Ante la crisis financiera, Brasil estudia recortar los gastos públicos y postergar programas sociales

“Vamos a cortar lo necesario en caso de que no haya dinero. Si precisamos pasar el cuchillo para equilibrar el presupuesto, lo haremos”, dijo el ministro de Planificación brasileño, Paulo Bernardo.
De acuerdo a la agencia de noticias ANSA, en una entrevista de portada del diario O Globo, Bernardo sostuvo que algunos programas sociales podrán ser afectados: “No vamos a cortar los planes sociales; podemos postergar la implementación de algunos programas sociales, pero preservaremos los esencial”, dijo Bernardo.
El plan social Bolsa Familia, uno de los grandes motivos de la popularidad del presidente Luiz Lula da Silva en las regiones más pobres del país, llega a 40 millones de personas.
El ministro fue consultado sobre una desaceleración en el crecimiento de Brasil en 2009, lo que generaría menos recaudación para las arcas públicas a raíz de la crisis financiera mundial.
“Supongamos que haya una desaceleración. No sabemos cuanto puede frenarse el crecimiento y la recaudación. Desde el año pasado sabemos en el gobierno lo que debemos hacer en caso de que existan menos recursos”, dijo Bernardo, cuya cartera es responsable por el presupuesto brasileño.
Bernardo remarcó que un posible recorte no afectará al Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), el megaplan de infraestructura y obras públicas proyectado hasta 2011 con inversiones totales de 230.000 millones de dólares, que es uno de los grandes objetivos del segundo gobierno de Lula.
“En caso de necesidad cortaremos todo fuera del PAC”, dijo Bernardo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario