A pedido del Gobierno, la Justicia intervino Aerolíneas y Austral: avanza la expropiación

Se designó al contador José Luis Perrone como interventor veedor, mientras que Julio Alak, el representante del Estado, fue ratificado como gerente general de la compañía aérea.
La medida, solicitada con el argumento de garantizar la continuidad del servicio, surgió luego de que la Comisión Bicameral recomendara al Congreso la expropiación de la empresa por “utilidad pública”.
El martes, la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones recomendó al Congreso “la sanción de una ley para la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral” y que el Poder Ejecutivo tome “las medidas necesarias para garantizar el servicio público”.
Fuentes del sector aeronáutico dijeron que el gobierno decidió pedir la intervención luego de que Marsans hizo un amague por colocar a uno de sus hombres en un puesto clave de la empresa, lo que hubiese complicado la gestión de Alak.
Ante semejante cuadro, Marsans anticipó que se dispone a presentar una demanda ante el tribunal internacional de resolución de controversias del Banco Mundial, el CIADI. También el gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero salió a pedir que la administración de Cristina Kirchner y Marsans se pongan de acuerdo para resolver la estatización con el menor litigio posible.
La decisión de recomendar la expropiación fue adoptada por la mayoría de los integrantes de la comisión bicameral, luego de que directivos de Interinvest -la empresa española controlante de Aerolíneas- simplemente dejaran una nota en la cual rechazaban la valuación realizada por el Tribunal de Tasación y aceptada oportunamente por el plenario de la comisión.
Los diputados y senadores de la comisión que encabeza el bonaerense Mariano West entendieron que “no habiendo acuerdo respecto de la valuación de ambas empresas en forma conjunta, no resulta factible el rescate de Aerolíneas mediante compra de sus acciones”, tal como fue votado hace dos meses por el Congreso.
El desacuerdo surgió debido a que los números aprobados por la comisión parlamentaria indican que la compañía tiene un valor negativo de 2.540,3 millones de pesos, según cotizó el Tribunal de Tasación.
En tanto, la valuación realizada por el banco suizo, a pedido de la empresa española, es de entre cero y 60 millones de dólares para Aerolíneas, y de entre 330 y 450 millones de dólares para Austral.
Una vez notificada la medida judicial, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, se reunió con los directores de la empresa para comunicarles la invervención. Jaime se presentó en las oficinas de Aerolíneas de la calle Bouchard casi Lavalle, con el papel de la intervención en la mano y acompañado por el interventor Perrone.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario