Con el Oído agudo

VERSIONES SOBRE RADIO TANDIL

No han sido pocos los mensajes recibidos en el Multimedios acerca de las versiones que indican que el nuevo propietario de Radio Tandil (o uno de ellos) es Diego Bossio. Esos mensajes, en su gran mayoría, hablan de que estamos callando una realidad. Y hasta llegan con una carga de bronca.

Primero: nunca van a encontrar en los medios de El Eco críticas ni referencias a colegas (ni a personas, ni a medios).

Segundo: no tenemos por qué inmiscuirnos en cuestiones ajenas. Las versiones circulan, y pueden ser reales o falsas. Sería poco ético aseverar de nuestra parte si es verdad que Bossio es, en las sombras, uno de los dueños de la emisora y que por eso contrataron a tantos que estuvieron ligados a él.

Al periodista Norberto Cuchan, que allí trabaja, le preguntaron eso en un semanario y se limitó a responder que a los empleados de la radio no les consta.

Dio la casualidad, es cierto, que Bossio ha tenido preferencias con la emisora y ha elegido a sus periodistas para comunicarse, declinando incluso diversas invitaciones que se le cursaron de este Multimedios, pero de ahí a hacernos eco de la versión que cada vez circula con más fuerza, hay un largo camino.

No es que optamos por callar, ni que el que calla otorga. Simplemente no nos consta.
Pensar que con esta actitud estamos cubriendo a Diego Bossio es, por lo menos, malintencionado. Y supone una carga de bronca política a la que no corresponde que nos sumemos.

 

NUEVO Y DELICADO CASO CON LOS MISMOS ACTORES

El caso de la menor que habría sido abusada en una casaquinta de la zona de La Blanqueada conmovió a la opinión pública y provocó disímiles reacciones a la hora de cómo se abordó la instrucción en la fiscalía, donde buscan probar la existencia de delito (abuso o estupro) o no.

Más allá del lógico y legítimo reclamo de los familiares por querer conocer la verdad y clamar por justicia, incrédulos del accionar de la pesquisa o el curso por el cual cobra fuerza la hipótesis de un abuso consentido, no deja de llamar la atención que en las sombras vuelven a operar los mismos actores judiciales y políticos que supieron entorpecer causas resonantes con tintes similares a la hora de contemplar que había menores involucrados y estaba en juego nada más y nada menos que el grave delito de abusos sexuales.

Vaya a saber uno bajo qué interés (o tal vez se sepa, pero resulta imprudente ventilarlo aún) los lamentablemente “famosos” caso Gonzalo, que llevó incluso al jury de un fiscal, otro de similares características que terminó imputando a la psicóloga Daniela Lezcano (condenada en primera instancia por el TOC 1) y hasta los abusos investigados y condenados en el merendero de calle Magallanes, donde hubo sentencia para el acusado, circundan actores que, como satélites van promoviendo el descrédito a los actores judiciales locales y fagocitan a las familiares involucradas, envueltas en la desesperación de saber la verdad y desconfiar del poder de turno.

No sería de extrañar, dada la presencia de los mismos actores, que con el curso de los días comience con más ahínco la postura de cuestionar el accionar de la Justicia y pedir cambios al no estar de acuerdo con una investigación que recién comienza y de la cual aún resta contar con elementos fundamentales para arribar a una conclusión: si hubo o no delito contra la menor de 13 años, quien, afortunadamente, evoluciona bien de su delicado cuadro de salud.

 

REACCION LENTA

Los funcionarios y legisladores de la ciudad tardaron una eternidad en reaccionar ante el caso de la adolescente presuntamente abusada durante un cumpleaños en una quinta de La Blanqueada. La noticia se conoció el martes, ya que hasta el lunes la Policía había informado solamente del accidente rutero. Incluso el domingo, un director del Hospital informó que la joven había sido dada de alta, pero en realidad la habían trasladado al Hospital de Niños.

Hasta el jueves, en que la noticia cobró trascendencia nacional y ribetes bastante preocupantes en cuanto la veracidad de los datos objetivos, ni los concejales ni los funcionarios del Departamento Ejecutivo habían demostrado demasiado interés por el caso.

Al parecer, muchos de los dirigentes locales se sienten cómodos en los límites de su terruño y reaccionan cuando la información trasciende las sierras, preocupados por la imagen de Tandil a nivel nacional.

 

OTRA VEZ EN “CAMARA DEL CRIMEN”

Y en la tarde de ayer, nuevamente se trató un hecho de Tandil en “Cámara del crimen”, el programa de TN que conduce Ricardo Canaletti. Fue entre los temas de la semana donde surgió la noticia de la niña presuntamente abusada el último domingo por la mañana.

En palabras del periodista Ignacio González, la crónica de lo sucedido en la quinta de La Blanqueada sonaba sorprendente. Mezclaba datos reales de la causa, con otros difíciles de corroborar.

En uno de los pasajes más llamativos, González dijo que los hombres mayores que habían organizado la fiesta en la casaquinta eran barrabravas del club Santamarina. Entonces aprovechó para decir que el presidente de la institución es Pablo Bossio, hermano del diputado nacional Diego Bossio.

Sin ánimo de atacar ni defender a nadie, pareciera que cada vez que en TN se nombra a Tandil, de manera obligada, se nombra al ex director ejecutivo de Anses.

 

CAUSA DESARROLLO SOCIAL

Corren los días, los meses, y se está próximo a celebrarse el juicio por la causa penal contra el exsubsecretario de Desarrollo Social y actual coordinador dentro de la estructura de seguridad comunal Rubén Diéguez, acusado de “malversación de caudales públicos agravado en perjuicio de la Municipalidad de Tandil, en concurso real de acciones con falsedad ideológica de instrumento público, reiterados”.

Más allá de lo que oportunamente expuso el propio involucrado, como el secretario legal comunal, Atilio Della Maggiora, y quien fuera jefe de Gabinete, Marcos Nicolini, aseverando que no existe delito y la errónea interpretación del ministerio público, el expediente ya está próximo a ventilarse en un juicio oral y público, en el que las partes tendrán la oportunidad de exponer sus verdades para que sea el juez quien resuelva.

En ese tren, pudo conocerse que el magistrado interviniente, doctor Carlos Alberto Pocorena, invitó a las partes a arribar a un juicio abreviado y así evitar el dispendio de recursos en una audiencia, propuesta a la que se apela en todas las causas sin distinción.

Empero, la defensa del acusado, doctor Jorge Dames, y el fiscal Marcos Eguzquiza hasta la fecha no han arribado a un acuerdo. Según llegó a este Oído, la defensa sí propuso al ministerio público arribar a una probation, lo que evitaría a su cliente asumir una eventual condena, empero, el fiscal se negó, tomándose de lo que establece el código cuando se trata de delitos contra la administración pública y cuando el que está involucrado resulta un funcionario.

Así las cosas, y si bien aún se cuenta con tiempo para arribar a un juicio abreviado (evitaría instalar por semanas el tema en la opinión pública con el costo político que eso implica, ya que hasta el propio Lunghi sería citado como testigo), todo se encamina hacia el debate que prevé, como mínimo, tres jornadas de debate.

 

CANDIDATO A LA UDAI

Según llegó a este Oído, aún persisten algunas posibilidades concretas para ocupar uno de los cargos vacantes dentro de los organismos nacionales, la UDAI.

En ese tren, no paran de lanzarse globos de ensayo y especulaciones de quién podría ser el elegido, con la certeza de que el radicalismo vernáculo habría desistido de ocupar dicho cargo ante eventuales despidos que debiera asumir como costo el funcionario que asumiera.

Por ello, en la semana comenzó a sonar con fuerza el rumor que se está al aguardo de algunas movidas del massismo por tomar dicho cargo. Cuentan que se aguardaría por el regreso de Mauricio D´Alessandro, de buena llegada al macrismo, más allá de estar en el espacio de Sergio Massa, para que actúe como intermediario para darle una chance a un dirigente que en la actualidad está muy cercano a él.

A más datos, se trata de un joven abogado de interesante curso profesional y político que ha cobrado notoriedad en las últimas semanas a partir de su intervención en los amparos contra la Tasa de Seguridad, primero, y el tarifazo del gas después. Sí, Sebastián Romay suena como candidato…

 

OTRA VEZ CONCEJAL, POR UNA SESION

El jueves pasó lo que tanto se temía tras la ruptura en el PJ. Se había hecho todo tipo de especulaciones sobre la postura que  podría adoptar el cuarto en la lista de concejales que el FPV presentó en las elecciones legislativas de 2013. Raúl Escudero juró el último jueves y se sentó en la banca de Pablo Bossio, quien había pedido licencia por un viaje a Europa con su familia.

En la previa a la sesión, el mutualista acordó con el abogado Gustavo Ballent, su compañero del Frente Renovador, redactar un pedido de informes por la fiesta de la quinta en La Blanqueada que mantuvo en vilo -y en los medios nacionales- a la ciudad durante toda la semana. La iniciativa fue exitosa, teniendo en cuenta que contó con el apoyo de todos bloques para el tratamiento sobre tablas y salió por unanimidad.

A pesar de haber cumplido ya un mandato en el Legislativo, Escudero no tuvo mayor participación. Tal vez, en una ocasión logró confundir a Corina Alexander, que levantó la mano ante una ordenanza que el Bloque Justicialista no acompañó, pero el presidente Juan Pablo Frolik lo advirtió y puso las cosas en su lugar. En tal caso, el mutualista tal vez debería haber alzado los dos brazos: uno por el massismo y el otro por el ausente Bossio…

El único comentario que lanzó -sin pedir la palabra- fue en ocasión de una inquietud de Matías Meli, quien solicitó que no se archivara una ordenanza aprobada para pedir por la repavimentación del acceso a María Ignacia y del camino que une a esa localidad con Gardey. “Yo voy a pedir por el entoscado de la entrada a Azucena”, lanzó el vicepresidente del Partido Justicialista.

 

DE VIAJE Y SIN LICENCIA

Y hablando de viajes a Europa, hasta este Oído llegó la bronca de algunos sectores del peronismo con una concejal que asumió el 10 de diciembre y faltó a la sesión del último jueves. De acuerdo a los comentarios que circularon por el primer piso de la Municipalidad, la legisladora se ausentó porque partió de viaje a Europa.

Las lenguas, que no ahorraron en críticas, señalaron que María Eugenia Poumé se fue sin pedir licencia, lo que hubiese significado un descuento en sus haberes como concejal. Vale decir que como no solicitó los días, tampoco tuvo reemplazo.

 

LAS MAS COMBATIVAS

En cada sesión del Concejo, ellas se buscan y se encuentran. Sacan de sí las frases más fuertes, impostan la voz y se lanzan chicanas. Ya no lo disimulan. Simplemente, no se toleran. Se trata de la radical Nora Polich y de la justicialista Corina Alexander. Cada vez que se reúne el Legislativo, dan con alguna razón para protagonizar un fuerte cruce.

El último episodio fue el repudio que realizó Nora Polich a los dichos de Guillermo Moreno, quien lanzó la desafortunada frase: “Videla tiraba gente al mar, pero no le sacó la comida a la gente”. La referente del radicalismo se dijo molesta porque ningún referente del peronismo promovió un proyecto para repudiar las declaraciones del ex secretario de Comercio.

Corina Alexander, que había presentado una resolución para rechazar el decreto que le otorga autonomía al Ejército, la toreó y le dijo que si estaba tan preocupada por defender la democracia, esperaba que acompañara su resolución en contra de la medida dispuesta por Mauricio Macri.

La cosa se puso fea. Incluso, ambas salieron enojadas del recinto, mientras que algunos secretarios marcaban que la concejal del justicialismo se había retirado murmurando improperios.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario