La isla de Bled, un destino romántico

Lago de Bled, con la Catedral, el castillo y los Alpes Julianos de fondo.

Internet

Situada en Eslovenia, la isla de Bled es también conocida como “la isla de las bodas“.

La ciudad se encuentra en la parte noroeste del país, a 50 km de la capital, Liubliana, y próxima a Austria. El atractivo principal de la zona es el Lago Bled, de origen glaciar, rodeado por los Alpes Julianos y contiguo al Parque Nacional más importante, el Tiglav.

Se distingue en su paisaje un castillo de origen medieval, de más de mil años, que mide 125 metros y que se ubica sobre un acantilado; pero lo que más resalta es la pequeña isla que se encuentra en el medio, la única natural del país y donde se sitúa la Iglesia de la Asunción.

La catedral es famosa por ser el lugar elegido por numerosas parejas para casarse. No es difícil llegar hasta la ínsula, ya que se pueden alquilar botes con motor o con remos, llamados pletna; la dificultad se le plantea al novio: para llegar hasta la Iglesia hay que subir 99 escalones y, según la tradición, para que el matrimonio sea largo y feliz, debe subirlos con la novia en brazos.

Durante el trayecto, la mujer debe permanecer en silencio, ya que de lo contrario, la mala suerte recaería sobre la pareja. Lo mismo ocurriría si se pausa la subida y se deja a la futura esposa en la escalera.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario