Independiente remontó, lo cerró con autoridad y se hizo un lugar en cuartos

Hartstock conduce hacia el eje de cancha, buscando aprovechar la cortina de Argüeso sobre Cruz.

El Eco

Luego de remontar un resultado adverso con el que debió convivir durante buena parte del juego, Independiente se clasificó anoche para los cuartos de final de la edición 2017/18 del Provincial de Clubes de básquetbol. En su polideportivo Duggan Martignoni, sometió a Somisa de San Nicolás por 79-63, cerrando por 2-1 la serie de reclasificación.

Los rojinegros establecieron la diferencia en el cuarto final, al que ingresaron nivelados en 52. En el aporte de su defensa en tramos decisivos y un ostensible incremento de su goleo en la segunda mitad, el dueño de casa halló los argumentos para dejar en el camino a un duro adversario que no estuvo tan lejos de meter el doblete en Tandil, a pesar de la amplia diferencia que marca el score final.

De arranque, Hartstock fue el dueño casi exclusivo de la ofensiva local. El escolta, aun tocado por una lesión de rodilla que arrastra, aportó 9 de los apenas 11 puntos del equipo de Rusconi en un cuarto inicial deslucido. Como en toda la primera mitad, Independiente daba señales de comenzar a sufrir el peso de un partido que podía marcar el fin de su campaña, ofreciendo una versión muy distante a su ideal, sobre todo en ataque.

Somisa respondió con la puntería de Sotelo, su goleador en el primer tramo, y a poco de iniciado el segundo cuarto comenzó a capitalizar la anemia ofensiva de su adversario. Los nicoleños se despegaron a ocho (20-28), descansando en una defensa zonal que les permitía ser fuertes en el rebote defensivo, aprovechando la escasa puntería que su rival mostraba desde la medialuna.

El rojinegro recuperó terreno de cara al complemento (28-32), aunque lejos de maquillar ese semblante de equipo dubitativo y tenso.

Leandro Mateo no lograba pesar en la pintura y sus salidas al perímetro tampoco representaban demasiado, su hermano “Juani” rompía una y otra vez con sus penetraciones pero fallaba en la definición y lo de Dilascio era una continuidad de la discreta noche del día anterior.

Para suerte de los tandilenses, Somisa, inmerso en su regularidad ofensiva, no lo aprovechaba demasiado.

Pero tras el descanso largo pudo verse otro Independiente. La visita sostuvo su ventaja durante algunos minutos, pero comenzaba a olfatearse un desarrollo distinto, con un rojinegro más determinado y fluido en ataque.

Muestras de ello dio Leandro Mateo, comenzando a cobrar mayor injerencia ante un juego interno rival diezmado por las faltas y el cansancio. Hartstock volvió a asumir el liderazgo, dándole volumen y gol a las ofensivas locales, y desde el banco hubo un notable ingreso de Lanusse, un baluarte en ambos costados de la cancha a la hora de apuntalar la reacción. Como en ese tercer cuarto, la clave pasó por el incremento del goleo (24 en el parcial tras 28 en toda la primera mitad), en el último capítulo su defensa terminó de catapultar a Independiente hacia los cuartos de final.

Somisa comenzó a ofrecer una imagen de desconcierto que no había entregado hasta ese momento en Tandil, tendencia en parte inducida por un rival que se puso el overol en defensa dispuesto a aprovechar el envión anímico que le representó la embestida del cuarto anterior.

En el perímetro hubo permanentes rotaciones para maniatar a los tiradores, en la pintura Argüeso y Leandro Mateo volaron una y otra vez para dar tapas o corregir tiros, y el capitán Andrizzi desplegó una tarea encomiable ante rivales que lo superaban en talla, demostrando que a dos días de cumplir 42 sigue dispuesto a hacer “lo que toque”.

En ataque, Dilascio se sumó con su mejor cuarto de la noche y Argüeso hizo gala de su habilidad para salir airoso en situaciones de desorden, condimentos mezclados con las ráfagas de Leandro Mateo y Andrizzi, y la conducción atildada de Hartstock.

Así, impensadamente, Independiente llegó a un final sin sobresaltos, luego de haber vivido a puro nervio buena parte del juego. La trabajosa victoria le permitió subir otro peldaño y dejar viva su ilusión de ascenso.

INDEPENDIENTE 79-SOMISA 63

Santiago Dilascio 9
Emmanuel Hartstock 20
Valerio Andrizzi 12
Juan I. Mateo 6
Leandro Mateo 13

Lautaro Lanusse 10
Matías Gutkin 1
Gustavo Argüeso 8
Alvaro Yarza 0

DT: Nicolás Rusconi

Gonzalo Silvero (x) 7
Ramiro Cruz 9
Matías Jaimes 11
Gonzalo Sotelo 11
Federico Pascual 8

Rodrigo Noguera 12
Leandro Saavedra 5
Ignacio Moreno 0
Ignacio González 0

DT: Nicolás Arámburu

Cancha: Independiente.
Arbitros: Sebastián Giannino, Sebastián Arcas y Mauro Reyes (todos, de Bahía Blanca).
Parciales: 11-15, 28-32 y 52-52.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario