Los “Tanos”, empatados

Destacados deportistas tandilenses, Vicente y Leonel Pernía, ambos inscribieron sus nombres en la historia del TC.

El Eco

Con su quinto triunfo, conseguido el domingo en el autódromo “Rosendo Hernández” de San Luis, Leonel Adrián Pernía alcanzó el mismo número de victorias que su progenitor Vicente Alberto, quien administró las cuatro marcas actuales, Chevrolet, Torino, Dodge y Ford.

El primer triunfo del exjugador de Estudiantes de La Plata y Boca Juniors fue en una de las competencias para “Debutantes y No Ganadores” celebrada el 20 de marzo de 1988 en el autódromo de Buenos Aires. Vicente Pernía se impuso con una Dodge, propiedad del “Pupi” Oscar Mario Angeletti de Burzaco a 169,031 kilómetros por hora de promedio, escoltado por Eduardo Sáenz y el olavarriense “Chueco” Romero.

Con la marca del pentágono festejó también el 14 de junio de 1992, en el autódromo Juan Manuel Fangio de Balcarce y la XII Vuelta de Los Hornos el 9 de agosto, en el semipermanente 19 de noviembre de La Plata. Completa su cadena de éxitos el 5 de diciembre de 1993, en Buenos Aires con Falcon, y nuevamente en la tierra del quíntuple, el 9 de marzo de 1997 con la marca del óvalo, motorizado por Carlos Alberto Laboritto.

Leonel se sumó a la máxima en el 2007 luego de intervenir en el Turismo Nacional, TC 2000 y el TC Pista, haciendo su presentación con la marca del “moño” con la que desarrolló su actividad hasta la temporada pasada, celebrando el lugar más alto del podio en cuatro ocasiones.

El 8 de mayo de 2011, se cumplía un sueño para el “Tanito”, lograba su primera conquista en Termas de Río Hondo, y el 18 de marzo de 2012 en el Autódromo de la ciudad de Paraná volvía a festejar.

Tres años de ayuno para el “crédito” tandilense, volviendo a las mieles del éxito en San Luis, el 29 de septiembre de 2015. Su última celebración con Chevrolet fue el acto inaugural de los carreteros, el 21 de febrero de 2016, en el autódromo de la Ciudad de Viedma.

Tras aquella victoria, la gloria le fue esquiva, se desvinculó del equipo de Ezeiza, Las Toscas Racing, para retornar a principios de 2017 con la atención del Team C. Dose Competición, en donde completó la temporada.

Al quedar vacante el Torino del equipo Laboritto Juniors, la máquina más ganadora del 2017, tripulada por “Josito” Di Palma, acordó a comienzos de año su vínculo con la estructura de Dolores, y en el tercer movimiento de la temporada en San Luis, “dibujó” la quinta victoria de su derrotero sobre 131 competencias, igualando con su padre la cantidad de pruebas ganadas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario