Choferes de larga distancia harán un paro por tres días si no hay acuerdo con los empresarios

El secretario general de UTA en Tandil, Gustavo Morales, explicó que “hay reuniones permanentes en el Ministerio de Trabajo, pero la medida ya fue anunciada para el 1, 2 y 3. La UTA, más allá de estar tratando las paritarias, está reclamando que se acomode el tema de los viáticos, más 2 mil pesos a cuenta de futuros aumentos mientras se arreglan las paritarias, por si llegan a demorar siete meses como el año pasado”.

En ese sentido, el pedido concreto es de 2 mil pesos a cuenta de futuros aumentos que se generarían luego de la paritaria y un incremento de 120 pesos en el viático diario, con lo cual se elevaría a 500 pesos por día.

Es importante tener en cuenta que de llevarse a cabo la medida de fuerza le provocaría importantes pérdidas a las empresas por tratarse de una fecha de recambio de temporada turística, además de los inconvenientes para reprogramar los viajes.

Acerca de este tema, Morales sostuvo que “eso escapa a nosotros, la respuesta la tienen que dar los empresarios que se niegan a sentarse a dialogar, a llegar a un acuerdo”.

En este momento el salario mínimo de un chofer de larga distancia es de 7900 pesos y debe cumplir 192 horas mensuales. “El salario del trabajador está compuesto por ciclos de horas, no es como un empelado de comercio que trabaja sus 8 horas diarias, el conductor puede trabajar algunas horas más que se completan a un ciclo”, indicó.

Por último, recalcó que siguen las negociaciones en forma constante en el Ministerio de Trabajo y de recibir una propuesta acorde al pedido solicitado, se podría levantar la medida de fuerza.

 

Las sanciones

 

Sobre la gran cantidad de sanciones aplicadas a empresas de transporte de larga distancia de Tandil, consideró que “el Ministerio no aclara qué tipo de sanciones son, una multa tiene muchísimas alternativas. Puede ser por la falta de descanso, que nosotros eso lo controlamos realmente, puede ser porque el chofer no completó el día en que salía una libreta de trabajo, o sea multas puede haber de todo tipo, pero hay que ver si son graves o no”.

Y resaltó que “se habla de multas en general pero la mayoría son porque los conductores se olvidan de completar la libreta, por tener un casilleros en blanco. El trabajo está compuesto de casilleros diarios, vos te olvidás de tachar un casillero y ya esa libreta es una multa”.

En cuanto a la falta de descanso, afirmó que en Tandil no es común que ocurra ya que “en líneas generales son las empresas que tienen muchos más kilómetros las que tienen problemas con el descanso de los choferes, que vienen desde otras provincias. Ahí se siguen los controles más continuos, y no son sólo en la temporada, como hace el Ministerio, sino todo el año”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario