Retoman las gestiones para darle un nuevo impulso al proyecto de recuperación del Teatro Cervantes

Autoridades de la ciudad solicitaron al funcionario nacional que se reconsidere el proyecto de restauración de la sala ubicada en Rodríguez al 500.

El Eco

Con vistas a los doscientos años de la ciudad, el proyecto que propone la restauración y puesta en valor el teatro Cervantes, propiedad de la Asociación Española de Socorros Mutuos de Tandil, vuelve a ocupar espacio en la agenda.
En ese marco, este sábado autoridades del Municipio y de la Universidad Nacional del Centro realizaron una recorrida y encuentro de trabajo en las instalaciones de la sala, en Rodríguez al 500, junto al secretario de Cultura y Creatividad de la Nación, Andrés Gribnicow.

La actividad encabezada por el intendente Miguel Lunghi permitió retomar las conversaciones para darle continuidad al proyecto de recuperación de la histórica sala, en el marco de una de las iniciativas estratégicas incluidas en el Acuerdo del Bicentenario de Tandil.

Gribnicow, en representación del ministro de Cultura de la Nación Pablo Avelluto (que no pudo estar presente en la ciudad debido a las condiciones climáticas en Buenos Aires), reafirmó el compromiso de evaluar y retomar los trámites y expedientes existentes del proyecto por parte del Estado Nacional.

En la visita estuvieron junto a Lunghi y Gribnicow, el director nacional de Formación Cultural, el tandilense Juan Urraco, la coordinadora de Cultura de la Unicén, Claudia Castro, el diputado nacional Carlos Fernández, el jefe de Gabinete del Municipio, Julio Elichiribehety, el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, la subsecretaría de Cultura local, Natalia Correa, y el presidente de la Sociedad Española, Manuel Martínez Martínez.

Intercambio

Las autoridades locales explicaron al funcionario nacional la extensa y rica historia del teatro, su trascendencia cultural para la ciudad, las distintas gestiones realizadas en los últimos años y el proyecto de recuperación desarrollado en 2015.

A la vez solicitaron al funcionario retomar el proceso y avanzar en los trámites necesarios para poder concretar las obras esperadas.

Para ello se entregaron además copias de las actuaciones administrativas y proyecto con pliegos para la revalorización y actualización tecnológica del espacio.

Gribnicow destacó las características arquitectónicas de la sala y el valor simbólico que tiene para Tandil, adelantando que continuará con las gestiones y evaluación del proyecto ante el Ministro de Cultura Nacional y autoridades del Gobierno central.

“Sitio histórico
y cultural”

El intendente Lunghi, luego de la recorrida, insistió sobre el pedido que en forma conjunta realizaron al funcionario para retomar el proyecto de recuperación del Cervantes, “un sitio histórico y cultural que forma parte del patrimonio tandilense”.

Se mostró expectante de poder avanzar junto al Estado nacional y garantizó que “continuaremos las gestiones en este sentido”.

Luego remarcó que “vimos la excelente predisposición por parte del Ministerio de Cultura para continuar con el proceso e ir evaluando los pasos”, por lo que consideró que “seguramente tendremos nuevas reuniones y contactos en las próximas semanas”.

“Junto a la Universidad Nacional del Centro planteamos que es uno de los proyectos importantes que tenemos que profundizar y avanzar en el marco del Acuerdo del Bicentenario, planificando el desarrollo cultural de Tandil para los próximos años”, enfatizó el jefe comunal.

“Esperemos que
esta vez logremos”

En diálogo con El Eco Multimedios, el presidente de la Sociedad Española de Socorros Mutuos, Manuel Martínez Martínez, se refirió al encuentro, bregó por la recuperación de la emblemática sala y estimó que solo la intervención edilicia demandaría una inversión de entre 40 y 50 millones de pesos si se actualizan los valores previstos en 2015 (el proyecto refería a recursos por 27 millones de pesos).

En principio indicó que la reunión fue informal y se desarrolló en el interior del antiguo edificio, un aspecto central para lograr dimensionar la importancia de la obra. “Lo más importante es ver la maravilla de esa arquitectura y el estado de deterioro que, con el correr del tiempo, se agudiza”, reflejó el dirigente.

Describió que Gribnicow quedó “muy impresionado” con la sala, al igual que lo hicieron los profesionales de la Universidad de La Plata y del Teatro Colón que oportunamente se acercaron con la intención de poner en valor el lugar. “Y esperemos que esta vez logremos lo que estuvimos a punto de conseguir en 2015 durante la gestión de Diego Bossio”, deseó Martínez Martínez.

Entre los fundamentos que sustentan ese anhelo planteó que “ya no es una cuestión de la colectividad española sino de Tandil”, y contó que la institución que preside fue fundada en 1873 y que el Teatro Cervantes se inauguró poco después, en 1887. “Estamos hablando de historia”, advirtió.

Para finalizar remarcó que “el Municipio ha puesto mucho énfasis en esto, tienen más conocimiento y llegada, y el apoyo de la Universidad estuvo y sigue estando. Tenemos dos puntales importantes que están empujando junto con la ilusión nuestra”.

El anuncio de la
restauración integral

En julio de 2014, y mientras cumplía funciones como director ejecutivo de Anses, el tandilense Diego Bossio anunció los recursos por parte de la Nación para la recuperación del teatro Cervantes, respetando su identidad arquitectónica y adaptándolo a los últimos desarrollos tecnológicos en materia de imagen, acústica y sonido.

El plan incluía el desarrollo de la propuesta a través del Area Técnica de Patrimonio Edilicio de la Dirección Nacional de Patrimonio y Museos del Ministerio de Cultura de la Nación, mientras que las obras las ejecutaría el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, a través de la Secretaría de Obras Públicas. Por entonces se aludía a una inversión que superaba los 20 millones de pesos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario