Aumenta un 6,5 por ciento la carga impositiva sobre los combustibles

El Eco

La AFIP oficializó que desde hoy aumentará 6,5 por ciento el impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, lo que repercutirá en los surtidores si no prospera un acuerdo con las petroleras para absorberlo en forma temporal.

La medida que cambia la forma de calcular la carga impositiva sobre los combustibles fue oficializada a través de la Resolución General 4257, que además establece una actualización trimestral del monto fijo en pesos según la inflación.

El organismo recaudador que conduce Leandro Cuccioli dio a conocer los importes actualizados considerando la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC) que publica en su página oficial el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La norma es explícita en que se deben tomar los índices de enero, febrero y marzo, que marcaron 1,8 por ciento, 2,4 por ciento y 2,3 por ciento, respectivamente, y acumularon 6,5 por ciento.

El próximo ajuste trimestral regirá desde el primero de septiembre, con los IPC de abril, mayo y junio.

Por ese motivo, por cada litro de nafta que se vende en una estación de servicio en el país el Estado nacional retendrá 7,177 pesos, mientras que para el gasoil la retención para el fisco será de 4,426 pesos; antes, se pagaba 6,726 y 4,148 pesos, respectivamente.

Asimismo, la AFIP tributará un 0,440 pesos adicional por litro de nafta para combatir la contaminación que provoca el humo de los caños de escape y de 0,505 en el caso del gasoil; los valores anteriores eran de 0,412 y 0,473 de pesos.

El renovado impuesto se aplicará sobre el 88 por ciento del valor de las naftas en las estaciones, ya que el 12 por ciento restante corresponde a bioetanol, que está exento.

En el caso del gasoil se paga sobre el 90 por ciento del precio, porque el diez por ciento se mezcla con biodiesel, también libre de impuestos.

En definitiva, el impacto en los surtidores será de 41 centavos en las naftas y de 27 centavos en el gasoil, según tributaristas.

Teniendo en cuenta que el litro de súper en las estaciones YPF de la ciudad de Buenos Aires se paga 25,24 pesos y el gasoil común 22,06 pesos, las petroleras podrán aplicar un ajuste de hasta 1,62 por ciento para la primera y de 1,22 por ciento para el segundo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario