Cifuentes rompió el silencio, marcó diferencias con la conducción del PJ y quiere movilizarlo

El escribano Marcelo Cifuentes fue el último candidato a intendente por el Frente para la Victoria (FPV), elecciones en las que el justicialismo padeció una nueva derrota en las urnas locales.
Desde entonces,  no ha realizado declaraciones a la prensa. Sin embargo, varias son las cuestiones que lo movieron a dar su opinión hoy. La principal es el polémico documento en el que el PJ y el FPV critican, entre otras cosas, el discurso del donante, Jorge Blanco Villegas el día de la inauguración del Hospital de Niños. Cifuentes también fue consultado sobre la realidad del PJ local y el conflicto entre el Gobierno y el campo que hoy se dirime en el Congreso.
-¿Qué opinión tiene como justicialista al ver la concreción del Hospital de Niños, obra donada por el empresario Jorge Blanco Villegas?
-Celebro y felicito la iniciativa de Jorge Blanco Villegas y su interés en efectivizar la donación de los fondos necesarios para la construcción integral del Hospital de Niños, en homenaje a su padre, que en vida fuera un trabajador de la salud pública.
Cabe destacar el gesto del empresario que sin estar obligado y con el solo objetivo de devolver aportando a la sociedad todo lo que le ha dado y le ha permitido ser,  decidió contribuir al mejoramiento de la salud pública, especialmente para los niños de la ciudad que eligió para crecer junto a su familia.
Sin dudas, importan el resultado y las realizaciones que durante todo el proceso tuvo como protagonista a la comunidad toda trabajando por un objetivo común, sin banderías políticas, con la debida convicción de que la salud es patrimonio de todos.
El Hospital de Niños es una realidad y debe ser un profundo orgullo para todos los tandilenses que lo hemos visto crecer y desarrollar.

 

Una diferencia
-Sin embargo, no puede ponerse en marcha, como corresponde?
-Ese es el desafío ahora, que se centra ahora en la etapa de su desarrollo y funcionamiento. La infraestructura es óptima, la aparatología es óptima y, la calidad profesional, técnica, administrativa y humana para atender a todos nuestros niños en las distintas especialidades deberá ser óptima. El Gobierno comunal deberá evaluar, elaborar y consensuar con todos los actores involucrados la asignación de fondos correspondientes para lograr este objetivo.
Soy un convencido de que todos los aportes en materia de salud pública son bienvenidos, sobre todo en este caso, que involucra la salud de nuestros hijos y,  como justicialista, porque los derechos de los niños y la igualdad de oportunidades de recibir atención médica de excelencia está por sobre todas las cosas.
Trabajando todos juntos, aún con diferencias, sin dudas lograremos un Tandil mejor, el que nos merecemos todos.
-Esta reflexión lo pone, en cierta manera, de la vereda contraria a la opinión del PJ y el FPV.
-La aceptación de la donación del Hospital de Niños que realizara el empresario Jorge Blanco Villegas a la comunidad de Tandil fue tratada, analizada y aprobada por unanimidad bajo la sanción de la Ordenanza 10986/08 por el Concejo Deliberante, al igual que la Resolución 1692/05 referida a la intención de acompañar todas las gestiones necesarias tendientes a la concreción de dicha donación.
Lo que quiero expresar es que el justicialismo al tema ya lo viene trabajando, debatiendo, consultando desde el año 2005 y,  a la hora de la votación afirmativa, hizo primar el beneficio para nuestra ciudad de poder contar con un hospital infantil de excelencia realizado con fondos privados y abierto para la atención de todos nuestros niños tandilenses.
Yo adhiero claramente a lo votado por nuestros representantes justicialistas, me parece sano en democracia poder opinar distinto y soy respetuoso de las opiniones expresadas por el presidente del PJ a nivel local, Rubén Sentís,  aunque  no  las comparto, como muchos otros justicialistas.

Sobre el campo
-¿Cree que las retenciones, tal como las propuso el Gobierno nacional, son justas?
-Se hace necesario que del Congreso Nacional surja una ley que contemple la situación de los pequeños y medianos productores. De hecho, actualmente se está trabajando sobre alternativas de aplicación que permitan un acuerdo consensuado, efectivo y definitivo a un tema tan controversial y que preocupa a la sociedad toda. Del debate legislativo debe surgir una solución que traiga la tranquilidad en el orden, que nos permita trabajar y crecer en paz.
-¿Qué opina de la decisión de Lunghi de haber apoyado tan abiertamente al campo, corriendo el riesgo de perder ?el entusiasmo? que despertaba a los Kirchner?
-Yo soy respetuoso de todas las manifestaciones, adhesiones,  apoyos y  declaraciones que provengan de cualquier ciudadano en democracia, los porqué de las razones que lo llevaron a manifestarse de esa forma se los debe preguntar al Intendente. Respecto a los riesgos a los que usted hace referencia por una toma de posición, le señalo que las obras programadas para nuestra ciudad siguen su curso con fondos tanto del Gobierno nacional como provincial.
-¿Cree que la Presidenta manejó bien el tema del campo? Pasaron más de cien días y el enfrentamiento entre argentinos era inminente y no pareció precisamente apaciguar los ánimos?
-Lo importante es que la Mesa de Enlace hoy está reunida con todos nuestros legisladores nacionales, pertenecientes a distintas fuerzas políticas y representando a las distintas realidades regionales, quienes se encuentran en diálogo permanente, estudiando alternativas  y evaluando propuestas de aplicabilidad. Sin dudas, estamos en los albores de un destrabe y pronta solución al conflicto.
-¿Considera que  fue positivo el envío del proyecto sobre retenciones móviles  al Congreso de la Nación ?
– Sí, por supuesto. El Congreso Nacional es el ámbito propicio para debatir el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo nacional sobre retenciones y su impacto en los pequeños y medianos productores,  las economías regionales,  las pequeñas localidades cuya principal actividad y sus principales ingresos devienen de la actividad agrícola ganadera, en insumos para la industria, el impacto sobre el bolsillo del consumidor, etc. Es imperiosa la necesidad social de destrabar el conflicto.

 

La realidad del justicialismo local
-Usted, que fue el último candidato a intendente por el FPV-PJ el año  pasado,  ¿cómo ve la realidad del justicialismo a nivel  local?
-La realidad del justicialismo no es fácil de analizar, por tratarse de un movimiento de carácter nacional con todas las variables y vaivenes posibles que condicionan su contenido y desarrollo. Sin dudas estamos atravesando un proceso de readecuación de ideas, de procedimientos, de proyecto de país que genera opiniones y expresiones diferentes dentro del propio movimiento, entre lo que sería un justicialismo más abierto con mayor concertación y más pluralidad y, un justicialismo más cerrado con mayor partidismo y más doctrinario.
Hoy, los justicialistas necesitamos concentrar fuerzas, energías, fijar un objetivo común y, a través de una acción política colectiva, dirigirse a él con la más absoluta unidad de concepción y con la más firme unidad de acción. Qué mejor que aprovechar la instancia de elecciones partidarias para asumir el desafío de lograr una síntesis en la futura conformación de autoridades que sea producto del diálogo participativo, del debate, de los consensos, que incluya la representatividad de todos los sectores y de todas las expresiones y que quienes tenemos una referencia dentro del escenario político tandilense tengamos la humildad necesaria para aceptar el rol que el movimiento nos asigna.
-¿Estaría dispuesto a asumir ese desafío en la conducción partidaria?
-Mire, el año pasado cuando nadie quería ser candidato a intendente y  las encuestas marcaban un escenario muy desfavorable para el justicialismo, yo acepté el desafío, para mí era un deber, un compromiso y una obligación como peronista asumir el rol de candidato y defender un proyecto alternativo de gestión. Aún hoy me siento profundamente convencido de haber tomado la decisión correcta, ya que recibo el agradecimiento y reconocimiento de tantos militantes y amigos que me han acompañado  en aquella difícil batalla electoral.
Tanto en mi vida profesional y política soy un hombre al que le gustan los desafíos, pero como lo señalé en la respuesta anterior, soy orgánico a la doctrina justicialista, por tanto, primero está el movimiento y por último, los hombres. Anhelo un justicialismo organizado y orgánico, movilizado por las ideas, en debate permanente por la búsqueda de consensos, con insaciable vocación de poder, con la energía motivadora de todos los militantes en un proyecto inclusivo y conjunto, que posibilite en un futuro no muy lejano contar con un intendente justicialista en nuestra ciudad.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario