Un festejo bien “canalla”

La celebración que comenzó el jueves pasado en Sarandí, lejos de Rosario, cuando Central venció a su clásico rival Newell’s con el pase a las semifinales de la Copa Argentina, tuvo su continuidad ayer en el partido ante Colón por Superliga, en el Gigante de Arroyito.

En una tarde calurosa y a pleno sol, con el río Paraná de fondo, el pueblo “canalla” pudo al fin encontrarse con sus jugadores para agradecerle la enorme alegría brindada el jueves en cancha de Arsenal, donde se disputó el partido a puertas cerradas.
Las bombas de humo pintaron de azul y amarillo la atmósfera del estadio y el índice de sonoridad aumentó por el cántico de los 40 mil fanáticos que soportaron el clima abrasador de una jornada más veraniega que primaveral.
“¡El Chaco Herrera, qué loco que está!” se escuchó apenas el plantel marcó el césped con tapones de los botines. El destinatario fue el abanderado entre los más aplaudidos. El gol que abrió el marcador con el 2 a 1 ante Newell’s tuvo su recompensa.
En el trayecto al banco de los suplentes, el entrenador Edgardo Bauza, ídolo indiscutido como futbolista, recibió un aplauso cerrado, en señal de renovación de crédito a pesar de la campaña del equipo en la Superliga, que respondió con saludos y besos a la distancia.
Las banderas se expresaron como cada partido y la familia se amplió para la ocasión. “Todas tus generaciones son hijas de Central”, se leyó en el flamante “trapo” en obvia referencia al club de Parque de la Independencia.
Central eliminó a Newell’s en seis ocasiones: tres por Copa Argentina (1969, 1970 y 2018), una por Copa Libertadores (1975), una por Copa Sudamericana (2005) y una por campeonato local (1971 con el gol de “palomita” de Aldo Pedro Poy en cancha de River).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario