Colapsó la guardia del Hospital Santamarina por la gran cantidad de casos de bronquiolitis

La guardia del Hospital Municipal Ramón Santamarina colapsó ayer debido a la gran cantidad de casos de bronquiolitis, propios de la época.
Los profesionales del nosocomio atendieron durante toda la tarde a un sinnúmero de pacientes, en su mayoría niños, que presentaban cuadros gripales.
La sala de espera de la guardia se vio abarrotada por la presencia de padres e hijos que esperaban asistencia médica.
Cabe recordar que el motivo de la gran demanda radica en que todavía no está en funcionamiento la sala de atención de emergencias en el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas.
Por tanto, las familias cuyos hijos necesitan asesoramiento médico aún deben acudir a la guardia del Hospital Municipal Ramón Santamarina.
Ante la incesante demanda pediátrica, el director adjunto del Debilio Blanco Villegas, Héctor Equiza, colaboró con los profesionales presentes en la asistencia de los chicos.

El funcionamiento
del Hospital de Niños

La situación vivida ayer en la guardia del nosocomio municipal generó en la comunidad especulaciones sobre el funcionamiento del nuevo centro sanitario, que mañana cumplirá un mes de inaugurado.
Equiza, en diálogo con este Diario, manifestó que la atención en el Hospital de Niños fue normal en las últimas jornadas, con la labor en los consultorios y la sala de internación, aunque todavía sin la apertura de la guardia.
Como se ha dicho, el también secretario de Salud se hizo presente ayer por la tarde en el nosocomio central ante el colapso que sufría la asistencia médica, lo que lo condujo a desempeñarse junto a sus pares que en ese momento estaban de guardia.
?Hay una cantidad importante de pacientes, como sucede siempre en esta época para estos días, por la enorme cantidad de casos de bronquiolitis que hay?, explicó Equiza sobre el panorama que se vivió en el Hospital Santamarina.
Cerca de las 18, la labor de los profesionales cesó tras una ardua tarea, en una situación que podría repetirse en los próximos días, como consecuencia de los padecimientos de salud característicos de la época. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario