Con el oído agudo

Lula no quiere papa

Un dato negativo para los productores paperos de la zona. Desde la empresa McCain advierten que esta semana podría detenerse la producción de la planta ubicada en la localidad bonaerense de Balcarce luego de la decisión que tomó la Secretaría de Comercio de Brasil, hace dos semanas, de limitar las importaciones de ciertos productos perecederos que llegan desde la Argentina.
La empresa canadiense, instalada en el país desde 1995, sufre directamente la eliminación de las licencias automáticas de importación, que reglamentó el gobierno brasileño en octubre, porque el 80 por ciento de su producción, más de 100.000 toneladas anuales, tiene como destino a Brasil.
La medida del gobierno de Lula afecta a productos perecederos, entre ellos la papa y sus derivados como el caso de McCain, que exporta congelados. La empresa es la principal productora de papas prefritas congeladas y puré en escamas (deshidratado) para supermercados, restaurantes y cadenas de comidas rápidas.
El flujo de la producción quedaría trabado, con la consiguiente pérdida comercial y, además, se acumularía mercadería en stock que tiene un límite para ser almacenada antes de echarse a perder. Desafortunadamente para la empresa, los depósitos que tienen las características de mantener las papas congeladas están plenos en su capacidad.
Eso sin contar que se vería afectado el empleo de alrededor de 7000 trabajadores que dependen, directa e indirectamente, de la planta procesadora. Esta cantidad incluye a los productores de papa radicados en Tandil, Necochea y la ciudad de Balcarce donde está emplazada la planta que proveen al proceso de producción de la compañía.

Peajes cuestionados

Pero si de empresas ubicadas en la línea de la Ruta Nacional 226 entre el centro y la costa marítima, otro de los datos de la semana es la prolongación de los contratos de peajes, que fueron duramente cuestionados desde la oposición.
El Gobierno salió a abrir el camino para una nueva prórroga de las actuales concesiones mientras termina de pulir los detalles para lanzar otro intento de reprivatización de los corredores viales.
Por medio del decreto 1547, la presidenta Cristina Kirchner facultó a Vialidad Nacional (DNV) a suscribir nuevos acuerdos de prórroga con las seis empresas concesionarias que operan las rutas más transitadas del país.
Para esta extensión contractual -la tercera desde octubre de 2008- el Gobierno estableció un plazo de 120 días, lapso en el cual espera definir a los nuevos operadores.
Las demoras y las desprolijidades que acumuló el Ministerio de Planificación en el manejo de las concesiones viales llevaron a un grupo de legisladores opositores a presentar una acción de amparo para que se suspendan los peajes.
Más allá de la licitación que debería arrancar este mes, las concesiones viales enfrentan una conflictiva madeja contractual. Es porque aún siguen sin resolverse las multas que recibieron las empresas y los incumplimientos que acumuló el Estado por las obras comprometidas y las subas tarifarias que no llevó adelante en los últimos años.
Las rutas alcanzadas son las comprendidas en los corredores viales del 1 al 6, que atraviesan las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Mendoza, San Luis, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Corrientes, Chaco y Misiones.
Intervienen seis concesionarios, cuyos contratos fueron aprobados el 30 de octubre de 2003: Rutas Al Sur, Autovía Oeste, Vial 3, Caminos de América, Vial Cinco y Empresa Concesionaria Vial. La concesión obtenida por licitación por estos seis consorcios había vencido el 1 de noviembre de 2008, pero luego se dictaron sucesivas prórrogas.

Migajas en calle Pinto

Migajas cuentan que se disputan en el justicialismo tandilense de cara a la definición de cómo será el esquema de funcionamiento a partir del 10 de diciembre cuando asuman los tres concejales electos Néstor Auza, Gino Pizzorno y Graciela Ubach.
No se debate cuál será el perfil asumido como oposición al gobierno de Miguel Lunghi, ni quién presidirá la bancada o si realmente lograrán que todos estén bajo el mismo paraguas, sino que las diferencias pasan por los nombres a designar como colaboradores de los nuevos legisladores.
Lo cierto es que ante ese panorama y sabiendo con anticipación cuál sería el ambiente, el lunes pasado Néstor Auza se excusó una vez más de participar en ese encuentro partidario que prometía profundizar diferencias desde la previa.
La novedad del encuentro fue quizás la reaparición del ex presidente del partido Rubén Sentís que, si bien se mantenía atento a los sucesos partidarios, no estaba participando directamente en cada convite.
También fue una semana de ?casas paralelas? para el peronismo. Como en su momento el dirigente Roberto Mouillerón avanzó con el Centro de Estudios Luis María Macaya para moverse por dentro y por fuera de la estructura, el auzismo ?pibotea? ahora desde la Fundación Civilidad que esta semana irrumpió con la bajada de la nueva asignación de 180 pesos por hijo que administra la Anses de Diego Bossio.

Puchero de nombres

Haciendo puchero e intentado detectar soplones se lo nota por estos día al intendente Miguel Lunghi, luego de que tras los encuentros destinados a cerrar la conformación del gabinete versión 2010 trascendieran periodísticamente nombres y esquema de lo que se imagina para los próximos dos años.
Lo cierto es que el juego está abierto en el oficialismo y, cuando alguno no se anota solo, otros lo ponen en la grilla de largada, siempre teniendo en cuenta que puede haber toques en alguna curva o bandera negra por actitudes antideportivas.
Algo de eso sucedió días atrás, ya que el futuro presidente del Concejo Deliberante Marcos Nicolini habría propuesto al vicepresidente de la Usina, Jorge Renis, para suceder a Julio Elichiribehety en la Secretaría de Desarrollo Social.
Por ello y ante lo sorpresivo de la movida, algunos radicales empezaron a sacar cuentas -no sin cierta ironía- para entender si la distribución gratuita de lámparas de bajo consumo había acercado al ex concejal a conocer más vecinos que el propio Elichiribehety en las barriadas.
La entrega ya alcanzó las 42 mil unidades desde que se implementó la distribución gratuita, según anunció la cooperativa eléctrica, que ahora atenderá la demanda de distintas instituciones de bien público, escuelas y ONGs que quieran reemplazar sus luminarias.
En paralelo, se desconoce si lo utiliza para escapar rápidamente de estas cuestiones de la interna serrana, pero el jefe de Gabinete y senador bonaerense electo Carlos Fernández ya se mueve en un auto oficial de la Legislatura bonaerense.

Madre hay una sola

Todo empezó hace unas cuantas semanas cuando Daniel Scioli defendía el tope horario en una de las localidades del conurbano bonaerense. El mandatario contó en un acto: ?Recién en una recorrida por un barrio, una madre se me acercó y me dijo: `Gracias Gobernador, no sabe los años que hace que no almorzaba con mi hijo un domingo al mediodía´?. Y siguió defendiendo la nueva legislación en la materia, que ya se aplica desde hace un tiempo en esa comuna.
Lo cierto es que el mandatario o se cruza con la misma madre todas las semanas o la mujer se cuela en el avión oficial sin que lo noten sus ministros o asesores que lo acompañan a todos los rincones de la provincia.
Sucede que ya en Tandil el jueves pasado, Scioli insistió: ?Esta mañana mientras recorríamos un hospital con la Presidenta, se me acercó una madre y me dijo: `Gracias Gobernador, no sabe los años que hace que no almorzaba con mi hijo un domingo al mediodía´?.
Advertida por un testigo sobre la reiteración de muletillas del referente de su partido, una concejal del justicialismo ducha en letras reconoció -entre risas- que ya tiene un trabajo elaborado con las frases recurrentes de los políticos ?del palo y de la contra?.
Sólo resta saber si el Gobernador se seguirá cruzando con esta misteriosa madre que lo sigue a sol y sombra.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario