Campana: la policía bonaerense liberó a 20 rehenes y apresó a sus tres captores

La policía bonaerense liberó a primera hora de hoy a una veintena de personas, incluidos tres niños, que cuatro horas y media antes habían sido tomados de rehenes por tres asaltantes armados en un autoservicio de la ciudad de Campana, a 90 kilómetros al norte.
Los asaltantes se habían entregado minutos antes sin haber lastimado a los cautivos, persuadidos por el negociador del grupo policial especializado “Halcón”, que tenía copado el lugar.
El único herido en el episodio fue un policía que recibió un tiro en una pierna en el enfrentamiento que se produjo cuando los ladrones fueron cercados.
“Tenemos un final feliz”, anunció poco después de la 1 en el lugar el ministro bonaerense de Seguridad, Carlos Stornelli.
El funcionario viajó a Campana en helicóptero para llevar una felicitación del gobernador Daniel Scioli a los policías por haber resuelto el caso sin efusión de sangre y para visitar a los rehenes y al agente herido.
Stornelli resumió que “el operativo fue perfecto”, elogió “la profesionalidad de la policía de la provincia” y ratificó que en casos como éste “la primera orden es la preservación de la integridad de la gente”.
El hecho había comenzado pasadas las 20 de anoche cuando tres hombres irrumpieron con fines de robo en el “Minimercado Ahorra”, en Jean Jaures al 1300, y la situación fue advertida por vecinos que alertaron a la policía mediante el teléfono 911.
Al ver la presencia policial, los delincuentes efectuaron disparos que hirieron a un efectivo en una pierna y se refugiaran en el interior del comercio, tomando de rehenes a los empleados y a los clientes.
Minutos después la manzana fue rodeada por la policía y comenzó el trabajo del negociador del grupo Halcón.
La policía recomendó a los vecinos más próximos al escenario del asalto que dejaran sus casas y a otros no tan cercanos que apagaran las luces y mantuvieran sus viviendas cerradas.
Al difundirse la noticia por radio y televisión, familiares de los rehenes se acercaron a la zona y recibieron la solidaridad de los vecinos, que en muchos casos los acogieron en sus casas, dado el riesgo que implicaba estar en la calle si se producía otro tiroteo.
En primera instancia, los ladrones solicitaron la presencia de un fiscal para entregarse.
De hecho, estaba en la zona el fiscal del Departamento Judicial Zárate-Campana, Alejandro Irigoyen.
Pero luego endurecieron su posición y reclamaron ciertas condiciones para poder irse con los chicos rehenes como escudo.
“Querían chalecos antibala y un auto con las llaves puestas, y se querían llevar a los tres niños que había adentro”, relató Carla, una mujer joven que fue liberada por los ladrones junto con su hijo y otro niño que estaba solo en el comercio para que llevara sus demandas a la policía.
Aunque la situación era objetivamente tensa, Carla afirmó que los asaltantes se movían con tranquilidad y no ejercieron violencia adicional contra sus cautivos, salvo la amenaza constante con armas de fuego.
La mujer relató que los ladrones incluso cenaron sandwiches y se sirvieron algunas bebidas, mientras se desarrollaba la negociación con la policía.
Finalmente, alrededor de las 0.40, por la única puerta del comercio, de frente vidriado enrejado, se vio salir de a uno por vez a los asaltantes con las manos en alto y los pulóveres levantados hasta el pecho para dejar ver que no portaban armas en la cintura.
A unos pasos de la puerta, se echaron al suelo siguiendo órdenes policiales, donde fueron esposados, mientras un grupo compacto de “halcones” protegidos con cascos, corazas y escudos y con las armas listas para disparar, penetraba en el autoservicio.
La toma de rehenes había terminado.
Los detenidos son mayores y según una fuente policial, “son de la zona y tienen antecedentes”.
Fueron llevados a la Dirección Departamental de Investigaciones de Zárate-Campana.
A partir de ese momento, en la escena del crimen comenzó a desplegarse la policía científica, mientras se replegaban los “halcones”, que recibieron aplausos de aliviados familiares de los liberados y de vecinos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario