Autoridades de Niñez y Adolescencia avanzaron en Tandil en el diseño de programas y proyectos

Ayer se realizó en Tandil el Segundo Encuentro Regional del Consejo Provincial de Niñez y Adolescencia con el objetivo de fortalecer los espacios de diálogo entre los distintos servicios que integran el Sistema de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

La jornada se desarrolló en el Centro Cristiano La Roca y estuvo encabezada por el director provincial de Promoción y Protección de Derechos, Guillermo Sidoli. En la oportunidad, también estuvieron presentes la coordinadora del Programa de Calle, Luciana Hernández; la directora de Programas de Promoción Comunitaria, María Eugenia Herrera; y el director de Servicios Zonales y Locales, Fabián Hernández.

Participaron además la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri; junto al subsecretario, Pablo Civalleri; la coordinadora del Servicio Zonal, María Marino; la directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Virginia Ramírez, y del Servicio Local, Gabriela Fernández.

En la ocasión, se buscó avanzar en el diseño de programas y proyectos orientados a la prevención y promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes en base a las problemáticas y requerimientos propios de cada territorio con el objetivo de ser presentados en la instancia plenaria del Consejo Provincial, que se concretará el 23 y 24 próximos en Mar del Plata.

En ese marco el director provincial Guillermo Sidoli dialogó con El Eco de Tandil y explicó que estos encuentros vienen llevándose adelante desde principios de año y el primero tuvo que ver con la articulación del Sistema Penal Juvenil con el Sistema de Protección de Derechos, entendiendo que el mismo chico que tiene conflicto con la ley es el mismo que tiene sus derechos vulnerados.

Concretamente, sobre la tanda de reuniones que finalizó ayer en Tandil, detalló que se abordaron los programas de Promoción Comunitaria: centros de día, talleres de crianza y programas de operadores de calle, con el fin de transmitir a los servicios locales cuáles son los programas vigentes y, a su vez, recoger y escuchar cuáles son las problemáticas específicas de ellos y de qué manera se los puede ayudar.

Subrayó que en ese marco el objetivo además era debatir y definir propuestas para presentarlas en la instancia plenaria del Consejo Provincial.

Expresó que estos encuentros regionales resultan muy ricos, ya que los municipios y los servicios locales se llevan consigo recursos para poder implementarlos en sus distritos.

Los desafíos
a futuro

Por su parte, Sidoli planteó que el mayor desafío como organismo de protección es poder instalar en la sociedad que los derechos de los chicos son responsabilidad de todos.

“Cuidarlos y evitar la exclusión que sufren los chicos, que terminan siendo jóvenes en conflicto con la ley pero que empiezan siendo excluidos de su familia, la escuela y entender que nuestra tarea tiene que ser incluirlos, contenerlos y acompañarlos. Ese es el mayor desafío”, sostuvo el funcionario provincial.

En ese sentido, contó que uno de los programas que se presentó ayer en el segundo encuentro regional fue el de Operadores de Calle, que consiste en salir a buscarlos, hacer un vínculo significativo con ellos y empezar a trabajar para incluirlos con sus singularidades.

“Ese tiene que ser el trabajo, aquellos que están quedando por fuera, ir a buscarlos, tomarlos de la mano y traerlos de vuelta”, subrayó.

La detección
temprana

En paralelo, señaló también el trabajo vinculado a la prevención, que se realiza con los centros de Día, el programa Envión y las unidades de Desarrollo Infantil, pero a su vez en capacitación con escuelas y sistemas de Salud para la detección temprana en los territorios de distintas situaciones para que “el chico no pierda sus derechos, porque la vulneración de derechos es un camino progresivo”.

Por lo tanto, afirmó que “el objetivo es atacar a tiempo esas situaciones para evitar la escalada y, cuando estas situaciones escalaron mucho, ir a buscarlas y traerlas de nuevo para atrás”.

El trabajo
en Tandil

Por último, el director provincial de Promoción y Protección de Derechos destacó el trabajo que realizan articuladamente los servicios Local y Zonal en Tandil.

“Tenemos la suerte de que el Servicio Zonal está conformado por un equipo que ya cuenta con experiencia y que articula muy bien con un Servicio Local que responde y que tiene mucha disposición a crecer, particularmente en esta ciudad, y tenemos convenios con varias instituciones”, rescató.

Sobre la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, destacó que “la perspectiva es que crezca. Entiendo que es, tanto la decisión de la Secretaría de Desarrollo Social, como la voluntad de la directora Ramírez, así que estamos muy contentos de que la ciudad sea sede de este encuentro”.

El año próximo llegará a los barrios de la
ciudad el programa Operadores de Calle

Por su parte, la coordinadora del Servicio Zonal María Marino anunció novedades para Tandil. En principio, detalló que el año próximo se implementará el programa Operadores de Calle, a través de un convenio rubricado entre el Municipio local y el organismo provincial de Niñez y Adolescencia.

Adelantó que, en la ciudad, la idea será enfocarlo “al trabajo en los barrios con más vulnerabilidad social”.
Contó que es un proyecto que fue evaluado junto a la directora comunal de Niñez, Adolescencia y Familia, Virginia Ramírez, con quien viajó a La Plata días pasados, marco en el que se tomó la decisión de firmar el acuerdo para el año próximo.

“Vamos a empezar con una capacitación para quienes quieran ser operadores para luego evaluar qué barrio será el primero donde se empiece a trabajar. Seguramente se va a hacer un monitoreo general de la ciudad para pensar en qué barrio realizar la primera intervención”, anticipó.

Si bien en Tandil subrayó que “no existen chicos en situación de calle, es decir, que vivan en la calle, lo que sí existen son situaciones en barrios, en donde los chicos se encuentran en las esquinas o en las plazas hasta altas horas de la madrugada, o con algún tipo de consumo, lo que lo lleva a estar en conflicto con la ley penal”.

En consecuencia, Marino señaló que la idea es trabajar con estos grupos para luego hacer un nexo con los servicios o con las organizaciones comunitarias, instituciones barriales, para ofrecerles algo más interesante que el estar en esa situación. “Poder generar ese espacio en un ámbito de juego, de capacitación laboral, de educación o deporte”, finalizó.

La articulación
con los municipios

Actualmente, desde el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia se trabaja de manera activa con los municipios que todavía no se adhirieron a la Ley 13298; en la unificación de los sistemas de información Registro Estadístico Unificado de Niñez y Adolescencia (Reuna) y del Registro Integral de Niños y Adolescentes (Reina); en la articulación entre los centros de referencia y los servicios zonales y locales; en la creación de nuevos protocolos y la modificación de manuales de procedimiento; en la conformación de mesas de trabajo interministeriales e interinstitucionales; en el fortalecimiento de recursos destinados a la infancia y la adolescencia en materia de infraestructura, apoyo económico, asistencia técnica y capacitación, entre otros proyectos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario