Muestra homenaje al gran ilusionista René Lavand

El maestro Lavand en una de las tantas entrevistas realizadas con La Vidriera.

Archivo

Con gran esfuerzo de familiares, amigos y discípulos, en trabajo conjunto con el equipo del Mumbat, el 7 de febrero inaugura “Ilusión”, la muestra homenaje dedicada a la memoria de este gran artista.

La propuesta, declarada de Interés Municipal y Cultural, comienza a gestarse en el seno íntimo del artista, su entorno, y cobra vida y forma al llegar al Museo de Bellas Artes de la ciudad, un espacio muy familiar y cotidiano para el reconocido René.

“Ilusión” tiene como premisa central recrear y compartir aspectos de la vida y obra de René Lavand a partir de variadas propuestas y diversas miradas. Un sin fin de objetos y recuerdos que son testimonio de su trayectoria llevarán al público a adentrarse en la apasionante vida y obra del talentoso maestro.

Entre artistas

La muestra abarcará cuatro salas del Museo destinadas a la exhibición de objetos, afiches, libros, bocetos, entre otros. Por otro lado, en el auditórium, expondrán sus obras 11 artistas nacionales: Diego Perrotta, Jorge González Perrín, Fernando O’Connor, Martín Palottini, Mauricio Nizzero, Cristina Fresca, Jorge Argento, Ariel de la Vega, Nicolás Hernandorena, Martín González y Gonzalo Celasco. Los artistas invitados, a partir de variados lenguajes como son la pintura, el dibujo y la fotografía, proponen diversas maneras de abordar el concepto de la ilusión, hilo conductor de toda la propuesta.

Una ilusión es una distorsión de la percepción. Por ello, uno de los platos fuertes de la muestra estará conformado por una experiencia de inmersión al universo artificial interactivo. Construida por los realizadores Federico Moine y Alejandro Paniego, esta propuesta aspira a ser sensorialmente genuina a partir de la posibilidad de que el espectador viva una experiencia de teletransportación, utilizando los sentidos, hacia otra dimensión

“El gran simulador”.

Realidad virtual

El visitante-espectador-actor podrá interactuar con el mundo artificial involucrando sus propias manos a través de una cámara montada en los lentes de realidad virtual, así se leerán los gestos y movimientos reales de dichas manos, trasladándose a la realidad artificial, haciéndolas partícipes en ese nuevo mundo. La combinación de estructuras tridimensionales dinámicas, ambientadas y musicalizadas permitirá producir un tipo de experiencia sensorial que invita a conectar, interactuar y ser parte del laboratorio de trabajo de René Lavand.

Revivir su trayectoria

Entre los distintos objetos que se exhibirán, vinculados a revivir la trayectoria del ilusionista, se podrán apreciar artículos periodísticos nacionales e internacionales, libros editados por el propio René, una importante colección de afiches correspondientes a sus espectáculos durante el año ´61, además de muchísimos otros objetos y pertenencias de fuerte carácter personal.

También estarán formando parte de la propuesta fotografías, gentileza de Sol Miraglia, correspondientes a Luisa Escarria. Esta artista fue fotógrafa de uno de los teatros porteños más importantes de la década del ´60 y tuvo el honor de fotografiar al ilusionista durante sus presentaciones. Las obras que integraran parte de este homenaje conforman un importante archivo y registro histórico perteneciente al estudio “Foto Estudio Luisita”.

Y se viene el debate

Además la muestra implicará la proyección de un video documental de la Colección Rodó, de Néstor Larrat y los visitantes podrán conocer, a partir de una línea de tiempo, el desarrollo y crecimiento artístico del homenajeado, desde un punto de vista cronológico.

Para los interesados, al día siguiente de la apertura de muestra, en las instalaciones del Museo se realizará una charla debate que tendrá comienzo a las 19. y en la que disertarán distintos personajes vinculados a la vida y obra de Lavand. Entre los participantes se contará con la presencia de Norberto De Sábato, Rolando Chirico, Roberto Mansilla, Ariel Domínguez y “Pachi” Leonardi.

Escena de “Un oso rojo”.

Vida y obra

Su verdadero nombre era Héctor René Lavandera, nacido el 24 de septiembre de 1928. En 1937 y con sólo 9 años fue atropellado en Coronel Suárez, perdiendo su brazo derecho. Ese trágico suceso, años después, sumado a otras motivaciones, lo impulso a superar con nuevas habilidades aquel hecho, desarrollando el arte del ilusionismo. Con el tiempo, acompañó esa destreza con la elocuencia de sus diálogos poéticos.

La primera presentación pública la hizo en el Hotel Continental de Tandil ante cincuenta personas. En 1960 en Buenos Aires, debuta en el Teatro Nacional con un espectáculo propio donde “nace” René Lavand. En el año ´65 era implacable y hacia temporada en México.

Sus shows se hicieron conocidos en diversos países. En los años ´70 llegó a Las Vegas y prontamente realizó los más significativos espectáculos para personalidades del mundo entero, concretando en los años 83 una gira por Europa y Japón. Publicó cinco libros de técnicas para especialistas y dos de anécdotas. En cine participó en “Un oso rojo”, de Adrián Caetano, y tuvo su documental: “El gran simulador”.

Fallece el 7 de febrero de 2015 en Tandil a los 86 años.

Para agendar

Con la intención de compartir con todo el público que visite la muestra una mirada que invite a la reflexión y a reflotar la memoria de un verdadero artista autodidacta y maestro de la vida, es que el Mumbat tiene el agrado de invitar al público en general a ser parte de esta la apertura de muestra el miércoles 7 a las 20. La propuesta estará en exhibición hasta el 25 de febrero, y podrá ser visitada con entrada libre y gratuita en sus horarios habituales.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario