Con el oído agudo

DANZA DE LA LLUVIA

La decimotercera edición del show “Tandil Brilla” causó bastante estrés, sobre el final de año, en el entorno del intendente Miguel Lunghi. Sabido es que a pesar de las críticas que en los últimos tiempos inundan las redes sociales por la pirotecnia que adquiere y arroja el Municipio, el pediatra mantiene un espectáculo que -también es cierto- miles de familias disfrutan en el inicio de cada año.
En esta oportunidad, la preocupación de algunos funcionarios estaba directamente vinculada con el clima, por la ola de calor y la sequía que azotó a la ciudad desde antes de Navidad. El temor era la posibilidad latente de que las detonaciones de los fuegos artificiales pudieran provocar incendios en la zona de las sierras o que alguna chispa encendiera pastos en los principales paseos de la ciudad. Incluso, algunos bromeaban con la idea de recurrir a la “danza de la lluvia” para garantizar que todo transcurriera sin incidentes, es decir, incendios.
Es que -ya en una lectura más política- cualquier imprevisto hubiese generado aún más cuestionamientos de parte de los integrantes del grupo Pirotecnia 0, que repudian el evento y exigen que se prohíba este producto en el partido de Tandil.
Cerrados los fuegos, que duraron unos 13 minutos, desde el Ejecutivo respiraron en paz…

CAMPAÑA POR
LOS COMERCIOS

Y buscando concientizar a la población sobre su causa, Mabel Favasulli dedicó los últimos días del año a repartir folletos de Pirotecnia 0. En cumplimiento de su propósito, ingresaba a los negocios del centro y los barrios.
En una de las visitas, esta Oído Agudo la escuchó refunfuñar contra el intendente Miguel Lunghi. El argumento era sólido: “Mientras hay gente de La Movediza sin agua, están regando las laderas del Parque para evitar que los fuegos artificiales provoquen un incendio”.
En esa misma línea de fundamentación, rechazó que el jefe comunal haya contratado dos móviles de bomberos para extinguir cualquier foco, a toda velocidad, durante las primeras horas del primer día del año.

PLATA QUEMADA

Desde que se implementó la celebración denominada “Tandil Brilla”, es de público conocimiento que el espectáculo de fuegos artificiales se puede llevar a cabo gracias al aporte de dinero de distintas empresas privadas. Claro que para que esto se logre, previamente hay un llamado desde el palacio municipal convocándolos a colaborar.
Este Oído se cruzó con un hombre perteneciente a uno de los privados que recibió el llamadito. Charla va, charla viene, el buen hombre soltó “me voy, entrego acá 5 mil pesos, creo que para eso de las luces de fin de año, y sigo viaje”.
Los privados están tan acostumbrados a colaborar que da la sensación que ni siquiera preguntan para qué es el dinero que entregan.

CAMBIO DE PLANES

Para la llegada del nuevo año estaba anunciada, luego de los fuegos artificiales, la actuación de Ajenjo Show, un grupo musical histórico de la ciudad que tendría a su cargo la animación de la fiesta programada. Pero por la indisposición de uno de los integrantes, lo organizadores se vieron obligados a cambiar de banda musical en la tarde del último día de 2015.
Así, aparecieron en escena Los Tapitas y, ante una multitud, los chicos hicieron un gran repertorio que los presentes disfrutaron. Los jóvenes integrantes no se olvidaron de saludar a sus colegas de Ajenjo Show, quienes no pudieron estar. Para cerrar el espectáculo partió del escenario a la multitud un mensaje: “Cuídense, no se droguen, hagan deportes y sean felices”.

DERROCHE DE AGUA

“Y en este mismo instante en el Municipio. Regamos los canteros”, tuiteó este martes Pablo Bossio junto con una foto en la que aparece un empleado municipal echando agua a las plantas del cantero en uno de los laterales de la sede de Gobierno, sobre Fuerte Independencia.
La imagen fue captada por el concejal del Frente para la Victoria en medio de una persistente ola de calor que dejó a vecinos de diversos barrios sin ese servicio esencial.
A un complejo esquema, al que se sumaron los cortes de luz por excesos en los consumos y la falta de recolección de residuos en algunas zonas, el accionar causó molestia, más aún teniendo en cuenta que el día previo, el lunes, el Municipio envió un comunicado solicitando “a la comunidad evitar el derroche de agua”.
En esa oportunidad instó a hacer un uso “responsable y evitar el derroche de agua” dado el alto consumo. “El esfuerzo y responsabilidad de cada uno de nosotros en cuanto a la utilización del agua contribuye al bienestar del conjunto. Seamos solidarios y tomemos conciencia que es imprescindible cuidar el agua como uno de los principales recursos vitales para toda la comunidad”, justificó.
UNA “LLAMADA”
DE ATENCION

El primer día de 2016 por la tarde, las Llamadas coparon el centro tandilense al son del candombe para recibir con buenos augurios el año nuevo. Al igual que todos los años, los hermanos uruguayos junto al grupo Flor de Murga, salieron a la calle para desear trabajo, felicidad y paz para todos.
Sin embargo, en principio no todo fue fiesta, ya que el desfile estaba pensado sobre las dos cuadras de la peatonal A Cielo Abierto -9 de Julio, entre Sarmiento y Pinto-, y no pudo ser así.
“Lamentablemente estaba planificado hacerlo en la peatonal, ya habíamos hablado con el Municipio y con la Policía, pero -a último momento- nos dijeron que no había posibilidad de poner personal del Municipio. Eso es entendible, pero el año pasado colaboraron un poquito más, no sé qué pasó, tuvimos que hacer un recorrido raro, no queríamos imponer nada en las calles, pero no nos quedaba otra”, contó Milton Trasante, el impulsor de la movida en Tandil.
Por lo tanto, los candomberos tuvieron que improvisar y decidir cambiar de rumbo. Si bien comenzaron por Sarmiento y 9 de Julio y avanzaron por 9 de Julio hasta San Martín, en la esquina tuvieron que doblar por San Martín hasta Rodríguez para finalizar en la Plaza Independencia.
Afortunadamente este cambio de planes a último momento no logró opacar la convocatoria que tuvieron las Llamadas una vez más en la ciudad, con la presencia de muchos vecinos que compartieron el rito.
DEL POTRO, EN LA BONSIFEST

Juan Martín del Potro se convirtió, según los medios olavarrienses, en el visitante “más ilustre” en todas las ediciones de la Bonsifest, que tuvo lugar el sábado 26 de diciembre en la vecina localidad.
El tenista tandilense llegó a la multitudinaria fiesta apenas pasada la medianoche acompañado por un grupo de amigos y se instaló en el ángulo sudoeste del palco VIP, donde lo retrató un reportero del diario El Popular. Delpo se quedó hasta el final, alrededor de las 7 de la mañana.

LA FIESTA DEL CONFLICTO

Desde la red social Facebook se dio a conocer el litigio por el nombre de la fiesta de celebración de la llegada de un nuevo año, denominada Tandil Fest 2015 y que se organizó en Fuente de Alegría.
Gastón Leveau fue quien salió con los tapones de punta contra Claudia Moreno, acusándola de haberse apoderado del nombre utilizado en 2010, cuando él fue el organizador y tuvo que sortear, según manifestó, innumerables obstáculos.
La extensa reseña publicada dice que “me roban el nombre y la idea, misma fiesta, mismo estilo, todo igual. La verdad, no tienen cara”. Y agregó que “Tandil Fest es una creación mía”. Aclaró que “Moreno de Estancia Fuente de Alegría, sólo me alquiló el predio. La idea y organización siempre fue mía. Es mi proyecto”.
Tras haber logrado desarrollar la primera fiesta, no sucedió lo mismo para la segunda edición donde debió suspenderla dos horas antes del 31 de diciembre de 2010, porque no lo dejaron -apuntó al Municipio-, conseguir un predio para llevarla a cabo.
El revés sufrido -contó Leveau- le ocasionó una pérdida económica muy grande, además de muchas críticas. Expresó que “pude devolver el 95 por ciento de las entradas y me quedaron algunas que no pude cubrir. Todo ese sacrificio, esfuerzo y mis ahorros se los llevó esa fiesta”.
En otros párrafos del descargo dijo que “cuando terminó la fiesta que pude hacer y retorné a jugar en Italia, el 4 de enero de 2010, Claudia Moreno fue a Buenos Aires a registrarme el nombre de mi fiesta. A robármelo. Así, sin ningún problema ni cargo de culpa. Vio que era un buen proyecto y se lo registró, que por políticas del registro está mal registrado, pero ésa fue su mala intención”.
Dijo estar a favor de las distintas celebraciones que desde hace algunos años se realizan en la ciudad como Noel Fest o Yellow Fest en Uncas. Y pidió tener cuidado para que nadie se apodere de esos emprendimientos.
Por último, remarcó que “arriesgué todo por mi proyecto, sufrí que me prendieran fuego mediáticamente, hasta me casé por esa fiesta. Perdí mucho dinero por hacer e intentar que Tandil tenga su fiesta de año nuevo, que en ese momento no había algo tan grande. Me voltearon, me fueron desestabilizando y lo consiguieron”.
Leveau también publicó en Facebook el logo y nombre utilizado en 2010 y los planos de cómo estaba distribuido el sector para aquella única mega fiesta concretada.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario