Con interesantes proyectos de apertura a la comunidad, la Facultad de Arte inicia el 2017

Rubén Maidana, secretario de Extensión de la Facultad de Arte de la Unicén, dialogó con El Eco de Tandil sobre lo que dejó el 2016 y las propuestas que se vienen para este nuevo ciclo lectivo.

-¿Cómo fue el 2016 desde el área?
-Desde Extensión fue un año sumamente productivo porque la incorporación de Magalí a la Secretaría permitió sumar actividades y hechos vinculados con lo audiovisual. De hecho, una de las primeras cosas que propuso y que vamos a continuar este año es Arte Proyecta, la presentación de cine todos los sábados con la sumada de la gente del departamento de Historia y Audiovisual. A mí me preocupaba mucho la continuidad en el tiempo porque todos los sábados durante un año era bastante pero funcionó muy bien, siempre sumando voluntades.
Esto lo que permite es la idea de que la gente pueda venir a la facultad, que conozca el espacio del edificio, que sepa dónde estamos, etc. La misma idea está con la propuesta de el hall, se muestra que a partir del año pasado le cambiamos la dinámica en relación a la duración de las muestras, con un protocolo sobre cómo se tenían que presentar los materiales, entre otras cosas. Esto nos permitió una muy buena articulación con los artistas locales a quienes les estamos dando un espacio de visibilidad a sus trabajos.
Por otro lado, generamos visitas guiadas para colegios con la presencia del artista como fue el caso del ilustrador Nico Vilela quien recibió a distintos jardines en el hall y los chicos dibujaron con los niños. Esto tiene que ver con que el artista le pueda contar al público cuáles son sus motivaciones, técnicas o cómo comienza; por lo tanto de algún modo también estamos haciendo docencia. Para eso entregamos una guía pedagógica sobre los artistas para que los maestros puedan trabajar previamente en el aula; pero para esto sumamos a los integrantes del Departamento de Educación Artística.

-¿Cómo salió la idea de la musicalización en vivo de cine mudo?
-Realmente fue muy hermoso y lo vamos a repetir este año. Esta propuesta la llevamos a cabo en conjunto con el Conservatorio en el que nosotros proponíamos una serie de materiales de cine mudo y algunas cátedras de ellos hacían la música en vivo.
Por ejemplo el 22 de noviembre que fue el Día de la Música, pusimos una pantalla en la Plaza del Tango en la que se proyectaba la película y cerca de 25 alumnos hicieron la música en vivo. Este año queremos replicarlo pero con más fechas y la posibilidad de sacarlo por los barrios.

-¿Con qué otras cuestiones cuentan en la Secretaría?
-Todo lo que tiene que ver con talleres que van surgiendo ante la necesidad de los alumnos de algún tema puntual como fue el caso de un taller de electricidad dictado por Eduardo Charlone. Este fue destinado a los alumnos de RIAA y que parte desde cómo se genera la luz hasta cómo hacer un tablero eléctrico; entonces esto apunta a que el alumno al tener mayor conocimiento, tome mayor conciencia del equipamiento. Además hubo otros referidos a lo actoral dictados por Javier Lester, Cintia Vázquez, entre otras propuestas que se fueron evaluando y se llevaron a cabo.
Otra cuestión es la Escuela de Espectadores a la que no le estamos pudiendo encontrar la verdadera dinámica para que crezca en cantidad de asistentes. Probamos con distintos formatos, inclusive trataremos de ver si generamos espacios trimestrales con el objetivo de generar conocimientos para poder hacer una buena apreciación de una obra de teatro.

-¿Qué es lo primero que se viene en el 2017?
-En marzo se viene la Semana de la Memoria y para eso hay pedido una muestra de fotografía del Museo de Arte de La Plata; así como también habrá una película que consiguió Magalí sobre esta temática y que no fue vista en Tandil.
Mucho de lo que hicimos en el hall con las visitas guiadas, apareció con la primero impronta justamente en la Semana de la Memoria 2016 donde habíamos tenido video arte, una muestra fotografía y una obra de teatro. A partir de eso y la visita de alumnos de Comercio, ellos generaron una propia en el colegio indagando sobre las escuelas y la dictadura utilizando distintos formatos. A nosotros nos llenó de orgullo porque nos dimos cuenta que eso sirvió para algo.

-¿Qué otros proyectos tienen para este año?
-En primera medida, en el hall vamos a sumar a Carlos López de la cátedra de escenografía con el objetivo de ayudar a los artistas en el armado de la muestra. Nos pasó en algunas oportunidades que contamos con muy buenos artistas que luego cuando deben ubicar las obras en un espacio, les cuesta un poco más; entonces Carlos va a aportar su mirada y conocimiento para que quede lo mejor posible. Sabemos que tenemos que trabajar un poco en lo que respecta a la infraestructura del espacio o la iluminación; teniendo en cuenta que se utiliza también para otro tipo de muestras en distintos lenguajes.
A su vez vamos a armar el cronograma de modo tal que queden las muestras de artistas independientes durante el primer cuatrimestre y parte del segundo; mientras que las de instituciones estarán todas juntas y hacia final del año. Igualmente queremos tratar de coordinar con el Conservatorio que, mientras no haya muestras en el hall, armemos conciertos.
Por otro lado queremos que se instale Muestreadas que tiene que ver con los trabajos que se están haciendo dentro de las cátedras de teatro ya que los alumnos ven como positivo mostrarse a público y recibir una devolución. A su vez está pegado con la Noche más corta que tiene que ver con un espacio de muestra pero de lo audiovisual.
También trabajamos muy bien con la Universidad Barrial y la varieté a través de la coordinación de Pepo Sanzano. Realmente tuvo muy buen impacto en la barriada por lo que pretendemos replicarlo este año y ver si se pueden hacer mini varieté en otros puntos del barrio o sacarlo hacia afuera.
Además también con Pepo hicimos una primera aproximación de “Laburatorio”, un espacio de trabajo experimental o mostrar trabajos en proceso. La idea es que los artistas que tengan trabajos en proceso puedan mostrárselo y guiarlos, fundamentalmente con lo teatral pero estamos viendo cómo incorporamos lo audiovisual. El objetivo de Pepo para este año es que el espacio sea itinerante y que, a su vez, haya apertura a distintos artistas y que no sean sólo de la Facultad de Arte.

-Esto permitiría una interesante apertura a la comunidad…
-Sí, es verdad. En el caso de Pepo es un hacedor que está vinculado no sólo con la Facultad sino con otras instituciones. Siempre tenemos que buscar a alguien que convoque pero que no tenga que ver con una figura de autoridad sino como un referente y Pepo es un teatrero, artista, hacedor y lo ves en los distintos ámbitos.
Inclusive estamos empezando a pensar nuestras prácticas de las carreras de grado, sobre todo la de teatro, en vinculación con la comunidad. No va a faltar mucho para que la carrera de Teatro tenga su nueva implementación en la cual estará dividido en la parte de docencia y actoral. Además el profesorado tiene que ir a 4 años y en cada uno de ellos debe tener relación y vínculo con la comunidad; entonces en algún punto se hace necesario pensar en alguien que sea un transformador social a través de la docencia pero de lo artístico.

-Y por último… ¿La Facultad ganó un proyecto en la Secretaría de Políticas Universitarias?
-Sí, se llama Formación de nuevos públicos. Desde la Facultad de Arte presentamos dos propuestas, esta para la carrera de teatro y una para RIAA sobre una serie web pero quedó seleccionada sólo una. Justamente tiene que ver con la circulación de espectáculos por espacios en los cuales no llega el teatro y ver cómo repercute en el público pero es algo que todavía estamos viendo cómo lo ponemos en práctica.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario