrieron el mismo procedimiento”.

 

Mafia

 

Aseguró que “hay una mafia que toca los medidores, un electricista, porque una persona sin conocimientos no lo podría hacer. Hay un tipo que ofrece el servicio, empresarios que lo toman y que después le cuentan a sus amigos como hacen para pagar menos luz. Lo que han hecho la fábrica de Alfajores 1823 no es lo correcto y la sociedad debe conocerlo y ellos deberían pedir disculpas. Civale no puede ocultarlo con palabras difíciles para la gente. Porque quien va a pagar 2 mil pesos de luz cuando se entera que Castillo Morisco lo estaba pagando él en su factura, se enoja mucho y con justa razón”.

En las notas realizadas, Matías Civale, se preocupó y mucho en no incurrir en algo que permitiera dar a conocer los nombres de las empresas en las que se han generado los delitos. Esta situación se contrapone con lo que desde la propia Usina hacen, a través de su página web, que es publicitar sobre los operativos en que se detectó a vecinos con menos recursos que se habían colgado de la luz.  Para D’Alessandro “es en definitiva por donde se corta el hilo. Hay como un doble estándar”.

 

“Alivianar”

Para el abogado y concejal “creo que se la quisieron alivianar y Civale es el vocero del Castillo Morisco. No puede decir lo que pasó, porque aparecerá un informante y dirá que el medidor estaba ralentizado”.

Especificó que “no creo que haya una connivencia en el sentido vamos a robar la luz y te doy la mitad a fin de mes con algún funcionario. Por suerte sigue habiendo gente honesta en la Usina y en vez de aceptar una coima denunció lo que estaba pasando”.

El edil señaló que “defendía a ultranza la honestidad del Gobierno comunal, pero empiezan a pasar cosas que ya no dejan la imagen inmaculada que tenían. Van a tener que duplicar los esfuerzos y esto es una buena manera que la gente no sospeche que haya pobres que son escrachados y ricos que son ocultados. Colaboraría con la transparencia comunal”.

 

Concesión 

Al ser consultado si ante lo acontecido podría llegar a caerse la concesión en la cima del Parque Independencia, sostuvo que “nunca pudimos ver el contrato, pero según los funcionarios de la Usina, la fábrica 1823 es la que fue sancionada por el robo de energía con una multa de 120 mil pesos y pertenece a los mismos dueños, que según nuestra versión, usaba el mismo procedimiento en el Castillo Morisco. Pero a 1823 le aplican la multa dejando trascender que fueron ellos y al Morisco no. Obviamente porque este último está con una concesión y se entiende que el Municipio no podría mantenerlo si se descubriera que roba la luz a quien es el generador”.

“En ese contrato que no vimos tiene que haber alguna sanción para aquel que le roba al concedente la luz. De todas maneras no propongo que le saquen la concesión, lo que quiero saber quién es, cuanto es, que se le cobre y que se le haga la denuncia. Sino cuál es el ejemplo para la sociedad”.

Sobre las expectativas para que se responda este pedido de informe expresó que “creo que deben estar preocupados, yo confío en Matías Civale. Sé que es un funcionario con años de experiencia y que no se puede dejar rozar por esto. Debe contar la verdad y premiar a la persona honesta que fue quien descubrió lo que pasaba”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario