Tras la advertencia de farmacéuticos, se liberó un pago que permitió destrabar la situación

Ayer, luego de la advertencia a partir de una deuda por los medicamentos dispensados en el marco de un acuerdo con PAMI y la industria farmacéutica, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires confirmó que este martes se liberó un pago por los medicamentos dispensados a los jubilados y pensionados.

En un comunicado titulado “no se puede especular con la salud de nuestros jubilados y la integridad de las farmacias”, la entidad informó que la industria farmacéutica hizo un pago por doscientos millones de pesos.

El monto entregado “había sido retenido inexplicablemente por la Industria. Si PAMI le giró los fondos correspondientes, ¿por qué los retuvo? ¿PAMI paga y no controla que el administrador del convenio le pague a las farmacias?”, planteó.

De acuerdo al documento la suma que abonaron equivale al 10 por ciento de lo que adeudan a las farmacias por los medicamentos que ya fueron dispensados desde el mes de marzo de 2016.

“Para contener el reclamo genuino de miles de profesionales farmacéuticos que no pueden dar servicio a sus jubilados, los laboratorios que administran el convenio de PAMI sólo prometieron nuevos pagos a futuro”, indicó y agregó que después de varias horas de reunión “otra vez hicieron la misma propuesta de siempre para calmar la queja pública: un cronograma de pagos a las farmacias”.

Por esa razón insistió “debemos seguir advirtiendo a nuestros jubilados y pensionados que con esta forma de pago, PAMI y los laboratorios dañan a las farmacias y al servicio de salud”, y en esa línea ratificó que “son los farmacéuticos quienes conocen las caras de los adultos mayores” mientras que “para la industria sólo se trata de números”.

“Nosotros pensamos en brindar la prestación que se merecen, de la forma más eficiente y con un manejo eficaz de los recursos económicos del Estado, que son los de todos los ciudadanos”, defendió.

El reclamo por el
“pago inmediato”

Sobre el final del comunicado el Colegio de Farmacéuticos bonaerense resaltó que “la deuda con las farmacias asciende a mil ochocientos millones de pesos”, por lo que reclamó que “necesitamos que nos paguen de inmediato las prestaciones ya brindadas, para cumplir con el pago a las droguerías proveedoras y poder normalizar la dispensa de medicamentos con cobertura ciento por ciento, un cronograma escrito que se cumpla entre la industria farmacéutica y las farmacias y que se respeten los compromisos adquiridos y honren sus obligaciones”.

La advertencia

En un primer comunicado enviado a esta Redacción el martes la entidad informó que “varias veces prometieron pagar la deuda con las farmacias, sin embargo llegamos a septiembre y todavía no pagaron los medicamentos que ya dispensamos en marzo”, acusando que el acuerdo PAMI / Industria no se cumple”.

Añadió que “a pesar de las promesas y los cambios de gestión las deudas con las farmacias siguen creciendo”, sosteniendo que “hace semanas el PAMI y la industria farmacéutica, que produce los medicamentos que las farmacias dispensamos a nuestros jubilados, firmaron un acuerdo para saldar las deudas pendientes, sin embargo, las farmacias no cobramos lo que se nos debe”.

Señaló que “quizá la obra social haya ordenado sus cuentas, pero las farmacias seguimos en la crisis que genera el atraso en los pagos, a pesar de lo cual seguimos atendiendo a nuestros pacientes beneficiarios del PAMI”.

Al respecto detalló que “esta semana la situación se volvió insostenible porque volvieron a cortar la cadena de pagos y no podemos reponer los medicamentos que ya dispensamos hace meses”, por lo que se advirtió que las posibles consecuencias de estos atrasos “serán responsabilidad de los firmantes del convenio PAMI / Industria”.

“Los farmacéuticos hemos sostenido sin pausa la provisión de medicamentos a los jubilados y ya no podemos seguir esperando el cobro de las prestaciones en estos términos”, acotó, a la vez que describió que “la deuda con las farmacias supera los dos millones de pesos y lejos de achicarse con este acuerdo sigue aumentando y deteriora severamente la sustentabilidad de las farmacias”.

“Los insumos para diabéticos dispensados en marzo –siguió el comunicado- aun no fueron cancelados, los medicamentos al ciento por ciento dispensados en abril tampoco fueron cancelados, sin embargo las farmacias deben abonar los medicamentos a las droguerías a los quince días”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario