Ceballos asumió errores y fue sancionado por la AFA

El árbitro Diego Ceballos, de pésima actuación en la final de la Copa Argentina que Boca Juniors le ganó a Rosario Central por 2-0 en Córdoba, admitió que se equivocó, pidió disculpas por sus errores y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) lo sancionó al retirarlo del partido entre Lanús y Sarmiento de Junín, que debía dirigir hoy por la última fecha del Campeonato de Primera División. Además, junto al línea Marcelo Aumente, fue suspendido por tiempo indeterminado.
“Soy un ser humano y me equivoqué. Luego del partido, miré las imágenes por TV y me di cuenta que no fue penal, así que pido disculpas a quien corresponda”, admitió Ceballos en su primer contacto con los medios de prensa, recién arribado desde Córdoba al Aeroparque Jorge Newbery, en la Capital Federal. El árbitro nacido hace 37 años en la ciudad bonaerense de Hurlingham tuvo una flojísima tarea en la final jugada en el estadio Mario Alberto Kempes, y fue duramente cuestionado por el equipo rosarino, que lo responsabilizó por la derrota.
Ceballos fue apuntado por anular en el primer tiempo un gol a Marco Ruben (en el único fallo que en realidad acertó) y en el segundo cobró un penal que no fue en favor de Boca (que convirtió el uruguayo Nicolás Lodeiro) y no sancionó posición adelantada en el gol de Andrés Chávez que le dio el título a los ‘Xeneizes’.
“No quiero hablar más del tema, solo digo que me equivoqué”, reiteró Ceballos, quien al regresar a Buenos Aires aseguró que dirigiría Lanús-Sarmiento, aunque horas después fue reemplazado por Patricio Loustau, según confirmó el club local. Mientras aguardaba su equipaje en la cinta del Aeroparque Metropolitano, el polémico árbitro fue escrachado por una mujer, quien lo acusó de hacer un trabajo vergozoso y le deseó que no dirija nunca más. “Estoy sin dormir, la pasé mal”, admitió el juez antes de partir.
Por otra parte, el director de Arbitraje de la AFA, Miguel Scime, admitió que Ceballos “no tuvo decisiones felices en algunas jugadas puntuales” de la final en Córdoba y especuló que “se debe sentir como los simpatizantes de Rosario Central”.
En tanto, el titular del Sindicato de Árbitros de la República Argentina, Guillermo Marconi, cuestionó su designación para la final de la Copa Argentina al asegurar que “no está capacitado para jugar partidos tan importantes”.
Pero Scime relativizó esto y aseguró que “no creo que Ceballos no haya sido el indicado. Lo que creo es que hubo tres jugadas de las cuales en una acertó el cuerpo arbitral y en las otras dos, lamentablemente, se equivocó, como se equivocan en todos los partidos de los fines de semana. Si estos errores ocurren en otro tipo de encuentros no tienen tanta repercusión”. Consultado acerca de los motivos por los cuales Ceballos fue designado, Scime explicó que “hay un reglamento que se cumple a rajatabla. Ningún
árbitro puede repetir un equipo hasta que no pasen dos fechas. Entonces trasladen: dos árbitros que dirigieron a Boca en las últimas fechas del torneo, más los dos que dirigieron a Central, más los dos que los dirigieron en los últimos partidos de la Copa, más tres árbitros que están lesionados”.
“A eso le sumamos la fecha próxima cuyos árbitros ya están designados y los tres árbitros que son rosarinos: (Sergio) Pezzotta, (Saúl) Laverni y (Pablo) Díaz. Eso nos da: 14 árbitros. Tenemos un plantel de 19 árbitros, los cuatro restantes consideramos que no estaban en condiciones de dirigir por ser tan jóvenes”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario