A la par de la Justicia bonaerense, Fiscalía Federal investiga la denuncia del padre Fernando

El titular de la Fiscalía Federal, Pablo Larriera, confirmó que avanza la investigación que se inició a partir de la denuncia que hacia finales del año pasado realizó el padre Fernando Lede Mendoza, de la Parroquia Santísimo Sacramento, en coordinación con las tareas que impulsa la Justicia provincial.

“Recibimos la denuncia y empezamos a trabajar en base a lo que el padre Fernando nos informó”, ratificó el representante del ministerio público en diálogo con El Eco de Tandil.

Así, el fiscal federal trabaja en la denuncia sobre narcotráfico del sacerdote, a partir de las repercusiones que generó su homilía del 24 de diciembre último.

En un primer acercamiento la fiscalía recibió la denuncia y se le tomó declaración al sacerdote para conocer más detalles de lo expuesto. En particular hizo referencia a una situación de la que tomó conocimiento a través de su trabajo y a partir de allí dio pautas para iniciar el trabajo. “Y ahora estamos llevando adelante una investigación en base a lo que él relató”, dijo sin ahondar en precisiones vinculadas a la causa.

En relación a la denuncia adelantó que solicitó a la Justicia provincial que envíe una copia de la exposición realizada en esa instancia por el denunciante “para no duplicar esfuerzos”.

Delitos federales

En este caso el trabajo que estará a cargo de Larriera se enfocará en los delitos de índole federal, como lo vinculado al tráfico de armas y al narcotráfico, en referencia a dos de los aspectos incluidos en la homilía, que daban cuenta que los niños de La Movediza están armados “con armas que les vende la policía” y que hay chicos que consumen paco “que se produce en las cocinas de Villa Aguirre”.

“Nosotros coordinamos con los fiscales de Provincia para no investigar los mismos objetos”, aclaró.

Evitó precisiones en cuanto a las tareas llevadas adelante y dijo que el padre amplió la información que canalizó en su discurso antes de Navidad y que será trabajo de la fiscalía profundizar esas líneas. En principio, adelantó que “estamos empezando a recolectar información y a corroborar algunas cuestiones que nos informó”.

“El padre lo que hizo fue poner sobre aviso estas cuestiones que sabía pero el trabajo que queda por delante es el nuestro para identificar y llegar más a los barrios para empezar a reducir estas cuestiones desde el punto de vista criminal”, para luego avanzar en la prevención y en las respuestas desde el punto de vista de la salud pública.

En esa línea enfatizó que “estamos trabajando en coordinación con la Provincia” y aprovechó la oportunidad para recalcar que cualquier vecino en forma anónima puede acudir a la fiscalía para poner en conocimiento de cualquier hecho que tenga vinculación con alguno de los delitos federales.

La salud pública

Por otro lado, Larriera se refirió a la visita que el pasado 17 de enero realizó el equipo de la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (Atajo), una experiencia promovida por la Procuración General de la Nación a través del Ministerio Público Fiscal.

La presencia derivó en un encuentro con el sacerdote, en el que compartió la problemática expuesta y se planteó la necesidad de abordar el delito desde su complejidad, no solo desde la persecución penal, sino también como un problema de salud pública.

Al respecto el fiscal destacó el acercamiento que permitió advertir, sin perjuicio de la denuncia penal, la necesidad de continuar trabajando en otras líneas que son indispensables.

“Cuando se habla de cuestiones vinculadas al tráfico o al consumo de sustancias en cualquier ciudad surge el tema de la prevención y del contacto del Estado, en un tema que involucra a la salud pública”, evaluó.

Reconoció que “todavía falta trabajar en esos aspectos”, en los que también había compartido su preocupación Lede Mendoza, que tienen vinculación con puntos que son necesarios consolidar como ofrecer tratamiento para jóvenes adictos, las causales, entre otros, “que hacen al fenómeno y que involucra un trabajo más integral” y no únicamente lo penal.

Acciones a impulsar

En tanto, y sobre la premisa que persiguen desde el Ministerio Fiscal, que no solo radica en la prosecución de quienes cometen este tipo de delitos sino en abordarlos en su complejidad, como un problema de salud pública que requiere acciones en conjunto, Larriera anunció que durante este año dará un fuerte impulso de un espacio para el tratamiento de estas problemáticas, en consonancia con el proyecto que dio reciente creación a la Mesa Interinstitucional contra el Narcotráfico en Olavarría.

“Sería importante empezar a reproducir este trabajo no solo en la región sino en Tandil en particular para comenzar a detectar todas las cuestiones que están vinculadas al fenómeno, porque la Justicia es una de las patas esenciales pero no descubro nada al decir que involucra otras áreas del Estado”, sostuvo el abogado.

Para finalizar, el titular de la oficina recordó a todos los vecinos de la ciudad que la Fiscalía Federal sigue recibiendo denuncias en forma anónima.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario