Carta de lectores

Archivo

Señor Director:

Se supone que cuando uno paga la tasa retributiva de servicios que incluye servicios, la tasa de salud, protección ciudadana y el fondo vial, es para que le brinden esos servicios. Sin embargo, esta es la situación de la zona comprendida entre avenida Brasil, avenida Fidanza y su continuación Grothe, Linstow y Pozos.

Si bien Pozos y Brasil están pavimentados y con servicios, dentro de la zona delimitada es otra situación donde se puede señalar la falta de varios servicios. Cloacas: en algunos lugares. Bocas de tormenta: no. Asfalto: no. Señalización de calles: no. Cordón cuneta: no. Corte de pasto en terrenos privados: no. Recolección de residuos: buena, excepto los días que llueve mucho las calles son intransitables y los recolectores no pasan. Iluminación: escasa, mala, nula en algunos lugares, focos que funcionan en forma intermitente.

La Ordenanza Municipal 2505 y sus modificaciones que se cobra para “obras de transformación de alumbrado público” no se aplican y basta decir que en pleno siglo 21, “camino al bicentenario”, hay postes de madera en algún caso inclinado. Sin embargo, entre 2016 y 2017, la “tasa retributiva de servicios” aumentó más del 60 por ciento por nada.

Javier Luchetti
DNI 20.502.930.

Mapuches y malones

Señor Director:

La Nación, el 10 de enero publicó un interesante artículo del conocido investigador Rosendo Fraga donde informaba de las amenazas de sectores minoritarios combativos mapuches que se concretaron con las bombas hechas estallar en varios templos católicos y otros hechos depredatorios contra la llegada del Papa a Chile.

Un sector mapuche tiene la ilusoria idea de crear un estado propio en las provincias de Chubut, Neuquén y Río Negro. Ellos provienen de la Araucaría, territorio chileno, que disputaron por años contra los avances de la colonización española en aquel país. La corona hispana de acuerdo a la legislación de Indias creó la Capitanía General de Chile y el Virreynato del Río de la Plata y los separó por la Cordillera de los Andes, sin perjuicio que en un primer momento Cuyo perteneciera a Chile por su colonización proveniente de ella, llamada corriente del Oeste.

Luego se la incluyó en el Virreynato del Río de la Plata. De tal manera que los grupos tribales mapuches fueron y son chilenos y allí deben presentar sus reclamos de tierras.

Chile tuvo una línea de fronteras entre los indígenas y las autoridades chilenas, ante la resistencia mapuche. Algunos pasaron a territorio argentino a fines del siglo XVIII, que no estala preparado para ser invadido y era habitado por los pueblos originarios de las pampas, estos sí argentinos nativos, ocupando sus tierras y sometiéndolos. El mayor ataque se produce en los años treinta del siglo XIX con la invasión del cacique Calfucurá que en sus correrías depredaron parte de las actuales provincias de Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y el sur de Mendoza, San Luis y Córdoba, sometiendo a los pampas hasta hacerlos desaparecer. La lucha se desarrolla entre los invasores mapuches y el gobierno argentino durante alrededor de 75 años originándose campañas militares encabezadas por Martín Rodríguez, con la fundación del Fuerte Independencia y adelantando la líneas de fronteras. Y luego las de Rosas, Mitre y Roca. En 1871 el cacique Calfucurá inició el mayor malón sobre territorio argentino. Irrumpió con 5.000 “indios de lanza” (se refiere a los indígenas armados para la guerra), atacando estancias, pueblos rurales, quemando ranchos, matando argentinos y cautivando a mujeres argentinas. Se calcula que robaron 100.000 cabezas de ganado. Cuando terminaban sus depredaciones, el Coronel Rivas le sale al encuentro con 400 hombres mal armados y 1.100 indígenas del cacique Catriel, su aliado, y derrotan a Calfucurá.

Según nos dice Fraga, el historiador Carlos Martínez Sarasola afirma que sobre una población de 200.000 invasores indígenas, fueron muertos en combate 12.335. Rosas durante mucho tiempo le proporcionó víveres y otras provisiones y logró por un tiempo pacificarlos pero cuando reanudaron los ataques, Rosas emprendió una campaña en la que habrían muerto 3.300 enemigos. En la campaña definitiva de Roca las víctimas mapuches solo serian 1.250. Algunos falsificadores de la historia dicen que Roca fue un genocida y propugnan la destrucción de sus monumentos y el cambio de nombre a las calles y plazas que recuerdan al prócer.

Gracias al General Julio Argentino Roca, dos veces presidente, la Argentina recuperó un tercio del territorio nacional actual. En la primera presidencia de Roca en 1885, por ley, se crearon colonias agrícolas para las tribus sometidas y además se obligaba a las familias indígenas a que enviaran a sus hijos a la escuela y simultáneamente se dictaba la ley 1420 de enseñanza obligatoria, gratuita y laica para todos los niños argentinos, incluidos los aborígenes. En 1895 por ley 3092 se otorgan 20.000 Has en Neuquén al cacique Namuncurá, hijo de Calfucurá, y padre de Ceferino y se lo designa coronel del Ejército Argentino. En 1899 se sanciona la ley 3814 que otorga al cacique Sayhueque 30.000 Has en Chubut para que se estableciera su tribu. Durante el segundo gobierno de Roca, en 1902, a la comunidad Lof Witray que ocupaba el lugar desde 1896 se le reconocía su presencia en 6.290 Has.

Me gustaría saber por qué los mapuches tienen un monumento en Tandil. ¿Será en homenaje a los malones y sus crímenes, robos y depredaciones?

Tampoco la Iglesia Católica fue la que persiguió a los indígenas americanos. Desde California hasta la Argentina protegió y educó a estos pueblos, todo lo contrario de persecución alguna, especialmente los jesuitas y los franciscanos. Entre las figuras emblemáticas de la preocupación por los indígenas se destacan, entre otros, en el vasto imperio español, en Norteamérica y Méjico a fray Junípero Serra, que en el templete de próceres de Estados Unidos figura corno el principal personaje histórico de California. Y en Argentina se destacó, entre otros muchos, San Francisco Solano, que con su violín, llevando su fe y su paz, recorrió parte de las provincias andinas. Además en nuestro país hay una provincia que lleva el nombre de Misiones, en recuerdo y homenaje a aquella obra civilizadora y pacífica de la Iglesia Católica, en la comunidad guaraní.

José M.O.S.
DNI 5.353.489

—–

Se dicen radicales, y en nombre del
radicalismo, dan los peores ejemplos

Señor Director:

Cuando el señor Américo Alberto Reynoso, ultimo intendente radical auténtico que tuvo Tandil, asumió el cargo el 10 de diciembre de 1983, tuvo momentos de vacilación cuando debió designar a su secretario privado. Quería que además de ser una persona de bien y de confianza, fuera alguien que supiera del manejo administrativo comunal. No era fácil entonces conseguir quien reuniera las dos condiciones. Por eso alguien de su entorno le sugirió que la designara a Silvia, su hija mayor. La respuesta fue categórica: “Estas loco?.. eso no es de un buen radical. ¡Que va a decir la gente!” Y nombró a un empleado municipal de distinto signo político -Juan Alberto Castro- quien resultó ser, hasta su jubilación, un excelente colaborador.

El jefe comunal de ahora acaba de vacilar también, sorprendido por la disposición presidencial -que hizo suya la Gobernación provincial y varios gobernadores e intendentes- en cuanto a la prescindencia en la administración pública de parientes o afines de funcionarios. Pero esa vacilación, en este caso, pronto le dio paso al rechazo absoluto cuando advirtió Lunghi la cantidad de parientes suyos y de sus funcionarios que integran la planta transitoria de personal político, más de 150, como nunca. Que no es tan transitoria, porque muchos han pasado a formar en la planta permanente sin ninguna garantía de idoneidad. Y lo que es peor, pasando a ser una carga también permanente para el pueblo contribuyente. Por eso prefirió adherir con rapidez al mantenimiento de los privilegios; o lo que es lo mismo, al nepotismo que practicó siempre sin ningún pudor y conservar al lado suyo a quienes -marionetas sensibles a sus antojos- tal vez no saben desempeñarse en otra cosa que no sea en su fidelidad a la obsecuencia a cambio de un salario y por eso, también, son incapaces de renunciar como viene ocurriendo con gente con vergüenza en los cuatro rincones del país.

Considerándose atornillado para siempre al sillón que ocupa, no sirve siquiera para advertir los ejemplos nefastos de quienes también, en otras instancias del poder, se consideraron dueños absolutos del mando y están hoy provocando consternación y lástima.

Lo que produce absoluta repulsa, en fin, es que se digan radicales. Y en nombre del radicalismo, sin el más mínimo recato, den los peores ejemplos haciendo cosas que siempre rechazamos los radicales.

Juan Roque Castelnuovo
, radical auténtico.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario