Ante el FMI, la Argentina criticó las demandas “ridículas” de fondos buitre que retuvieron la Fragata Libertad

"Argentina se enfrenta aún a demandas extraordinarias, a veces  ridículas de acreedores conocidos como fondos buitres que quieren obtener un tratamiento privilegiado", señaló la declaración del Gobierno ante el órgano máximo de la asamblea del Fondo, el Comité Financiero y Monetario Internacional (CFMI).
El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, no participó en la asamblea y fue sustituido oficialmente por el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino.
Según informó la agencia francesa internacional de noticias AFP, "no fue disponible averiguar si Cosentino leyó la declaración ante el CFMI, ya que a menudo son simplemente depositadas por los países ante ese órgano".
Además, en el escrito, la Argentina también mencionó el conflicto con el FMI a causa de las estadísticas económicas, y aseguró que "siguen las negociaciones".
En septiembre pasado, el Fondo dio tres meses a la Argentina para que entregue respuestas sobre cómo piensa adecuar sus estadísticas a patrones internacionales.
La fragata "Libertad", de la Armada argentina, permanece  anclada en el puerto ghaneano de Tema desde hace once días, después de que un juez de ese país accediera a la demanda de NML Capital, que reclama más de 370 millones de dólares.
El discurso argentino menciona el caso de la Fragata, pero la  versión difundida en el sitio web del FMI lo presenta como "un  intento de incautación".
"A causa de la falta de un marco legal internacional para la  reestructuración de la deuda soberana, Argentina continúa enfrentándose con una minoría de acreedores que impide que se complete el proceso de reestructuración de la deuda", indicó el texto.
El Gobierno argentino decidió enviar a Ghana al vicecanciller Eduardo Zuain y el viceministro de Defensa, Alfredo Forti, para comenzar el diálogo político, aunque también continuará con el reclamo judicial.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario