Camioneros apostados en La Vasconia lamentaron el escaso apoyo de colegas

Los camioneros nucleados en Atcade (Asociación de Transportistas de Cereales y Afines por sus Derechos) cumplieron ayer la segunda jornada de paro y protesta en la rotonda de La Vasconia, en el cruce de las rutas 226 y 74. Detectaron y retuvieron a tres transportes que circulaban con maíz, pellet de soja y soja, que permanecían anoche a la vera del camino. En simultáneo, no hubo avances en las reuniones que se desarrollaron en Buenos Aires, en donde se negocia la derogación de la ley peso-potencia y la actualización de las tarifas.

En medio de la protesta, el delegado local de Atcade, Carlos Marcote, expresó que “hay mucha gente que lamentablemente sigue cargando. En esto hay que ser solidario. Puede ser que las personas que tengan los equipos grandes tengan más trabajo, pero hay muchas familias que quedan fuera del sistema sin ningún ingreso económico”, aseguró.

En tanto, Pablo Girves, el delegado regional que llegó de Tres Arroyos en apoyo a la protesta, describió que “acá tenemos diez compañeros que son de la Cooperativa Agroganadera de Tandil, y tenemos unos veinte compañeros que están trabajando con camiones iguales que estos y siguen. O sea que mientras ellos están en el paro, sus compañeros siguen trabajando y tratando de sacar ventaja de la gente que está en el paro”.

Por ese motivo, evaluó que los camioneros tandilenses “están totalmente desunidos” y son “contados” los que participan en la manifestación. Como contraposición, señaló que en Tres Arroyos hay 600 camiones en las rotondas, 400 en Balcarce, 300 en Lobería, 800 en Bahía Blanca, 800 en Necochea y 600 en Deró. Pero además, están los accesos a los puertos cortados y hay quince barcos esperando para cargar porque los transportistas “se quedan sin trabajo”, precisó.

Por otro lado, Girves indicó que la ley peso-potencia -establece una relación entre las toneladas que puede cargar un modelo de acuerdo a la potencia de la unidad- entró en vigencia y Vialidad Nacional ya tiene potestades para infraccionar. Las multas por 15 mil kilos por encima de lo permitido ascienden a 15 mil litros de nafta súper.

 

Sin novedades

 

Ayer hubo reuniones en Buenos Aires para negociar las tarifas y la derogación de la ley peso-potencia, pero no hubo avances. En principio, se ofertó un incremento del 13 por ciento, que fue rechazado por los transportistas debido a que no cubre los gastos mínimos del aumento del gasoil y otros insumos como repuestos y gomas.

Marcote indicó que la última vez que se actualizaron fue en febrero, “pero tampoco se cumple porque la tarifa es una referencia. Las cooperativas, particularmente y especialmente, y los cargadores, nos hacen un descuento del 15 o 20 por ciento”.

En la actualidad, la tasa de movida -de 0 a 40 kilómetros- es de 69,86 por tonelada y luego va subiendo en base a los kilómetros finales. Desde Atcade pidieron actualizar los montos un 30 o 35 por ciento para contrarrestar la inflación.

Por otra parte, exigen la derogación de la Ley 24.449, que establece una relación entre peso de la carga y potencia de las unidades, según la cual a menor potencia los camiones podrán cargar menos toneladas.

 

Fuera del sistema

 

Carlos Marcote manifestó que la tarifa “es un tema anexo, porque acá se inicia el paro por la ley de peso-potencia, donde hay una cantidad de camiones que quedan fuera del sistema y que no tendrían ninguna posibilidad de seguir adelante con el transporte”.

Ayer le transmitieron al ministro de Transporte de la Nación el impacto que tendrá la norma -entró en vigencia el lunes- sobre la actividad. “Hasta el momento firmado, que es lo que vale, no hay nada. De tarifa, cero, y de la ley peso-potencia, seguimos discutiendo pero sin ninguna solución”, remarcó.

Y explicó que “los camioneros que tienen los vehículos de menor porte están en problemas porque con lo que cobran de tarifa, con la cantidad de toneladas que pueden transportar, no les rinde para tener un beneficio”.

En Tandil hay unos dos mil camiones, de los cuales mil están adheridos a Atcade, y unos 800 se verán alcanzados por la nueva disposición que recae, en mayor medida, sobre los modelos Mercedes Benz 1114, 1517, 1518 y 1620, mientras que el resto podrá cargar toneladas suficientes como para subsistir.

El dirigente lamentó que la mayoría de esos 800 camioneros “no está presente hoy. Es lo que a nosotros más nos duele porque lo que se está pidiendo es para que esa gente pueda seguir subsistiendo y lamentablemente no los vemos con nosotros acá”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario