Bolivia le ganó ajustadamente a Ecuador y sueña con la clasificación

El seleccionado de fútbol de Bolivia, con un gran primer tiempo, sorprendió al vencer hoy a su par de Ecuador por 3-2 en el estadio Elías Figueroa Brander de Valparaíso, en un partido por la segunda fecha del Grupo A, y dio un paso importante para avanzar a los cuartos de final de la Copa América de fútbol Chile 2015.

Los goles del conjunto que conduce Mauricio Soria los convirtieron Ronald Raldes, Martín Smedberg y Marcelo Moreno Martins, de tiro penal, a los 5, 18 y 43 minutos del primer tiempo, respectivamente; mientras que Enner Valencia y Miller Bolaños, a los 2 y 36 del segundo, sucesivamente, descontaron para el equipo ecuatoriano.

Además el arquero boliviano Romel Quiñónez, la gran figura de la cancha, le atajó un tiro penal Valencia, a los 38 minutos de la etapa inicial.

Bolivia, con la victoria (la primera en los últimos 18 años), mantuvo el invicto y llegó a 4 unidades; en tanto que Ecuador, con la derrota (la segunda en el torneo), sigue sin sumar puntos y puso en riesgo su clasificación a los cuartos de final.
Los primeros 45 minutos mostraron a Bolivia como claro dominador, con solidez en el fondo y con una eficacia notable en ataque.

El 4-4-2 al que apostó el director técnico Mauricio Soria más el gol “tempranero” de Raldes (ex Rosario Central y Colón de Santa Fe), a los 5 minutos, le simplificaron el trabajo al equipo boliviano.

AMPLIAR

A partir de éso, Bolivia mostró buen manejo de la pelota en la mitad de la cancha y profundidad en la ofensiva y, fruto de éso, llegó el 2-0 de Smedberg, a los 18 minutos.

Ecuador, con un 4-4-2, fue un desastre en defensa, pero con el 0-2 empezó a atacar a Bolivia y dispuso de sus chances de riesgo para llegar al descuento. La más clara fue el penal que Romel Quiñonez, a puro reflejo, le atajó a Valencia, a los 38 minutos.

El disparo de los doce pasos fue ejecutado en dos ocasiones, en la primera Valencia había vencido a Quiñonez, pero el juez salvadoreño Joel Aguilar lo hizo repetir por invasión de varios jugadores ecuatorianos. La segunda ejecución tuvo al arquero boliviano como protagonista de la acción, al contener el remate.

Bolivia, que a esa altura perdió la solidez defensiva, no así su vocación ofensiva, aumentó la ventaja, a los 43 minutos, con un penal de Moreno Martins.

El entrenador de Ecuador, el argentino Gustavo Quinteros, movió piezas en el entretiempo con los ingresos de Alex Ibarra por Pedro Quiñonez y Juan Cazares (enganche de Banfield) por Fidel Martínez y rápidamente descontó con el gol de Valencia, a los 2 minutos.

El 1-3 motivó al conjunto ecuatoriano, que profundizó cada vez más sus ataques, y llenó de nervios a Bolivia, que reiteró las fallas en defensa de los últimos minutos del período inicial.

Entonces, el partido entró en un desorden absoluto, Bolivia se replegó con todos sus jugadores en su propio campo y prácticamente no dio dos pases seguidos, y Ecuador se volcó con todos sus futbolistas en ataque, aunque solo Cazares mostró criterio y algo de claridad en los metros finales.

Dentro de ese contexto, el arquero boliviano Romel Quiñonez se convirtió en figura, ya que tuvo varias buenas intervenciones.
Sin embargo, sobre los 36 minutos, apareció Miller Bolaños y, con un remate tremendo desde afuera del área, estableció el 2-3.

Para el final quedaron un disparo de Christian Noboa que se estrelló en el travesaño (38m.) y otro de Cazares que desvió Quiñonez (41m.), las últimas dos chances de Ecuador, y nada más.

Así Bolivia festejó su primer triunfo -con olor a clasificación- en la Copa América, algo que no sucedía desde 1997, cuando fueron el país anfitrión y perdieron la final ante Brasil por 3-1.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario