fbpx Mario Civalleri alegó que la declaración de utilidad pública permitirá preservar unos 620 lotes en Villa del Lago – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mario Civalleri alegó que la declaración de utilidad pública permitirá preservar unos 620 lotes en Villa del Lago

El líder de la bancada oficialista informó que son 50 las viviendas y parcelas con planos aprobados que quedarían afuera de la futura expropiación. Agregó que la mayoría está en poder del síndico de la quiebra de Tandil Inversora SA y el principal acreedor sería el fisco provincial. Remarcó que el Gobierno de Miguel Lunghi desalentó la urbanización de ese sectores serrano, por caso al negarse a extender los servicios.  

El Eco

Ayer se realizó una nueva reunión en el marco del tratamiento del proyecto de ordenanza para frenar la ocupación de Villa del Lago, sobre una subdivisión que realizó la firma Tandil Inversora SA hace décadas. Tras el encuentro, el presidente del bloque Juntos por el Cambio, Mario Civalleri, resaltó que con la propuesta elevada por el intendente Miguel Lunghi se podrán preservar 620 parcelas y que quedarían afuera otras 50, entre construcciones y lotes con planos aprobados.

En la planta alta de la Municipalidad, se reunieron el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik, concejales que integran las comisiones de Obras Públicas y de Economía, el subsecretario de Coordinación de Proyectos Juan Martín Pissani, y los secretarios de Legales Andrés Curcio y de Desarrollo Urbano Luciano Lafosse.

“Si bien hay una mirada compartida en la cuestión de fondo”, el objetivo de la reunión fue “ajustar algunos detalles de redacción porque es una ordenanza que requiere ser muy precisa”, detalló el jefe de la bancada oficialista en diálogo con este Diario.

En el primer encuentro para debatir el proyecto de ordenanza, que se realizó el último miércoles, hubo acuerdo de los distintos bloques políticos en varias cuestiones, que fueron ratificadas ayer.

“Primero, que la ordenanza de declaración de interés público no alcance a aquellas parcelas que están habitadas y que tampoco alcance a aquellas parcelas cuyos propietarios tienen planos aprobados, con o sin inicio de obra”, enumeró Civalleri.

En ese aspecto, confirmó un dato que no obra en el expediente: del total de las 675 parcelas, las viviendas construidas y los lotes con planos aprobados suman 50.

“Todas las demás, independientemente de cuál sea el estado o el status de su dominio, sí van a ser alcanzadas por la declaración de interés público”, aclaró y adelantó que se va a identificar cada parcela por su denominación catastral para que no haya errores, al tiempo que ratificó que “de los 675 lotes, la ordenanza alcanzará entre 600 y 625”.

En poder de la Justicia

Mario Civalleri alegó que esta medida “controlaría la construcción en todo ese faldeo que obviamente es necesario preservar, pero también es verdad que de esos 675 lotes, aproximadamente alrededor de unos 500 todavía están en poder de la quiebra. Según la información con la cual contamos, son lotes que no tienen un titular, una persona que los haya comprado, son lotes que nunca fueron vendidos”.

Consideró a esa situación como una ventaja, teniendo en cuenta que “hace más acotado el tema de la negociación mano a mano, porque estamos hablando de ciento y pico lotes y en muchos casos son propietarios de más de uno. Con lo cual, el universo de negociación, posiblemente se achique considerablemente”.

En tanto, indicó que “los que están en manos de la Justicia se deberán negociar con el síndico de la quiebra, quien tendrá como responsabilidad resarcir a los acreedores. Es muy probable que esos acreedores sean justamente el Estado provincial, ARBA, habrá que verlo, pero el primer paso es la ordenanza”.

Una ZEIA

En relación a la discusión de la ordenanza, el exsecretario de Obras Públicas destacó que “hubo mucha coincidencia” y explicó que “yo también propuse y también conseguimos rápidamente el consenso, que todos los lotes que van a ser alcanzados por esta norma cambien su condición y se transformen en una Zona Especial de Interés Ambiental (ZEIA)”.

Entonces, argumentó que “la idea es rescatar esos lotes y preservarlos para que no sean construidos, con lo cual van a tener un uso muy limitado, y básicamente es recuperarlos para garantizar el paisaje y el medioambiente”.

En esta etapa, no hay estimaciones sobre el costo que implicaría para el Municipio la adquisición de más de 600 parcelas en Villa del Lago. “Personalmente, creo que son lotes que evidentemente, por algunas averiguaciones informales que hemos hecho, no tienen un alto valor inmobiliario. Básicamente porque es una zona que tiene pendientes, en la mayoría de los casos, y no tiene servicios de ningún tipo y seguramente no los va a tener, tiene piedra, con lo cual no son lotes muy tentadores”, analizó desde el punto de vista inmobiliario.

Y remarcó que “por eso precisamente hace 50 años que existe el loteo y hay un puñado de construcciones y nada más. Si fuera de otra manera, seguramente se hubiera desarrollado. Así que seguramente el valor económico no es alto, pero para eso hay tiempo y obviamente como el 70 por ciento de esos lotes están en manos del síndico que administra la quiebra, más allá del valor inmobiliario, habrá que ver a qué acreedores tiene que hacer frente la quiebra. Por ahí más que el valor inmobiliario, habrá que terminar mirando cuánto vale lo que debe la quiebra”.

En definitiva, auguró que “todas estas cuestiones se van a ir desentrañando en la medida en que se pueda avanzar”.

El repentino movimiento

En la previa al encuentro de la víspera, el presidente del bloque Frente de Todos, Rogelio Iparraguirre, había planteado dudas sobre presuntas irregularidades que llevaron a que esa subdivisión se mantuviera detenido durante décadas y que en los últimos dos años experimentó una ocupación acelerada.

En cuanto a los motivos que podrían haber despertado el interés en esa zona, Mario Civalleri manifestó que sólo tiene versiones que no lograron comprobar. “Lo cierto es que vimos el efecto y el Intendente hace un par de meses firmó un decreto tratando de limitar esa cuestión y envió el proyecto de esta ordenanza que tiene un carácter más definitivo”, defendió.

Esos trascendidos dan cuenta de “operaciones o manejos” que “resucitaron” esta subdivisión, pero no hay nada denuncias ni pruebas fehacientes.

 

“Desalentamos por distintas vías”

Pese a confirmar el apoyo de su bancada a la iniciativa para preservar las tierras de Villa del Lago, Rogelio Iparraguirre disparó críticas en cuanto a que el Gobierno municipal llega tarde a resolver una situación de décadas, cuando lleva 16 años al frente de la gestión. Como exsecretario de Obras Públicas, Mario Civalleri argumentó que “siempre ha habido medidas, si se quiere indirectas, para de alguna manera desalentar” la construcción en Villa del Lago.

Y agregó que “obviamente una ordenanza que apunta a una declaración de interés público que puede lograr una expropiación es el último eslabón que se entrelaza en una cadena. Lo que hicimos fue desalentar por distintas vías y una de ellas fue no contemplar de ninguna manera la ampliación de servicios”.

Repasó que “asumí la Secretaría de Obras Públicas el 10 de diciembre de 2003 y a los 5 ó 6 meses, por pedido de quien en ese momento era concejal -recientemente fallecida- Cristina Faroppa, ella armó una reunión con vecinos de esa zona y estuve presente en una de esas casas. Pretendían ver qué posición tenía el Gobierno con respecto a la extensión de servicios, y ya en ese momento les planteamos que no teníamos ningún interés en urbanizar esa zona porque no estábamos de acuerdo, más allá de que la continuidad institucional del Estado hacía que debiéramos reconocer la existencia de esos lotes”.

También, manifestó que “no se alentó en ningún momento” el desarrollo urbanístico de ese sector serrano y añadió que “cuando hubo otro predio adyacente al de Villa del Lago que intentó avanzar por la vía de un loteo, nos opusimos fuertemente y fue un tema que tomó mucha relevancia pública”. En síntesis, expuso que “hemos tenido una postura coherente” y ratificó que el momento es ahora porque “obviamente ha habido algunas señales”, por caso “si ese predio se hubiera mantenido, como se mantuvo durante años, con un pequeño puñado de construcciones que no avanzaba mucho más, por ahí no hubiera sido necesario apelar a una posición de fondo, pero ahora se consideró que era oportuno y por eso lo estamos transitando”.

La herencia

En la misma línea, Mario Civalleri señaló que “este Gobierno, más allá de que algunos creen que debería ser más agresivo en sus políticas, es el primero que tiene una política de preservación, de limitar con una zona protegida donde hemos impedido las subdivisiones en loteos urbanos como este que nos está ocupando”.

Y agregó que “en definitiva, nos estamos ocupando de cuestiones que viene heredando Tandil de cuando no había normas, entonces aparecían loteos como este o como el de La Elena que no respondían a ninguna lógica y no tenían marco normativo. Bueno, ahora sí tienen marco normativo porque fue este Gobierno el que lo impulsó”, marcó en referencia al Plan de Desarrollo Territorial (PDT) que limitó las construcciones, densificación y usos del suelo sobre el cordón serrano.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario