Christian Vogrich cerró un auspicioso año y dio comienzo a 2015 pleno de proyectos

Sus obras destacan por su calidad y realismo. Ha ganado numerosos concursos y ha recibido premios y menciones en diversos salones. Ha realizado exposiciones individuales y colectivas. También es docente. Un artista que crece año a año y se afianza en el circuito cultural.

-¿Cómo cerró 2014?
-Fue un año muy esperado por mí, porque tenía agendado realizar mi primera muestra de carácter individual en el Mumbat. Si bien el 21 de junio de 2014 se realizó la inauguración, titulada “VERsiones”, la producción de la misma arrancó algunos años atrás.
Fue muy positivo haber concretado uno de mis sueños: exponer en el Museo de Bellas Artes. Estoy muy agradecido a su directora, Indiana Gnocchini, quien evaluó el proyecto y me abrió las puertas de la institución.
-¿Cómo fue el resto del año?
-La primera mitad del año fue de muchísimo trabajo ya que, hasta el mes de mayo, estuve pintando obras nuevas que integrarían la muestra. Por eso no tuve mucho tiempo para participar en demasiados concursos de pintura, aunque sí lo hice en Rauch y en Tres Arroyos. En esta oportunidad, obtuve una mención en el salón Fiesta Nacional del Ave de Raza de la ciudad de Rauch.
-¿Cuál es su modo de abordar la pintura?
-Realmente me cuesta mucho programar mi labor en series. Cuando vivía en Buenos Aires trabajaba para una galería que me exigía esa metodología, pero si bien entiendo la postura comercial, no estoy muy de acuerdo, puesto que a mí me fluyen las ganas de pintar cuando hago cosas distintas. A veces mantengo una producción en serie, pero en el medio del proceso, hago alguna obra que nada tiene que ver con las otras. Lo mismo me pasa con los estilos dentro de la pintura donde, a veces, tengo ganas de salirme del realismo para abordar alguna obra puntillista o impresionista.

La enseñanza

-¿Cómo proyecta este año de trabajo como docente?
-Para este año que comenzó tengo mucha actividad y poco tiempo. Hace poco más de diez años que estoy a cargo de mi taller de pintura artística, donde tengo alumnos de 13 a 89 años. Es una de las cosas que más me gusta hacer, poder compartir mi técnica con todos ellos, y guiarlos en todos los aspectos que se pueda. Las clases las doy durante todo el año.
-¿Qué experiencia hizo este año con el grupo?
-Llevé a un grupo de alumnos a visitar Campanópolis, un lugar increíble situado en González Catán, donde existe una aldea medieval construida por el señor Campana.
El objetivo del viaje fue capturar imágenes de esos castillos y construcciones fantasiosas, en muchos casos, como un acercamiento al castillo en sí, como un disparador, para luego trabajar entre todos el tema “castillos” en futuras producciones.
-¿Qué propuestas tiene para estos grupos durante 2015?
-Siempre están las ganas de realizar muestras con los alumnos, porque creo que hasta es una obligación mostrar la obra. Los ojos del espectador, ajeno al trabajo, terminan de coronar el proceso creativo de la obra.
Lamentablemente hay un tema recurrente que sufrimos muy a menudo a todos los que trabajamos con el arte plástico, y es que no hay aún un espacio digno donde los artistas que recién comienzan puedan exponer sus obras. Eso es lo que muchas veces dificulta, aunque no impide que las obras puedan ser contempladas por el público. El artista plástico tiene varios temas que resolver: realizar un cuadro implica tiempo, dedicación, dinero y, muchas veces, debe pagar para poder mostrarse.

Producción personal

-¿Qué obras está realizando?
-Además del trabajo en el taller, estoy desarrollando obras que me han encargado que, lógicamente, me demandan tiempo y, como todo esto es trabajo, es prioridad para mí. Luego me dedico a mi producción personal.
Por otra parte, para fines de agosto estaré presentando en la ciudad de Buenos Aires una selección de diez obras que ya realicé y cinco obras nuevas. De esta manera inauguraré otra muestra individual para una propuesta que me ofrecieron desde Art Station Proyect.

Sobre el artista
Recientemente ha participado de los siguientes salones: de la Fiesta Nacional del Ave de Raza; del salón nacional de dibujo y pintura José Rodrigo; de la Bienal Nacional de Pintura y Grabado de Quilmes, del Salón de Artes Visuales en Pequeño Formato; del Salón Nacional de Arte Sacro; del Salón Anual de Pintura Enrique de Larrañaga; del Salón Provincial de Pintura Libertad; del Concurso Provincial de Pintura del consejo profesional de Agrimensura de la Provincia de Buenos Aires; de la Bienal Internacional de Arte Sacro del Centro Cultural de la Universidad Católica Argentina; del salón de pintura “La mujer y el cáncer de mamas”, entre muchos otros.
Recibió numerosos premios, entre los que recientemente se destacan: la mención 2014 por el Salón Provincial Fiesta Nacional del Ave de Raza; el segundo premio del Concurso de Pintura y Fotografía por la Detección Precoz del Cáncer de Mama organizado por el Hospital Italiano; el primer premio Espacio 10 del Salón Arteclásica 2012; el tercer premio del XXXIV Salón Anual de Pintura Enrique de Larrañaga; y la primera mención del III Salón de Pintura “Libertad”, entre muchos otros.
En su formación, destaca el curso diseño y gestión de exposiciones a cargo de la artista y curadora Laura Spivak; la clínica de obra “Paralelas y Meridianos”, intercambios de artistas contemporáneos de geografías extremas a cargo de lacuradora Graciela Taquini; la beca 2009 “Pensar con los ojos”, clínica y análisis de obra, a cargo de Marcela Gásperi.
Entre sus últimas muestras colectivas resaltan la de 2013 en el museo de artes plásticas Faustino Jorge Bonadeo, la de 2013 en Artemio de Tandil; la exposición en La Plata, Lomas de Zamora, 25 de Mayo, Olavarría, Azul, Rauch, Tres Arroyos, Bahía Blanca, Adolfo Alsina, Carhué, Pigüé, Pringles, Coronel Suárez, Carmen de Areco en el marco de la muestra itinerante del II Concurso Provincial de Pintura del Consejo Profesional de Agrimensura de la provincia de Buenos Aires), la exposición en Espacio Giesso de Buenos Aires, en el Museo Municipal José A. Mulazzi y en el Museo de Artes Plásticas Dámaso Arce, entre muchas otras.
Su última muestra individual fue “Versiones”, realizada el Museo Municipal de Bellas Artes de Tandil.
El Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas; la casa francesa deMar del Plata y Afip en Tandil atesoran obras del artista.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario