Adjudicatarios del Falucho 53 lograron un encuentro con el titular de Anses

En este caso concreto, aguardaron la finalización de las actividades que el director de Anses, Diego Bossio realizó en Tandil para mantener un breve encuentro junto a su equipo de trabajo.
“Decidimos venir y tratar que alguien nos escuche por la falta de respuesta que tenemos de los organismos correspondientes”, argumentó Emiliano Roca, uno de los voceros, quien recordó que en el camino recorrido “hemos hecho todo lo que tenemos a nuestro alcance y decidimos acercarnos para ver si nos podía escuchar alguien”.
“Por suerte nos atendió y pudimos transmitirle nuestro problema”, destacó.

El compromiso
 
Tras la espontánea audiencia, Roca indicó en diálogo con El Eco Multimedios que “tuvimos oportunidad de plantearle los inconvenientes que tenemos para acceder a una línea de créditos” que les permita concretar la construcción de las unidades habitacionales previstas dentro del plan.
En ese sentido, recalcó que el tandilense que dirige el organismo previsional nacional “se comprometió a ayudarnos en todas las gestiones ante el Instituto Provincial de la Vivienda y ante la Provincia para tratar de resolver el problema que tenemos de la subdivisión de los terrenos”.
Esa situación puntual, según explicó Emiliano Roca “es la que nos impide entrar en el financiamiento del plan Procrear”.
“Estábamos viendo la posibilidad que Anses nos dé una mano para ver qué es lo que se puede hacer para que se aceleren los tiempos porque el trámite para que los terrenos estén a nombre de cada uno lleva un año y medio y seguimos esperando”, contextualizó.
Con optimismo, el adjudicatario expuso que Diego Bossio concretamente “se comprometió a darnos una mano en armar una reunión con autoridades de la Provincia para evaluar cómo están los trámites, qué es lo que falta para la subdivisión de los terrenos”.
“Y eso nos ayuda mucho porque es una buena forma de apurar estos trámites que sabemos que son muy burocráticos”, expresó.
 
Financiamiento
 
Una vez que se logre la subdivisión de la tierra, los adjudicatarios deberán enfrentar otro inconveniente: Una línea de financiamiento individual que les permita construir las unidades habitacionales.
Al respecto, Roca planteó que en este momento “no podemos ni acceder a un crédito privado porque son imposibles de llegar, casi ninguno de los que estamos en el barrio puede calificar, y tampoco al Procrear porque no tenemos la subdivisión de los terrenos”.
En tanto, el Instituto de la Vivienda que “dio el visto bueno para el barrio, sólo financia 32, y las 246 restantes no”, y en un encuentro con autoridades del organismo, “nos dijeron que el problema de la Provincia es que no hay dinero para viviendas”.
Otra de las voceras, Romina Brodt, reseñó que “el barrio se empezó porque en su momento llegó gente del Instituto de la Vivienda y dio el visto bueno a la cooperativa Falucho para empezar con el barrio”.
Luego “se adquirieron los terrenos, se pagó todo y después el Instituto se borró y ahora sólo financia 32”.
“Nos vamos conformes porque quedaron en ayudarnos a ver cómo va el trámite para acelerar el proceso burocrático que conlleva la subdivisión y la escrituración”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario