Cifuentes-Escudero, una dupla para Santamarina

En Santamarina, soplan vientos de cambio. El miércoles 30 de este mes se llevará a cabo la asamblea para la renovación de autoridades, culminando con el mandato conducido por Néstor Barraza.
Dada la crítica situación que atraviesa la institución, dos importantes dirigentes locales mantuvieron una reunión para analizar su posible llegada a los cargos más importantes de la entidad aurinegra.
Se trata de Marcelo Cifuentes y Raúl Escudero, quienes se pusieron en contacto con los integrantes de la comisión directiva, para conocer el actual estado de situación.
Cifuentes, último candidato a intendente por el Frente para la Victoria, tiene un exitoso historial como presidente del club. De su mano, Santamarina ascendió desde el Argentino B y cumplió la espectacular campaña del Apertura 2006 en el Argentino A, cuando perdió por penales la final ante Sportivo Desamparados de San Juan.
Escudero, por su parte, está vinculado desde hace años a los aurinegros. El dirigente mutualista y actual concejal del Partido Justicialista nunca ocultó su voluntad de llegar a los puestos más altos de la comisión directiva, situación que está cerca de concretarse.
Una de las intenciones de Cifuentes y Escudero es sumar al proyecto también a Diego Puissant, alejado actualmente de Santamarina y trabajando en la Asociación del Fútbol Argentino.
Tanto Cifuentes como Escudero se han interiorizado de la situación del club, entre otras cosas de la relación con el grupo inversor que se hizo cargo del fútbol en diciembre pasado. Los dirigentes saben que no existe un vínculo que obligue al club a seguir con la empresa, por lo cual tendrán libertad para desligarse y comandar toda la actividad.
Entre los objetivos estará armar un plantel de jerarquía para la próxima participación en el torneo Argentino A, aunque son conscientes de que los tiempos se acortan y varios jugadores ya acordaron su llegada a otros equipos. En consecuencia, pretenden que el presupuesto se extienda para incorporar cuatro refuerzos de jerarquía en el receso de fin de año, tal como lo permiten los reglamentos. El primer nombre que se barajó para hacerse cargo de la dirección técnica es el de Duilio Botella, actual encargado de las divisiones menores e infantiles.
Claro que el nuevo proyecto no se limita únicamente a la intervención en la tercera categoría del fútbol nacional, sino que también apunta a un crecimiento institucional que en los últimos tiempos parece haber quedado de lado.
Incluso, otro ex presidente de los aurinegros, Everardo Erviti, fue consultado con respecto a sus posibilidades e intenciones de volver a aportar para el futuro inmediato.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario