El Dakar calienta motores para su edición número 40

Un recorrido “para soñar y para sufrir” será el que los pilotos tendrán que enfrentar en la 40ma. edición del Rally Dakar, con un trazado que incluye Perú, Bolivia y Argentina y se desarrollará entre el 6 y el 20 de enero de 2018.
Esta 40 edición, la décima que se realizará en Sudamérica luego del que la competencia se viera obligada a dejar el norte de África por amenazas terroristas, será más densa, más larga de lo habitual, con salida en Lima, descanso en La Paz y llegada en Córdoba.
“Mucha arena, mucha altura y mucho calor”, resumió el director deportivo de la prueba, el catalán Marc Coma, quien acompañó al director de la prueba, Etienne Lavigne,.
Lavigne destacó la relación “especial” que ha entablado la prueba con los aficionados sudamericanos y constató que “el entusiasmo” por esta competencia, presentada hoy en París, sigue “intacto”. “El entusiasmo está intacto y el éxito popular está asegurado”, añadió Lavigne,
Esta será la tercera vez que el Dakar se adentre en tierras incas, -la primera en cinco años-, y repetirá con Bolivia, que albergará la prueba por quinta vez, y Argentina, la parada imprescindible en todas las ediciones sudamericanas.
De entre las 14 etapas, destacó la dureza de la quinta, entre San Juan de Marcona y Arequipa, en las que se enfrentarán a montañas de dunas durante 30 kilómetros.
En la segunda semana, serán claves la octava etapa, entre Uyuni y Tuzipa, ya en territorio boliviano, y en Argentina la duodécima, en las dunas de Fiambalá y la decimotercera, entre San Juan y Córdoba, donde finalizará el día 20.
En esta edición, como en la anterior, las modificaciones en el reglamento que favorecen la navegación y refuerzan la necesidad de orientarse siguen en pie.
Representantes de los gobiernos de los tres países en los que se correrá el Dakar 2018 destacaron el impacto positivo de la prueba.
Por su parte, el subsecretario de Turismo de la Nación, Fernando García Soria, resaltó “el enorme dispositivo de seguridad” alrededor de toda la prueba, estimado en unos 20.000 efectivos de las fuerzas de seguridad.
En cuanto a la competición, que tiene inscriptos a 337 vehículos de carrera, Lavigne aseguró que “la última parte promete ser ardiente y desafiante, con un recorrido excepcional por su belleza y dificultad”, haciendo referencia a las seis etapas que se disputarán en territorio argentino.
Los pilotos argentinos serán: cinco en motos, 15 en quad, 21 en autos y uno en camiones.
Los participantes recorrerán más 8.700 kilómetros en total, siendo unos 4.500 kilómetros de pruebas especiales de velocidad, y tendrán que afrontar una etapa maratón para todas las categorías entre La Paz y Tupiza (etapas 7 y 8), además solo para las motos y quads habrá otra etapa maratón entre Salta y Chilecito (etapas 10 y 11).
En las etapas maratón los vehículos no pueden recibir asistencia durante la noche, por lo que de tener que realizar alguna reparación en las máquinas, deben ser los mismos pilotos y acompañantes los encargados de hacerla.
Los mandatarios provinciales reconocieron el impacto positivo que deja el Dakar en cuanto a lo turístico y económico, además de que coincidieron en que Argentina está preparada para que el evento se realice de la mejor manera.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario