Baja el telón el Festival Tandil Cine

“Nací en Ramos Mejía, realmente no me siento porteña, me gusta mucho el interior del país. Soy de emocionarme mirando el obelisco, la típica cosa del que viene de afuera y aún trabajando allí me pasa”, comenzó diciendo Erica.
Ganadora de varios premios Martín Fierro, El Centinela y Konex, la joven mujer que comenzó a estudiar teatro con el gran Lito Cruz y abandonó su carrera universitaria de psicología, contó cómo arrancó todo: “Creo que mi vocación viene de mis abuelas que querían ser actrices y como eran pobres no podían. Pienso –agregó- que la pobreza hace que la gente no pueda tener libertad ni siquiera de pensamiento. Ni pensarse como actriz. Una de ellas era actriz de la vida, nos leía cuentos y actuaba para nosotros y cuando se enteró de mi vocación para ella fue algo maravilloso. Aunque esto no les convenció a mis padres tuve que aceptar ir a estudiar a la Universidad, hice cuatro años de psicología y me permitieron estudiar al mismo tiempo actuación con Lito Cruz, Augusto Fernández y otros grandes, eran clases costosas pero ellos me lo pagaban con esfuerzo porque querían que –como ellos- tuviera una carrera universitaria”.
Sobre la primera oportunidad de trabajo contó: “A los 19 años estaba con Lito y él hacía un programa, ´Mi mamá me ama´, de Alejandro Doria y para mí fue muy importante porque lo veía y me gustaba y como se necesitaban extras me preguntaron y dije que sí. Me llamaron y fue mi primer trabajo pago, porque antes hacía teatro independiente. Seguí siendo extra y de ese modo podía pagarme otras clases de teatro, iba menos a la facultad y le tenía que mentir un poco a mis papás y era medio difícil y con el tiempo dejé la facultad, se enojaron y me fui de casa como un modo de separarme de todo eso. En ese momento mi maestro Augusto Fernández me llamó para hacer una obra de teatro en el Cervantes”.
-¿Cuál fue su desafío más grande?
-Hace unos años hice una película de la directora Anahí Berneri, “Por tu culpa”, que es la historia de una madre con dos hijos chiquitos y todo sucede durante la noche, un nene se cae o ella lo tira y van al hospital y la acusan de que los nenes están golpeados. Es una historia muy íntima y chiquita porque además sucede en esa noche, está filmada con la cámara muy  de cerca y es un tema que me toca mucho como es el maltrato. Se habla también sobre conocer o no los límites y fue un desafío hacerla.
-¿Mira televisión?
-No, me parece que es un buen ejercicio no mirar tanta tele para tener otros espacios de pensamiento, tampoco leo muchos diarios para poder tener liberada cierta zona de mi imaginación que se contamina muy fácilmente.
-¿Cuáles son sus gustos cuando no actúa?
-Me gusta estar con mis plantas, con mi hija, mi marido y pasarla bien juntos.
-¿Cuál considera que fue el papel que la hizo conocida masivamente?
-El de María Elena en “Casados con hijos”, que una de las cosas más lindas que me pasó en la carrera ya que pude llegar a gente que no me conocía y los capítulos se continúan repitiendo y el público los disfruta y son todos muy cariñosos con ese personaje que disfruté mucho interpretándolo.
Para agendar
En La Vidriera del próximo domingo, una entrevista mano a mano con esta gran actriz argentina.
 
FOTO ERICA RIVAS
La actriz Erica Rivas, jurado del certamen cinéfilo.
 
La programación de hoy
Teatro Del Fuerte
17: “Los posibles”
18: “Kartun, el año de Salomé”
21: Ceremonia de Clausura
Entrega premio a la Trayectoria a Mercedes Morán
A continuación de la ceremonia de clausura se proyectará “La voz de Latinoamérica”.
“Los posibles” 
Documental
Argentina, 2013, color
Directores y guionistas: Santiago Mitre y Juan Onofri Barbato
Intérpretes: Alejandro Alvarenga, Alfonso Barón, Daniel Leguizamón, Jonathan Carrasco, Lucas Araujo
Directores de fotografía: Fernando Lockett, Pablo Parra
Director de sonido: Santiago Fumagalli
Productora: Agustina Llambi-Campbell
Duración: 55 minutos
Es una obra que indaga sobre las imágenes que se desprenden de los cuerpos de sus protagonistas. Esas que provienen de lugares desconocidos, que llenan de dudas y desestabilizan. La obra busca acortar el espacio entre el espectador y el artista, intentando fragilizar a ambos, para abrirlos a una experiencia de intercambio. Entonces comienza la danza, cuando lo que se cree estático se moviliza, cuando la música empuja por debajo y la fuerza de los jóvenes en movimiento parece poderlo todo.
 
 
 
Foto mercedes moran
Hoy, en la ceremonia de clausura se le realizará un homenaje a la actriz Mercedes Morán.
 
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario