Ante el reclamo de la Cámara, el Ejecutivo dijo que buscó reducir el impacto impositivo para el sector

Luego de la tensión suscitada a instancias de la molestia que generó el incumplimiento del compromiso de otorgar una audiencia para evaluar los números para 2017, antes de su elevación al Concejo Deliberante, el diálogo entre la Cámara Empresaria y el Ejecutivo, que se celebró este jueves a última hora, permitió exponer las visiones en torno al Presupuesto.
En principio, el reclamo de la entidad promovido por la preocupación ante el aumento de la carga impositiva, obligó a la comuna a brindar explicaciones sobre la propuesta en evaluación.
Durante el intercambio, que se extendió por casi dos horas, defendió los lineamientos expuestos en el proyecto de ordenanza del Presupuesto 2017 para la Administración Central, el Concejo Deliberante y el ente descentralizado Sistema Integrado de Salud Pública, y mediante ejemplos intentó explicar que se ponderó una mirada que redujera el impacto de las tasas en el sector, en medio de un complejo escenario.
En esa línea fue que se estableció una disminución a la Tasa de Protección Ciudadana sobre la base de la Tasa Unificada de la Actividad Económica. “Dimos satisfacción a las inquietudes que tenían de tomar conocimiento sobre cómo iba a ser el año próximo”, valoró el jefe de Gabinete, Mario Civalleri.
En diálogo con El Eco de Tandil el funcionario descartó otras modificaciones en la ordenanza madre y defendió que “el planteo que se les hizo fue precisamente que los aumentos que sufren las escalas pequeñas, en valores absolutos son muy chicos”.
Así, y luego de tomar como ejemplo el impacto que tendrá la suba impositiva, garantizó que “el sector fue respetado en términos de tratar de no aumentar excesivamente la carga tributaria”.

Una “buena reunión”

Repasó que durante la reunión, a la que calificó en forma positiva, los integrantes de la comisión directiva hicieron referencia a la actualidad del sector donde el contexto económico repercute en el nivel de consumo y genera complicaciones para sostener la actividad comercial.
La preocupación giró en torno al aumento de la presión tributaria previsto para el próximo ejercicio, por lo que requirieron una audiencia antes de la elevación del proyecto al Concejo para su tratamiento. Sin embargo el diálogo se concretó este jueves, días después de cumplir con ese trámite.
En ese marco tuvieron oportunidad de explicar el incremento que sufrirá la Tasa Unificada de la Actividad Económica y la disminución aplicada a la alícuota de la Tasa de Protección Ciudadana. “Creo que entendieron que hubo un esfuerzo a la hora de distribuir las cargas fiscales para favorecer al sector”, rescató el funcionario.
A propósito de la reducción el Ejecutivo propuso una baja en el tributo destinado a financiar las políticas en materia de seguridad, que será de diez puntos para los pequeños comercios y de cinco puntos para los medianos y grandes.
Esta circunstancia permitirá al contribuyente abonar, a igual facturación en diciembre y enero “lo mismo o un poco menos”, graficó, y valoró que de este modo “hemos tratado que el sector comercial y de servicios recibiera un impacto menor, atendiendo la situación actual”.

Equilibrio en las cargas

De todos modos, Civalleri marcó que “claramente la carga tributaria del Municipio no es la más grande”, apuntando a los impuestos nacionales y provinciales, y agregó que “así y todo le tratamos de explicar que habíamos tratado de tener una mirada especial sobre el tema”.
En ese sentido, y en conocimiento de la compleja actualidad del comercio, enfatizó que “hemos tratado de equilibrar lo más posible las cargas a la hora de distribuir la carga fiscal”.
“Escucharon la explicación, me parece que tenían la sensación de que iban a tener un impacto mayor”, opinó.
Por otro lado el jefe de Gabinete deslizó que el sector comercial es el más beneficiado con las acciones que se promueven desde el Municipio, actividades culturales o deportivas y con el turismo.
Así dijo que representan al sector que “recibe primero que nadie el impacto favorable”, y agregó que “cuanto más se mueve la ciudad, el sector que recibe esos beneficios es el comercial”, en comparación con el industrial o agropecuario.
De todas maneras consideró que es “entendible” el planteo realizado y valoró que “se dieron las explicaciones que esperaban escuchar”.

“Consideración especial”

Evitando definiciones en torno a la viabilidad del reclamo, Civalleri sostuvo que “cada sector tiene dificultades y trata de obtener las mayores consideraciones posibles; respeto su mirada como la de cualquier otro”.
“Dimos nuestras explicaciones y espero que hayan sido satisfactorias. Creo que el Municipio hizo una consideración especial en la carga fiscal para el sector”, insistió.
También le bajó el tenor a la tensión que se suscitó ante la molestia que causó entre los dirigentes de la Cámara el incumplimiento de la reunión comprometida para estudiar los números al resaltar que la relación con la entidad es “muy buena y amigable”.
De todas maneras el encuentro sirvió para aclarar las razones del desencuentro en función de los plazos previstos para la elevación del proyecto al Legislativo. Pese a ese punto Civalleri enfatizó que “no hay un tema de disgusto ni pelea”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario