Altamirano afirmó que están dispuestos “a dejar la vida” en la lucha por la tierra

En el marco del posible desalojo compulsivo de los terrenos que fueron tomados hace dos semanas en Villa Cordobita, la referente del movimiento 1 de Octubre, Griselda Altamirano, aseguró que va a “dejar la vida” en la lucha por la tierra y que el responsable de “esa vida que se puede perder va a ser el intendente Lunghi”.

En diálogo con El Eco de Tandil,  Altamirano explicó que hasta ayer no tenía novedades acerca de si el fiscal había solicitado el desalojo compulsivo, pero expuso que “en base a los rumores podemos decir muchas cosas. Yo lo que quiero es tomar contacto con el pedido de desalojo, los fundamentos, porque para mí va a ser muy tirado de los pelos, pero recién a la mañana (por hoy) voy a estar en la Fiscalía para ver si puedo tomar contacto con la causa”.

“En base a la confirmación vamos a esperar la resolución de la jueza, a hacer las apelaciones y a seguir todos los pasos procesales correspondientes. Después, como última instancia, nos preparamos para enfrentar el desalojo, como siempre que intentaron desalojar a algún compañero le hemos puesto el cuerpo a lo que decimos con el pico”, lanzó.

 

Criminalizar la protesta

 

La referente social argumentó que “lo que va a dejar en evidencia, si sale el desalojo, es el grado de corrupción que hay, porque si se logra un desalojo exprés en dos semanas de 130 lotes ocupados cuando un desalojo común lleva 4 ó 5 meses, significa que la presión que está recibiendo la Justicia por parte del Intendente y de todos los bloques del Concejo Deliberante es terrible”.

Y aseveró que “la misma presión están ejerciendo detrás de la jueza, respirándole atrás de la nuca. Entonces, si esta situación se lleva adelante y el abogado (de Cerviño) Carbonetti dijo que en caso de existir una irregularidad prescribió, lo hizo por escrito y lo presentó en el expediente, pedir la prescripción del delito y que pase a archivo la denuncia que yo hice es decir que hay un delito realmente, porque no podés demostrarlo de otra manera”.

Asimismo, fustigó “el grado de impunidad que se garantizó a Mario Cerviño, y se le sigue garantizando, porque en ningún momento yo lo escuché al Intendente pedir que se lo investigue como a un cuatrero, un estafador, un pirata del asfalto que tenía 180 lotes acá”.

Por otra parte, cuestionó que “el Intendente criminalizó la protesta, judicializó a un luchador social. Está totalmente corrido del eje, porque tiene funcionarios corruptos, socios de Cerviño. Juan Pablo Frolik decía que Cerviño era testaferro de la jueza Berkunsky y parece que Cerviño es testaferro de él”.

 

Dejar la vida

 

“Si todos esos poderes se conjugan para presionar a la Justicia para que desaloje a las familias que tienen derecho a poseer, lo que nosotros vamos a hacer es enfrentar como lo hemos venido haciendo”, remarcó.

Y añadió que “incluso en esta etapa en donde nadie denunció, donde todo el mundo sabe que con la tierra los funcionarios, los abogados y los escribanos hacen lo que quieren y nadie tuvo lo que hay que tener para salir al frente a pelear, nosotros lo hicimos”.

“De la misma manera vamos a demostrar, hasta último momento, que estamos dispuestos en la lucha por la tierra a dejar la vida y esa vida que se puede llegar a perder va a ser responsabilidad del intendente Lunghi”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario