Ante la CET y el Municipio, presentaron idea para ubicar cámaras de seguridad en las calles

Un proyecto para ubicar un sistema de cámaras de seguridad en la vía pública de distintos puntos de la ciudad, fue presentado en la Cámara Empresaria Tandil durante un encuentro en el que estuvieron presentes autoridades de esa entidad y representantes del gobierno municipal de Miguel Lunghi.
Así lo pudo confirmar El Eco de Tandil de diversas fuentes, quienes adelantaron que la empresa que acercó la iniciativa es la misma que -por estos días- trabaja en la preparación de los semáforos con onda verde ubicados desde avenida Monseñor de Andrea hasta Espora y Ruta Nacional 226.
Sobre la particularidad del proyecto de cámaras de monitoreo presentado en los altos que la CET posee en calle Mitre, las mismas fuentes describieron que la iniciativa fue bien recibida tanto por los empresarios como por los funcionarios, justo cuando los hechos delictivos en algunas zonas comerciales tandilenses se reiteran desde mediados de septiembre a esta parte.
Lo único que trascendió, en tal sentido, es que la calidad del monitoreo permitiría hasta escanear los rasgos físicos de personas aunque lleven sus rostros cubiertos, inclusive en horas nocturnas.
La tendencia, se ha profundizado desde mediados de este 2008 ante la reiteración de los hechos delictivos.
Los intendentes de la Provincia empezaron a tejer una red de cámaras de seguridad para vigilar 24 horas los centros comerciales, zonas bancarias, plazas, avenidas, estaciones de trenes y áreas de boliches.
La seguidilla de delitos empujó a los jefes comunales a involucrarse aún más en un tema que según ellos mismos es responsabilidad de la Gobernación. Lo cierto es que a las 103 cámaras que ya funcionan en cinco distritos se les sumarán otras 584 antes de fin de año, para así abarcar 14 municipios.
El plan se generalizó en los últimos tres meses y va de la mano de la escalada de violencia que sufrieron los municipios. Por eso no llama la atención que entre los intendentes que resolvieron colocar cámaras aparezcan el de Campana, San Isidro y La Plata, tres municipios que fueron noticia por olas de delitos.
A estos distritos se les suman Lomas de Zamora, Esteban Etcheverría, Almirante Brown, San Miguel, Morón, La Matanza y Vicente López. Mientras que Ituzaingó, San Fernando, Tigre y Ezeiza ya están realizando algún tipo de monitoreo.

Inversiones de 2 a
4 millones de pesos

Los intendentes aseguran que las cámaras ayudan a disuadir a los delincuentes, sirven para alertar a la policía sobre sospechosos y pueden contribuir a esclarecer delitos, ya que en todos los casos las imágenes son o serán grabadas y almacenadas.
En la mayoría de los casos, las centrales de monitoreo funcionan (o lo harán) en sedes municipales, aunque entre el personal que opera y visualiza las cámaras hay generalmente policías. Los equipos que instala cada distrito varía entre domos (equipos que se mueven 360 grados) y cámaras fijas. Cada aparato tiene un alcance que va de 200 a 800 metros.
En Tigre, operan 40 cámaras desde julio y tienen proyectado colocar 210 más. Es el plan más ambicioso de toda la Provincia, ya que prevé una inversión de $ 4 millones.
En La Matanza, el intendente, Fernando Espinosa, planea invertir $ 2 millones para colocar antes de fin de año 100 cámaras en plazas, accesos y centros comerciales. Además, tiene previsto que en la sala de monitoreo también se pueda visualizar el recorrido que hacen los patrulleros, equipados con GPS, un aparato que permite rastrear el móvil a través de un satélite.
Lejos de incomodar a la Gobernación, el plan de los intendentes seduce al ministro de Seguridad, Carlos Stornelli. Tanto que el ex fiscal convocó a Néstor Franco, impulsor de las cámaras en Ezeiza hace dos años, a sumarse como funcionario y a promover el sistema. Lleva recorridos 38 municipios. Por ahora, de los municipios, sólo La Plata aseguró que tendrá un aporte económico provincial para instalar cámaras.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario