Barcelona alcanzó la gloria en Berlín y vuelve a estar en lo más alto de Europa

Barcelona venció ayer a Juventus 3-1 en el Estadio Olímpico de Berlín y coronó un histórico triplete con la conquista de la cuarta Liga de Campeones de Europa en la era del astro argentino Lionel Messi.
El mediocampista croata Iván Rakitic (4’ PT), el delantero uruguayo Luis Suárez (23’ ST) y el atacante brasileño Neymar (52’ ST) marcaron los goles para el equipo catalán, que añadió la “Orejona” tras consagrarse esta temporada en la Liga de España y la Copa del Rey.
Juventus, que buscaba el mismo objetivo luego de festejar su cuarto “scudetto” consecutivo y la Copa de Italia, alcanzó el empate parcial con un tanto del delantero español Alvaro Morata a los 9 minutos del segundo período.
El conjunto español se convirtió en el primer club de la historia en conseguir por segunda vez la triple corona, que ya había festejado en 2009 bajo la dirección técnica de Joseph Guardiola. La de ayer fue su quinta “Champions” (1992, 2006, 2009, 2011 y 2015) y cuarta de la era Messi. A los italianos se les atragantó la tercera estrella continental (fueron campeones en 1985 y 1996) como sucedió las tres veces anteriores a las que habían arribado a la instancia decisiva: 3-1 con Borussia Dortmund en 1997, 1-0 con Real Madrid en 1998 y 3-2 por penales con Milan en 2003.
La finalísima en Berlín tuvo participación de cuatro argentinos que jugarán desde el sábado la Copa América Chile 2015: Messi y Javier Mascherano como titulares en la formación “blaugrana”; Carlos Tevez (titular) y el tucumano Roberto Pereyra (ingresado) en el perdedor.
A lo campeón jugó Barcelona durante el primer cuarto de hora, en el que no sólo marcó el primer tanto del partido sino que además redujo a su rival a la mínima expresión y lo superó con una nitidez inusual para un partido de tal magnitud.
Presión alta, circulación a un toque en todos los sectores del campo, desmarque para quebrar las líneas del rival y certeras asociaciones fueron las virtudes del conjunto español para marcar tendencia en un estadio colmado por 78 mil personas.
Un vertiginoso y preciso encuentro por izquierda entre Neymar, Iniesta y Rakitic derivó en la apertura del marcador ante un rival intimidado por la soberbia del juego “culé”, que tuvo manifestaciones de altísima calidad en ese pasaje del encuentro.
Como aquélla que terminó en una salvada increíble de Gianluigi Buffon, con un manotazo a contra pierna que evitó un remate de primera de Dani Alves dentro del área, después de otra elaboración perfecta en la que participaron Messi y Suárez.
Pasado el cuarto de hora, Barcelona bajó la intensidad de su juego, Juventus se acomodó en la faz defensiva y el partido tuvo mayor equilibrio, pero sin riesgo de alterar el marcador. Tevez y Alvaro Morata jugaron lejos del arco de Ter Stegen y los italianos sólo llevaron peligro con remates externos del chileno Arturo Vidal o Claudio Marchisio.
Los catalanes nunca perdieron el control de las acciones, aunque sí mostraron menor profundidad en relación al inicio. Sin embargo, ello no fue impedimento para amenazar a la “Juve” ante cada aparición de Neymar, Suárez o Messi, que durante el primer tiempo jugó mayoritariamente recostado por la derecha.
Al comenzar el segundo, en cambio, “La Pulga” lideró el ataque por todo el frente y Barcelona se acercó al 2-0 en tres oportunidades que no terminaron en gol por las manos de Buffon y los tiros altos de Suárez y el rosarino.
Pero la final tuvo un quiebre a los 9 minutos del segundo tiempo cuando los italianos alcanzaron un insospechado empate en una contra iniciada por el defensor suizo Stephan Lichtsteiner. Su centro rasante que cruzó el área fue conectado de media vuelta por Tevez y el rebote entregado por Ter Stegen capitalizado por Morata.
Desde entonces, Barcelona acusó el golpe psicológico y Juventus creció notablemente, con firmeza para recuperar la pelota en campo propio y convicción para pasar al ataque en bloque. A los 17 minutos, tras una rápida combinación en ofensiva, Tevez remató apenas por encima del travesaño en la puerta del área como demostración de un nuevo escenario en el juego.
Si el empate sucedió cuando nadie lo esperaba, el segundo tanto de Barcelona también, porque fue en el mejor momento del cuadro turinés.
Claro que poco le importó a Messi, gestor de la jugada del 2-1. El astro ensayó una furiosa corrida con pelota dominada y, antes del cruce de los centrales, lanzó un tiro fuerte y bajo que Buffon rebotó para que Suárez la enviara a la red de primera.
Un verdadero alivio para Barcelona, que dos minutos después logró el tercero pero fue anulado por el árbitro turco Cüneyt Cakir, que sancionó una mano involuntaria de Neymar después de que conectara con cabezazo tras centro de Jordi Alba desde la izquierda.
Juventus no tuvo reacción tras la conquista que le cortó su momento de inspiración y más allá de algún apremio en el tramo final del partido, los dirigidos por Luis Enrique defendieron bien la ventaja con la chance latente de liquidar el partido con otro gol.
Algo que sucedió en la última jugada del partido, ya en el séptimo minuto adicionado. Pedro encabezó una réplica con el rival lanzado en campo español y Neymar venció la resistencia de Buffón con un certero derechazo que fue un desenlace perfecto para el festejo del triplete.

SINTESIS                           (((((((((((INVERTIDO))))))

 

BARCELONA 3

Marc Ter Stegen; Dani Alves, Gerard Piqué, Javier Mascherano y Jordi Alba; Iván Rakitic, Sergio Busquets y Andrés Iniesta; Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar. DT: Luis Enrique.
JUVENTUS      1

Gianluigi Buffon; Stephan Lichtsteiner, Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci y Patrice Evra; Claudio Marchisio, Andrea Pirlo y Paul Pogba; Arturo Vidal; Carlos Tevez y Alvaro Morata. DT: Massimiliano Allegri.
Cancha: Estadio Olímpico (Berlín). Arbitro: Cüneyt Cakir (Turquía). Goles: PT: 4’ Rakitic (B). ST: 10’ Morata (J), 23’ Suárez (B) y 52’ Neymar (B). Cambios: Xavi Hernández por Iniesta (B), Roberto Pereyra por Vidal (J), Fernando Llorente por Morata (J), Kingsley Coman por Evra (J), Jéremy Mathieu por Rakitic (B) y Pedro por Suárez (B). (Télam).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario