fbpx Colegio Ayres del Cerro, una propuesta educativa de formación en valores para los tres niveles – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Colegio Ayres del Cerro, una propuesta educativa de formación en valores para los tres niveles

Con un compromiso que gira en torno a acompañar a cada alumno en su formación atendiendo todas las dimensiones de la persona, el arte y la educación emocional ocupan un lugar de privilegio en la oferta educativa. La enseñanza concebida como un proceso que se da con un otro y la vinculación con las familias, dos bastiones de la filosofía institucional de esta comunidad educativa que crece cada año.

El Eco

Con la premisa de ofrecer  una educación integral basada en valores, el Colegio Ayres del Cerro viene desde hace 25 años desarrollando su propuesta educativa centrada en acompañar al alumno en su formación atendiendo todas las dimensiones de la persona.

La institución brinda  a la comunidad de Tandil una educación mixta, laica y personalizada, con escolaridad simple en dos turnos -mañana y tarde- en tres niveles: inicial, primario y secundario. En el secundario es posible elegir entre la orientación en Ciencias Naturales y la orientación en Comunicación. Además aborda la enseñanza del idioma inglés de modo intensivo, con la posibilidad rendir exámenes internacionales.

La historia comenzó en el año 1994 con el inicio de actividades en  el nivel inicial. Posteriormente, en 2006 se incorporó la educación primaria y en 2011 el nivel secundario, de modo que este año egresará la cuarta promoción.

Una propuesta integral

Al trabajar como una unidad académica, los tres niveles articulan para que el tránsito de los niños por la institución  sea cohesionado y responda a un criterio unificador que facilite el devenir del recorrido. El equipo de orientación articula entre los niveles, y trabaja con reuniones, proyectos y actividades compartidas para que los docentes establezcan acuerdos en la forma de enseñar.

El grupo profesional está formado por los equipos de conducción de cada nivel, plantel docente, auxiliares, preceptores y un equipo de orientación conformado por psicopedagogas y una psicóloga que comparten los tres niveles, para monitorear el desarrollo de los niños a través del tiempo. En  primaria cuentan con maestras de apoyo en todos los grados para primer ciclo y segundo ciclo, que desarrollan su labor en conjunto con los docentes en función de las necesidades de los chicos, para favorecer y potenciar la planificación y el abordaje de los procesos de enseñanza.

El colegio cuenta también con espacios de informática como una herramienta complementaria para abordar las tareas de las asignaturas curriculares, a través de una plataforma digital para trabajar en sus casas.

Asimismo, la expresión artística es otro de los aspectos que Ayres del Cerro privilegia en su oferta educativa, ofreciendo los estímulos de danza, teatro, música y artes visuales, para propiciar la canalización de pensamientos y emociones a través del arte. Y, por supuesto, cultivar la vinculación entre  los pares  en la búsqueda de alegría y belleza para plasmar sus mundos.

Además, en nivel secundario tienen un espacio de tutoría que acompaña a todos los cursos tanto en horas de clase como fuera del ámbito áulico, para realizar un efectivo seguimiento de las trayectorias de cada estudiante.

Educación emocional

Vanina Ugalde, directora de nivel secundario; Mercedes Preli, de nivel inicial; y Laura Boggio, vicedirectora de primario contaron con detalle cómo se trabaja en el establecimiento de acuerdo a los principios rectores que estructuran el proceso de enseñanza y aprendizaje impartido.

“Tenemos una formación en valores que se profundiza a lo largo de la trayectoria escolar”, señaló Ugalde.

El fuerte compromiso con la comunidad lleva al establecimiento a vincularse  con diversas instituciones de la sociedad civil, a través de los proyectos de aprendizaje en servicio, para que los estudiantes pongan en acción lo que se aprende a lo largo de toda la escolaridad. “Creemos que son ciudadanos activos hoy y en esto se van construyendo con un otro”, aseveraron.

La educación emocional de los niños y adolescentes ocupa un lugar preponderante en la propuesta formativa de Ayres del Cerro, que trabaja constantemente con todos los cursos teniendo en cuenta las necesidades  que surgen en los diferentes grupos humanos, con el propósito de moldear sujetos que  tengan una buena convivencia y adquieran herramientas para vincularse con la sociedad a  partir de conocerse a sí mismos, de poner en palabras lo que les pasa y lo que sienten en relación a otro.

En esa vinculación con la comunidad los alumnos trabajan con distintas instituciones de la ciudad con temáticas que se abordan en todos los espacios curriculares. También se realizan diferentes eventos y jornadas deportivas, de vida en la naturaleza, salidas educativas y diversas actividades recreativas. Además, con las tutorías se plantea un proyecto concreto para realizar a nivel comunitario que implique un desarrollo mayor en cuanto a recursos y tiempo. Para organizar las pautas de trabajo el equipo de conducción y el plantel docente a comienzos de cada año acuerdan un eje transversal temático, que este año versa sobre el medioambiente y que cambia cada ciclo, abriendo nuevas miradas.

El vínculo con las familias

Promover una formación en valores habilita procesos de subjetivación y aprendizaje liberados de la lógica del rinde académico. Habilitar la palabra y la escucha es fundamental para los educadores que, además de impartir los conocimientos  correspondientes, se ocupan de estar a disposición de sus alumnos para lo que necesiten y de ser puentes entre ellos, las familias y cualquier agente externo del que sea preciso obtener ayuda.

En pleno periodo de inscripción para el ciclo lectivo 2020, la institución tiene sus puertas abiertas a todas las familias que deseen acercarse a conocer la propuesta educativa. Al respecto, Ugalde invitó a las familias que puedan acercarse a conocer el colegio, las modernas y luminosas instalaciones y vivenciar el clima que se genera en el cotidiano. “Ver al personal en acción da cuenta de nuestra filosofía institucional, que puedan venir y conocer la escuela, compartir cómo se trabaja en cada nivel”, sostuvo.

“Trabajando con la familia y desde la educación emocional es posible obtener logros importantísimos”, expuso Boggio.

“Trabajamos con las familias, desde el principio les decimos que acompañamos la educación de sus hijos y ellos son parte, se construye un vínculo”, remarcaron.

El Colegio Ayres del Cerro se encuentra ubicado en Fulton 456 y tiene las puertas abiertas para el próximo ciclo lectivo. Quienes deseen ser parte de la comunidad educativa, pueden contactarse  0249 443-6514  y coordinar una entrevista para conocer la propuesta educativa.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario