Carta de lectores

Ciudadana ilustre

Internet

Señor Director:

Se entiende que el título “Ciudadano ilustre” lo merece quien además de mostrar signos de buena educación y respeto por los valores éticos y morales, ha prestado servicios útiles a la comunidad a través del ejemplo de su conducta con fines nobles y sus aportes al vivir ordenado en la sociedad de su tiempo.

Sin embargo, funcionarios y legisladores del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires, guiados por una perversa ideología, han propuesto nombrar Ciudadana ilustre a la señora Hebe de Bonafini, quien ha demostrado actuar en función del odio y rencor, como lo manifiestan sus insultos, expresiones y exabruptos, como la ofensa personal y actos reñidos con la moral y las buenas costumbres.

Como utilizar el altar de la Catedral Metropolitana como destino de sus deposiciones, malversar fondos públicos destinados a viviendas sociales, desear la muerte de la pequeña hija de Mauricio Macri, y su adopción de la condición de guerrillera, o sus amenazas contra la vida de funcionarios públicos y del mismo Presidente de la Nación.

Tal propuesta de designación constituye una flagrante degradación del título de “Ciudadano ilustre”, dado que si su aberrante conducta es impropiamente tolerada y además galardonada, habrá que preguntar cuántas barbaridades serán capaces de hacer aquellos que tomando como referencia esa designación y guiados por la misma ideología, adopten igual método de comportamiento.

Víctor La Pietra
DNI 5.003.290

——

Tren de pasajeros (Parte III)

Señor Director:

Visto el resultado de la visita de los representantes del pueblo el día 2 del presente meses al Ministerio de Transporte de la Nación, se confirma la falta de voluntad para restituir nuestro tren. Por su esto no alcanza, pasaron a un intermedio de una semana para continuar con el tema, dado que los anfitriones tenían otro compromiso. No tengo noticias de que se hayan reunido aún y pasaron 20 días.

Me gustaría pasar vista al expediente, dado que en mis anteriores cartas expuse veraces argumentos, y en cantidad suficiente, del porqué nuestro tren debe volver a circular. Me hubiera gustado que ante el regreso del Intendente se reclamara la continuación de la reunión, pero con todos los actores que se mencionaron en el primer encuentro, que supuestamente tienen mayor rango y, por lo tanto, más decisión.

La respuesta obtenida en la cita fue que en el plan de inversiones para Tandil está previsto para el 2025. Esto significa una burla a los ciudadanos de Tandil. No se puede tomar de otra forma. Alguien espera que los que gobiernen en 2025 cumplirán? Tal vez desconozcan que la infraestructura (las vías y puentes) está a cargo de Ferrosur Roca SA, y que por contrato de concesión es responsable de mantenerla, al menos, con las mismas velocidades en que las recibió; que por supuesto eran mayores a las actuales. Históricamente Tandil fue perjudicado en términos ferroviarios. Nuestra zona es mayoritariamente cerealera y desde hace varios años no se transporta nada de cereales. Se abandonaron las vías que conducían al Puerto Quequén y todo el sureste de la Provincia. A la fábrica Barker (cemento) hace 50 años que la quieren cerrar. Hoy circulan dos trenes semanales de cemento (en los ‘70 corrían 4 trenes por día y faltaban vagones), etc.

Supongo que también desconocen que los trenes que la Gobernadora canceló sin tener el más mínimo conocimiento en la materia, poco a poco fueron restituidos. Ello incluyó a la localidad de Junín con unos 90 mil habitantes y distante a unos 240 km de la Capital. El tren a ese destino circula tres veces por semana: lunes, miércoles y viernes saliendo de procedencia (Junín) a las 04.00 para arribar a las 9.00 a Buenos Aires. El regreso a las 18.00 de Buenos Aires. La velocidad del tren es la misma que tenía el que circulaba a Tandil. Además el servicio de Junín es pensado (como debe ser) para los juninenses que por distintas razones deban ir a Buenos Aires y regresar en el día para evitar gastos de hospedaje, comidas, etc. Este fue el criterio universal del tren desde que se creó 50 años antes de inventar los automóviles. “Servir al interior de los pueblos y promover su colonización” y así ocurrió hasta que vino Menem (primero Frondizi). El precio del boleto desde Junín es de 250 pesos con importantes descuentos (jubilados 40 por ciento).

Creo que es tiempo que nuestro Intendente se ponga, públicamente, al frente de nuestro reclamo y, como expresé en anterior carta, se reúna con el presidente Macri y con muy poquita voluntad se consigue la restitución del tren. El Presidente sabe perfectamente de nuestro reclamo; ya lo recibió de nuestro querido padre Troncoso, y supongo de cuando vino la vicepresidenta en gira proselitista y le plantearon lo mismo contestando “No estoy en el tema”, pero seguramente lo conversó al nivel que corresponde.

Acá no hay nada que invertir, solo cargar combustible a la locomotora, engancharle una de las 10 formaciones (aproximadamente) cero km que se encuentran depositadas en Retiro (parte de la herencia recibida) y ponerlo al servicio de la población. Es tan sencillo que resulta incomprensible que aún no tengamos, como dije anteriormente “Tren que no corre todos los días muere”.

De esta forma es utilizado masivamente y esto compensa los resultados económicos, aunque el criterio que primó siempre fue la función social al servicio de las poblaciones del interior del país.

A modo de sugerencia nuestro tren debería circular de lunes a viernes. Lunes, miércoles y viernes vía Ayacucho-Maipú y allí combinar con los trenes de Mar del Plata. Mientras que los martes y jueves hacerlo por vía Rauch-Las Flores combinando con los trenes de Bahía Blanca, saliendo de Tandil a la madrugada y regresando sobre la medianoche.

José Barillaro

——

Nos dejó “El Loco” Houseman

Señor Director:

El jueves 22 de marzo falleció René Orlando Houseman, un “Loco” que justamente eligió un 22 para irse a gambetear por el cielo. Jugó y salió campeón con el mejor Huracán de todos los tiempos. Jugó dos mundiales y ganó uno (’74 y ’78). Maravilló a propios y los admiraron los rivales. Paseó su habilidad endiablada por todos los campos de juego.

Era un tipo distinto René. Uno lo veía desgarbado, livianito, pero gambeteaba en el aire. Cuando apareció en Huracán, luego que el ayudante de Menotti, Poncini, lo viera ascender con Defensores de Belgrano y recomendara su contratación, apareció en el primer entrenamiento y el “Coco” Basile, referente y caudillo de aquel gran equipo, lo vio y dijo ¿este es el refuerzo?. Le bastaron cinco minutos y dos jugadas para mirar a sus compañeros y decirles por lo bajo “uh, trajeron un crack en serio”.

Jugaba como vivía, sin importarle nada. Pero se divertía el “Loco”. La pelota era su felicidad, pero también el cigarrillo, sus amigos, la villa. Hay muchas anécdotas y recuerdo del gran “hueso”, como aquel reparto entre sus amigos de la villa del Bajo Belgrano de su primer gran sueldo de Huracán. Nunca se acomodó en las grandes luces y siempre volvía a la villa. Esa vida disipada y desordenada lo llevó a tener deteriorada su salud, sin respaldo económico comenzó el final anunciado.

Cuando lo volvimos a ver, su aspecto mostraba quince años más que su documento. En los pasillos de la cancha de Excursionistas o de Huracán se sacaba fotos y acompañaba al equipo. Y ahí debe andar, buscando un marcador de punta para eludir o tal vez para pedirle un faso. Para él era lo mismo. Buen viaje crack. Y gracias por el fútbol.

Gustavo Szpigiel
DNI 4.880.007

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario