Jorge Romera y su nieto con la “Chunchuna” en el Fangio

Jorge Romera y su nieto disfrutaron la histórica "Chunchuna" en el Juan Manuel Fangio.

El Eco

El fin de semana Jorge Romera y su nieto Andrés se deleitaron en el Fangio con la histórica “Chunchuna” disfrutando la arquitectura del trazado y el incomparable paisaje de La Barrosa.

Un ícono inolvidable del zonal desde los años sesenta, momentos gloriosos de la actividad del sudeste, tiempo de talleres y de peñas, de emociones y sensaciones muy particulares.

En la parte final de aquella década, las emblemáticas “cafeteras” irrumpían en los trazados del sudeste, con un fervor popular único, para disfrutar y vivir los memorables combates del automovilismo zonal.

La Dodge Continental, preparada por Jorge Romera, era conducida por Luis Morán, que alcanzó la corona en 1968 y 1969. El auto llevaba el apodo de “Chunchuna”, en honor a la arquitecta, modelo y actriz, ícono de la belleza de aquella época, la Sra. Elba Villafañe.

Pablo Romera, hijo de Jorge, proyectista y calificado constructor del automovilismo nacional (UR Racing), homenajeó hace algún tiempo a su progenitor con una réplica de aquella histórica unidad.

El mejor presente para Don Jorge, que sigue disfrutando esa máquina histórica con su familia y amigos, unidad que le tributó grandes emociones y muchas satisfacciones a la ciudad del quíntuple.

Jorge Romera, egresado de la escuela Industrial de Balcarce, fue uno de los pioneros en la preparación de motores de competición en la región, iniciando su prolífico camino en la empresa de Juan Gaffoglio, en California, Estados Unidos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario