Con el oído agudo

Un inflador anímico

Llegó a este Oído que el resultado electoral caló hondo en el ánimo del candidato por el Frente para la Victoria, Pablo Bossio. Más allá de las apariencias y discursos de rigor, cuentan que quedó muy bajoneado al palpar en las urnas lo que de todas maneras ya se vislumbraba en los sondeos que pronosticaban precisamente el porcentaje que finalmente sacó, un piso que lo distancia, y mucho, de lo que logró sumar el oficialismo vernáculo y que incluso lo deja por debajo de experiencias y candidatos anteriores, como el caso de Néstor Auza y Marcelo Cifuentes.
El brutal corte de boleta expresado en el cuarto oscuro fue la causal del desánimo que, igualmente con un estoicismo propio de alguien que asume tamaña exposición, digirió y ahora buscará revertir. Para ello, trascendió, ya se pensó en redireccionar la campaña rumbo a octubre y se habla de repatriar a actores dentro del Frente que habían quedado relegados por obra y gracia de decisiones que, ahora dicen, fueron desacertadas.
En ese tren, volvería a los primeros planos el veterano Rubén Sentís, quien si bien no goza de la empatía del ciudadano independiente, sí se le reconoce una capacidad de armado interno que lo llevó a ser hombre de consulta de propios y extraños. De hecho, en Tandil fue el encargado de la logística electoral del candidato a gobernador Aníbal Fernández (finalmente ganó la interna frente a Julián Domínguez), quien en su visita previa a los comicios lo reconoció a él, como al ex intendente Gino Pizzorno, como sus amigos personales en la ciudad. De hecho, lo contactó para que se encargue de su elección en Tandil.
También durante la semana resultó claro cómo distintos arietes del concejal y aspirante a ocupar el sillón de Duffau, como el caso de los candidatos Facundo Llano, Fernando Rossi y María Eugenia Poumé salieron con los tapones de punta por distintas acciones o inacciones que el lunghismo supo concebir desde la gestión. Para muchos, dichas apariciones también responden a un cambio de estrategia. Parece que aquel consejo de no pegarle a Lunghi porque se victimiza y se agiganta más quedó en el olvido…

Asumirá la banca

Más allá del magro resultado del Frente para la Victoria en la ciudad, con los porcentajes que dejó las PASO deja un escenario más o menos claro de lo que estaría en juego en octubre de cara a la renovación del Concejo Deliberante y un virtual renovado triunfo lunghista.
Por lo que dejó el resultado de las Primarias, Lunghi y compañía se asegurarían seis bancas, mientras que el FpV obtendría tres, con una banca para el massismo. Las especulaciones y expectativas de cara a octubre serán mejorar esa fotografía, claro está. Mientras el lunghismo buscará batir todos los records y asumir con siete ediles para los próximos cuatro años de gestión, el bossismo peleará por mejorar su performance y si no se equipara la cantidad de votos, que al menos se quede con cuatro bancas. Escudero, obviamente, pretenderá ir por al menos dos bancas.
Por lo pronto, si el Frente para la Victoria mantiene apenas tres futuras bancas, alguna boca suelta dejó trascender que Facundo Llano no asumiría, dándole paso a Nicolás Carrillo, que se ubica cuarto en la lista de aspirantes.

Buscando un espacio

Sobre quien se cuenta que si bien no está desanimado (no es su personalidad), pero sí estaría desconcertado y/o desorientado de cara a su futuro político, es el polifacético diputado tandilense Mauricio D’Alessandro, quien frente a la imposibilidad (más allá de la presión de dirigentes como medios) de que Macri y Massa se unan en una estrategia electoral para enfrentar al candidato kirchnerista, estaría repensando hacia dónde posicionarse en algún espacio de centro derecha en pos de encaminar su carrera y no perder protagonismo, más allá de su exposición mediática como letrado de consulta por los asuntos más diversos.

Los votos de Escudero

Dentro del espacio massista local, varios resquemores quedaron entre las líneas que compitieron en las PASO, que si bien no hizo más que ratificar el caudal de votos propio que goza el mutualista Raúl Escudero, sorprendió el escaso porcentaje que obtuvo el felipismo encabezado por la edil Beatriz Fernández, que ni siquiera alcanzó para meter un candidato en la lista ganadora.
Así las cosas, difícilmente haya una apertura en el espacio y se evidenciaría una vez más el fuerte personalismo que supo y sabe imprimir Escudero a fuerza de aquel caudal de votos cautivo que supo concebir.
Ahora, Escudero trabajará por sumar más adhesiones del peronismo no kirchnerista y promete dar pelea por ser la segunda fuerza en la ciudad. Así al menos busca convencer a los referentes provinciales y nacionales para que no se desentiendan del escenario tandilense y bajen recursos en consecuencia para transitar la campaña por venir.

Más margaritos
que macristas

Tal se anticipó en esta pasada sección, no fueron pocos los votos de radicales serranos que cortaron boleta en Cambiemos para apoyar la candidatura de Margarita Stolbizer, en un claro gesto de inconformismo con el radicalismo encabezado por Ernesto Sanz (candidato que cosechó un escaso caudal de sufragios frente a Macri en las PASO).
Lo que se llamó un voto romántico, o más afín a los sentimientos de muchos radicales tandilenses, no sería de extrañar que dicha inclinación y consecuente corte de boleta se acreciente en octubre, frente a la única opción no kirchnerista de Mauricio Macri. El propio intendente Miguel Lunghi en declaraciones a medios platenses reconoció que si bien ellos serán orgánicos, habrá muchos correligionarios que no votarán al jefe de Gobierno porteño.
Claramente, el juego de cintura del pediatra y compañía ponen los pelos de punta a radicales convencidos de la alianza con Macri, aduciendo que ese coqueteo lunghista no hace más que jugar a favor de las aspiraciones de Scioli. Tal vez no lo digan abiertamente, pero a esta altura habría que preguntarse si Lunghi y muchos soldados no prefieren a Scioli que a Macri presidente.

Rencores a flor de piel

Con la herida aún abierta por haber quedado afuera del armado para las PASO, Fernando Mascetti, un militante del PRO local, se tomó revancha y salió a saborear la derrota que sufrió este domingo en las urnas la lista encabezada por Claudio Ersinger.
Sin reparos, y utilizando las redes sociales, se abocó a realizar “algunos análisis” de las elecciones Primarias, en la que la línea 1A Amarillo del frente Cambiemos quedó fuera de la contienda en manos de la propuesta liderada por el actual Intendente.
Primero se mostró “conforme” con el desempeño del espacio a nivel nacional y dejó para el final la “magra cosecha de PRO Tandil”, el distrito donde Mauricio Macri y María Eugenia Vidal “obtuvieron el record de porcentaje en la provincia”.
“Algo pasó, la estrategia del pequeño club de amigos no funcionó, el ‘famoso’ equipazo del que hablaban hizo agua, los expertos en todos los temas se quedaron con las ganas. O tal vez una lista con varios desconocidos por la sociedad no traccionó votos ni con la ayuda de tener a Macri en la otra punta de la boleta”, disparó Mascetti.
En su duro descargo también calificó el modo de encarar la elección en Tandil como “pobre, errada, elitista y soberbia” y para finalizar apuntó contra aquellos que “nos atacaron, ningunearon, quisieron ensuciar y se quisieron pasar de astutos”, y a modo de autocrítica, dijo: “Se creyeron los reyes de la política y quedaron todos afuera. A seguir participando muchachos. Nos vemos en otra oportunidad”.
En una nueva arremetida contra el partido, advirtió sobre el bloqueo a las cuentas de Facebook y Twitter que administraba y la eliminación de los grupos de Whatsapp, “pero acá estamos más fuertes que nunca”.
Y como para coronar la noche del domingo, a través de un tuit de su cuenta personal destacó la “excelente” elección de María Eugenia Vidal y calificó de “papelón” lo hecho por el PRO Tandil.

Ausencias

Era el cierre de campaña del lunghismo previo a las PASO y todos debían estar ahí. Funcionarios, afiliados y jóvenes militantes dijeron presente y caminaron, junto a Miguel Lunghi, Juan Pablo Frolik y Marcos Nicolini, desde Quintana y Vigil hasta el centro, y de allí a la sede del Comité de la UCR.
Sin embargo, estos eventos suelen generar ciertas especulaciones, especialmente en aquellos que se dedican a afilar la mirada para detectar ausencias. Y así sucedió.
Más de uno expresó su descontento al notar que algunos funcionarios de segunda y tercera línea habían faltado a la cita. Y lo hicieron saber.

La tranquilidad
del pediatra

Dicen que a diferencia de otras oportunidades, en esta elección el Intendente estuvo muy tranquilo.
Los números que su gurú favorito, Oscar Nigro, le entregó días previos a la fecha electoral lo dejaron calmo y a la expectativa, claro, de los resultados parciales.
Y así vivió las horas posteriores al cierre de los comicios, que transcurrió en el centro de cómputos ubicado en un hotel frente al Comité de Mitre 550, a la espera de la llegada de la planilla de los fiscales generales.
A un escrutinio que se anunciaba lento, finalmente cuatro horas después el jefe de campaña anunció el triunfo, y cerca de las 22 Lunghi irrumpió en el salón para ratificar la tendencia irreversible.

Una caída inexplicable

A propósito de las mediciones, en las cuatro o cinco semanas previas a los comicios sorprendió la caída que presentó en Tandil el candidato a presidente del Frente para la Victoria, Daniel Scioli.
En la previa los números le daban bien al Gobernador. Sin embargo, algo sucedió que hizo que los tandilenses finalmente se inclinaran por el candidato del PRO, Mauricio Macri.
El resultado en este aspecto no deja de llamar la atención a propios y extraños. Un Gobernador que ha tomado a Tandil como una ciudad casi de visita constante, que ha logrado elogios incluso del mismísimo intendente Lunghi por su presencia y respuestas a las demandas locales, terminó perdiendo terreno frente a Macri, quien más allá de esforzadamente tener que dar a conocer que nació aquí, ha tenido casi nula presencia en la ciudad.

Un topo que
no se esconde

El apodo que supo ganarse y presenta con orgullo el ministro tandilense Alejandro “Topo” Rodríguez debiera reverse frente a su exposición en días difíciles para la administración sciolista.
Alguna vez fue en medio del conflicto con el campo y ahora por las inundaciones, el Topo sacó a relucir la coraza que todo hombre de política debe vestir y se expuso frente a los lógicos reclamos, críticas y enojos por las consecuencias del fenómeno climatológico, ante la ausencia de su líder y aspirante a ocupar la presidencia, Daniel Scioli.
El funcionario, así, fue hombre de consulta permanente y vocero del discurso sciolista hasta que regresó -obligado por las circunstancias- el Gobernador.

Un rector cumpleañero

Llegó a este Oído la convocante celebración de cumpleaños del rector de la Unicén, Roberto Tassara, quien sopló 67 velitas a todo trapo. Frente a la importante convocatoria que tenía la fiesta, se utilizaron las instalaciones de la Universidad Barrial de Villa Aguirre.
Algunas malas lenguas no dejaron de hacer notar que más allá del espíritu festivo que hace a la mística peronista kirchnerista en la que supo enrolarse al contador universitario, lo de popular y progresista fue dejado de lado a la hora de uno de los presentes, ya que el hombre recibió unos calzados importantes adquiridos fuera de la ciudad. Parece que fueron encargados en La Feliz, donde el rector gustaría ir a comprar sus zapatos.

Un policía en aprietos

Tal se informó en ediciones pasadas, el viernes se produjo en la rotonda del Parque Industrial el vuelco de un camión que transportaba cereal y que llegaba a la ciudad procedente de Tres Arroyos. El tránsito en ese sector se vio alterado, debiendo los vehículos avanzar por la banquina para seguir rumbo a su destino.
Retirar el camión de la cinta asfáltica con la grúa que llegó hasta el lugar tomó un tiempo prolongado, situación que según le comentaron a este Oído alteró a uno de los policías que intervino en el lugar de los hechos.
Cansado con la demora para levantar y sacar del lugar al vehículo, el uniformado se habría dirigido de mala manera a una persona que resultó ser el propietario del rodado accidentado. El pedido por parte del tresarroyense para que se expresara con más respeto no resultó, ni siquiera decodificó la frase con la que fue advertido: “¿Sabes quién soy yo?”.
Nada frenó al verborrágico e irascible hombre de la fuerza que, al escuchar el nombre de un policía con pasado en Tandil y que ahora cumple funciones en Tres Arroyos, lo insultó. El dueño del camión, cansado de la falta de respeto, activó la grabación de voz de su celular y le pidió que repitiera lo dicho, cosa que el policía volvió a realizar con gusto, como si se trata de una broma, no sabiendo que estaba siendo grabado.
Con el camión arriba de la grúa con destino a Tres Arroyos, el dueño se quedó unas horas más en Tandil, no sin antes hablar con el comisario de su ciudad para advertirlo de lo que estaba pasando y éste a su vez comunicarse con un fiscal para que hablara a Tandil.
El indignado hombre se dirigió hasta el destacamento de Vialidad a quejarse del trato recibido. En la mencionada dependencia se registraban llamados desde Tres Arroyos pidiendo explicaciones por lo acontecido. Ante esta situación fue convocado el policía involucrado quien negó, en la cara, haber insultado a algún superior y menos faltarle el respeto al propietario del camión.
Claro que el policía no pudo sostener mucho su versión cuando el ofendido particular sacó su celular y puso al máximo el volumen la grabación y todos los presentes pudieron escuchar el insulto que había quedado registrado.
Cuentan que al policía lo estaría aguardando un sumario interno y al mismo tiempo el tresarroyense recibió disculpas de todas las formas posibles.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario