Acá cerca y hace tiempo….

Archivo

Esta foto tomada desde la esquina del Banco Comercial de Tandil, nos muestra el movimiento de una mañana de 1952. Esta escena de la vida cotidiana nos permite contemplar una compleja variedad de detalles sobre los usos y costumbres de nuestra ciudad en aquellos años.

Algunos detalles…

En las calles se entrecruzaban los primeros modelos de automóviles con los últimos modelos de galeras de aquella época. Aunque el uso del automóvil estaba extendido en todo el mundo desde la década del ’20, en las calles de la ciudad serrana se complementaban autos y galeras, como una combinación de lo antiguo y lo nuevo.

La esquina de la Plaza con su característico movimiento matutino es reflejo de la actividad que se desarrolla en las calles céntricas de nuestra ciudad. Las calles de la ciudad no parecen haber cambiado tanto, basta con salir cualquier día de la semana durante la mañana para ver el movimiento de personas que con mayor o menor prisa recorren las veredas para cumplir algún tramite administrativo, similar al que vemos en la imagen.

El detalle está en que estas veredas están pobladas por una mayoría de hombres ¿Casualidad? No. El 11 de septiembre de 1947 en Argentina se había aprobado la ley de voto femenino, muestra del avance de las mujeres en el espacio público, pero los cambios en las costumbres siempre son más lentos que los legislativos.

En la imagen se advierte que la norma de la moda y la conducta eran distintas a las actuales. Los sacos, las corbatas, los sombreros… signos de la moral, los modelos de belleza y elegancia de esos años marcados por la formalidad y la etiqueta.

La arboleda poco frondosa, en la noche ayudaba a crear un ambiente poco amigable para los menos valientes de aquel tiempo. Por ello, las farolas de la plaza, donadas por Antonio Santamarina en 1923, se encontraban originalmente en las veredas exteriores para iluminar las oscuras calles de la Plaza céntrica.

En el fondo se puede ver una de las cúpulas de la Iglesia Matriz que eran señal de la gran influencia del estilo románico original de este edificio. Luego, este detalle se perdería en la segunda mitad del siglo XIX, con la modificación de la facha y la incorporación del carrillón central.

Las fotografías nos ayudan a conocer otras realidades, a reconstruir otros tiempos y a revivir otras vidas. Si tenés alguna fotografía histórica de Tandil que pueda ayudarnos a conocer mas detalles de la historia de nuestra ciudad, y querés compartirla con el Archivo Histórico Municipal, podés acercarte de lunes a viernes de 9 a 14 para escanearla o enviar la copia digital a patrimoniocultural.tandil@gmail.com.

Por Archivo Histórico Municipal

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario