Con un alto nivel de adhesión, los municipales cumplieron con la primera jornada de paro

El descontento por la falta de respuesta del Ejecutivo al pedido de otorgamiento de un bono de tres mil pesos se tradujo en una convocatoria del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) a un paro de 48 horas para ayer y hoy.

La primera jornada de protesta por lograr una suma fija por el Día del Trabajador Municipal, que se conmemoró el pasado 8 de noviembre, logró un alto nivel de adhesión de los empleados comunales, en especial en las áreas obreras, esta vez con la ausencia de los recolectores de residuos de la Dirección de Servicios.

Para hoy se esperan similares resultados y la concreción de una marcha, que será definida en el transcurso de la mañana.

El acatamiento fue dispar según las áreas. Según se informó desde la organización gremial, por datos aportados por los delegados, en la Dirección de Bromatología la adhesión fue del 97 por ciento; en Parques y Paseos del ciento por ciento al igual que en el Cementerio Municipal; en Vialidad del 99 por ciento, en Minoridad del 50 por ciento; en la administración central un 30 por ciento; en Control Urbano Vehicular del 90 por ciento; en Inspección General del 60 por ciento; en los juzgados de Faltas del 80 por ciento; y en Turismo y en Deportes un 20 por ciento.

Recolección no adhirió, mientras que las cuadrillas de Servicios se plegaron en un 20 por ciento y los choferes en su totalidad.

En el Sistema Integrado de Salud Pública el sector administrativo del Hospital Municipal “Ramón Santamarina” acató un 50 por ciento, el de enfermería en un 50 por ciento, y los técnicos en un 85 por ciento.

En el de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas” el área de enfermería presentó un acatamiento del 90 por ciento, mientras que el de mucamas del 80 por ciento.

El paro

En conversación con El Eco de Tandil el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMT), Roberto Martínez Lastra, compartió algunos datos sobre la primera jornada de protesta y las perspectivas para la segunda, que podría incluir una movilización al Municipio.

En definitiva estimó que el nivel de adhesión promedio superó el 70 por ciento y se mostró sorprendido por la situación que se desencadenó en el Hospital, donde debió intervenir para completar las guardias en enfermería para garantizar la atención. “Tuvimos que hablar con los compañeros para que vayan a cubrirlas”, expresó y atribuyó esta circunstancia al “resentimiento en el Hospital; entonces la gente quería manifestarse con el paro”.

A su vez reclamó al Ejecutivo que “queden claras las pautas porque si van a otorgar un bono el año que viene es porque saben lo que van a dar”, entonces que “aclaren la situación así no vamos a un paro”.

Sobre la jornada, ayer cerca del mediodía se concretó una asamblea en la sede del sindicato en el que se evaluaron las repercusiones de la medida. Entonces, al igual que sucedió este martes, el sindicato volvió a citar a los afiliados ya para plantear los pasos a seguir. “Quizás nos movilicemos, es casi seguro pero queremos charlar con los compañeros que vengan mañana (por hoy)”, reveló el dirigente sobre una posible acción que podría incluir una manifestación hasta la sede de Gobierno.

Un pedido de aumento
salarial del 45 por ciento

En otro pasaje de la entrevista Martínez Lastra confirmó que en los próximos días la comisión directiva elevará un pedido de actualización salarial para el año entrante, que será del 45 por ciento, porcentaje que dista mucho de la partida que el Ejecutivo incluyó en el presupuesto del año entrante, que es del 17 por ciento para ese ítem.

“No sé cómo haremos; viviremos en las calles con luchas gremiales”, anticipó el dirigente con vistas al escenario que vislumbra.

Desde el Gobierno reconocieron que
hubo un acatamiento “importante”

El secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, repasó detalles sobre la primera jornada de paro impulsada por el gremio que nuclea a los trabajadores de la comuna y las perspectivas de alcanzar un acuerdo, sobre el cierre de un año “muy complejo” en materia económica.

“Hemos manifestado que tenemos la voluntad de poder hacer algún reconocimiento de fin de año”, garantizó pero aclaró que “va a ser imposible en diciembre y en eso hemos sido muy claros y contundentes”, por lo que la alternativa de pago se trasladaría para los primeros dos meses del año entrante sin poder estimar aún el monto.
En diálogo con El Eco Multimedios el funcionario aseguró que fue “importante” el nivel de adhesión a la protesta, a la que calificó de “anticipada”, ya que “pretendíamos que el sindicato nos siguiera acompañando en ir viendo cómo se resuelve la situación financiera”.

En tanto evaluó que le medida impactó en mayor medida “en los sectores obreros”, a diferencia de las áreas administrativas donde “menos se sintió”. De todos modos indicó que se tomaron algunas acciones para reducir sus consecuencias, como disminuir la cantidad de turnos a otorgar que se logró gracias a que se anunció con antelación.

El contexto actual

Pese a que el diálogo se mantenía abierto Teruggi reconoció que “uno siempre trabaja hasta último momento para tratar que estas medidas no se desarrollen”, y agregó que “lo que sucede es que mucho más de lo que hemos hablado no podemos”.

“Tenemos obligaciones que cumplir, que es el pago del medio aguinaldo que se tratará de hacer para las Fiestas, como se hace habitualmente. No sabemos si vamos a pagar el sueldo durante el mes de diciembre o nos tomaremos unos días en enero para poder hacerlo”, planteó el secretario sobre el panorama que observa.

Para finalizar, y con la voluntad de mantener el diálogo, Teruggi pidió al sindicato que entienda la situación financiera. “Para nosotros, al igual que para todas las administraciones municipales, ha sido un año muy complicado. Esperamos que las cosas puedan mejorar, que pueda haber algún grado de razonamiento que pueda no afectar los servicios y que las cosas se puedan desarrollar con normalidad”, cerró.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario