Acordaron fijar un tope a los aumentos de tarifas de luz y gas

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, JUNIO 2: Los ministros del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; y de Energía y Minería, Juan José Aranguren; se reunieron con los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey; Catamarca, Lucía Corpacci; Formosa, Gildo Insfran; Chaco, Domingo Peppo; Corrientes, Ricardo Colombi; San Juan, Sergio Uñac; y Jujuy, Gerardo Morales para analizar la sustentabilidad del sistema energético y la situación de las tarifas de gas. Foto NAzzzz

El Gobierno acordó ayer con los gobernadores fijar un tope de entre 400 y 500 por ciento a los aumentos de tarifas de luz y gas, luego de que varios reclamos tuvieran el visto bueno de la Justicia y se dictaran medidas cautelares.

En un encuentro encabezado por los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Energía y Minería, Juan José Aranguren, los mandatarios provinciales aceptaron la propuesta oficial de establecer porcentajes máximos a las subas.

“En cuanto al gas natural, se establece el tope de 400 por ciento de aumento para usuarios residenciales y de 500 por ciento para los usuarios SGP1, 2 y 3 (Pymes, comercios y hoteles) en todo el territorio nacional.

Estos topes “se aplican sobre el valor total de la factura con respecto al cuadro tarifario anterior, y siempre considerando un mismo nivel de consumo”, indicó el Ejecutivo a través de un comunicado.

Se precisó que “en la región de la Patagonia, Departamento de Malargüe en Mendoza y la Puna, aún a pesar del tope de 400 por ciento, se sigue manteniendo una tarifa diferencial en la provisión de gas natural respecto al resto del país, debido a su condición de zona de bajas temperaturas”.

“Estamos dispuestos a dialogar siempre con todos los sectores.  En estos cinco meses de gestión hemos dado claras muestras de que somos un gobierno que dialoga, que escucha y que cuando se equivoca, corrige”, sostuvo Frigerio.

En declaraciones a la prensa, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, afirmó que el acuerdo en lo que respecta al gas consiste en “fijar topes para los usuarios residenciales de un máximo de 400 por ciento, mientras que para el sector de industria y comercio es de 500 por ciento”.

“Respecto de tarifas eléctricas no hay modificaciones sustanciales para los usuarios residenciales. Para los electrointensivos, es decir las industrias, se propuesto una bonificación o descuento en la tarifa de un 20 por ciento. Hasta 150 kilowatts no se paga nada y a partir de 150 hasta 250 kilowatts se paga un incremento de 30 pesos y a partir de 250 entra la tarifa plena”, precisó.

Las carteras de Interior y Energía detallaron: “Se reitera la decisión por la cual los usuarios del servicio en las provincias del noreste argentino que no tienen acceso al sistema troncal de transporte de gas natural (Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones), y que cumplen los requisitos para recibir las Tarifa Social Federal, duplican su umbral de consumo gratuito de 150 KwH/mes a 300 KwH/mes a partir del 1 de junio de 2016”.

Sin embargo, el mandatario socialista agregó que “para los electrointensivos, es decir las industrias, se propuso una bonificación o descuento en la tarifa de un 20 por ciento, por lo que el nivel de subsidio es un poquito mayor de lo que se preveía”.

En ese sentido, el Gobierno informó que “para las empresas electrointensivas que compran la energía a las distribuidoras, el Ministerio de la Producción ha listado un total de aproximadamente 400 empresas que tendrán un descuento de 20 por ciento en su tarifa de generación con el claro objetivo de mantener el nivel de producción y las fuentes de trabajo”.

Asimismo, Lifschitz afirmó que Aranguren “hizo hincapié en la tarifa social, porque hay muchas personas que están en condiciones de acceder a ese beneficio y no lo están haciendo” y agregó: “Nos pidió que trabajemos en la difusión de este beneficio”.

Consultado sobre su opinión respecto a este anuncio, el santafesino manifestó: “Es mejor que nada. Es un beneficio, un límite en el caso del gas al incremento de las tarifas. Cuando a veces se superponen los incrementos tarifarios con otras circunstancias que afectan a la economía las situaciones se hacen más complejas y parece que las respuestas no alcanzan”.

De acuerdo al gobernador, “el acuerdo es definitivo y retroactivo al primero de abril”.

En tanto, Aranguren afirmó que “las medidas consensuadas con los gobernadores tienden a llevar tranquilidad a la población, y a generar las condiciones para recuperar la oferta energética en la Argentina”.

“Años de desinversión nos llevaron a la necesidad actual de importar electricidad, combustibles líquidos y gas natural. El principal objetivo que tenemos es que haya energía suficiente para todos los argentinos”, añadió.

De la reunión participaron los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Formosa, Gildo Insfrán; de Chaco, Domingo Peppo; de Corrientes, Ricardo Colombi; de San Juan, Sergio Uñac; y de Jujuy, Gerardo Morales.

También estuvieron presentes los secretarios del Interior, Sebastián García De Luca; y de Industria, Martín Etchegoyen; y ministros del área energética y representantes de las provincias de Misiones, San Luis, La Rioja, Tucumán y Santiago del Estero.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario