Al licenciado Santiago Montoya

Señor Director:

 La presente es una carta dirigida al licenciado Santiago Montoya, que expresa textualmente:
Voy a hacer uso de dos facultades que me otorga la Constitución. Una es expresarme libremente y la otra, imponer de mis bienes a mi antojo, cumpliendo con los impuestos en vigencia.
Señor Montoya, su carta indigna a cualquiera que la lea, por el atropello que significa hacia las personas ?ARBA también lo ve? ¿Qué diría Usted si yo me inmiscuyera en su propiedad?
Es tal la ignorancia rural que los aqueja a ustedes desde su escritorio, que debieran hacerse asesorar por gente del gremio.
¿Sabe Usted que la cosecha de soja se perdió prácticamente en la campaña 2006 por la sequía?, ¿sabe que la del 2007 se perdió en nuestra zona igual que la anterior, pero de trigo por una helada con el trigo en flor?
Así le sirve el satélite para intimidar al contribuyente, sin ningún respeto hacia él.
¿Sabe Usted que es indirectamente nuestro empleado? Que lo que usted cobra es parte de mi contribución al Estado.
No puedo creer que la carta haya sido escrita por Usted, no es digna de un funcionario de su categoría. Si la escribió otro funcionario, no la rubrique, a Usted  no lo favorece.
Deben saber que nosotros dependemos del cielo, podemos hacer todo bien, pero si nos hiela fuera de tiempo o no llueve en su momento, su satélite le mentirá.
Vendemos nuestro destete en remates feria, éste es un predio muy chico, se hacen fardos para el invierno. La rentabilidad es mínima dado la conducción económica del gobierno actual. Enfoque su mira hacia arriba, al gobierno, que nos deje trabajar, que tengamos rentabilidad para que Usted pueda cobrar.
         Carlos B. Leeson
         L.E. 5.347.465

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario