Con una interesante propuesta teatral y musical, el Grupo de Azahares busca presentarse en Tandil y alrededores

Fátima Llano, Ana Laura Colussi y María Isabel Márquez son las integrantes del Grupo de Azahares. Con su primera creación colectiva denominada “A la pelotita”, esta obra cuenta la historia de varias personas que conviven en un edificio. El grupo cuenta con interesantes proyectos que sumen experiencia a esta primera producción que la pondrán a girar por distintas ciudades de la región.

En diálogo con El Eco de Tandil, Fátima Llano y María Isabel Márquez explicaron que ¡A la pelotita! es una creación colectiva en el que utilizaron la música y el humor como recurso. Son tres actrices en escena que interpretan nueve personajes y que se presentará este sábado a las 21 en el teatro La Fábrica, Pinto 367.

-¿Cómo se forma el grupo?
Fátima Llano: -El Grupo de Azahares se inició en el 2014. Yo fui la profesora de canto de María y Ana en Tidema. Luego de un tiempo de proceso les ofrecí sumarse a este proyecto con la idea de armar un espectáculo donde estuvieran presentes la música y el teatro como los dos lenguajes más fuertes así como también tomar algunas cuestiones de la danza.
De esa forma, en el 2014 comenzamos a ensayar en Tidema y lo que empezamos a investigar sobre temáticas sociales que nos estaban atravesando o haciendo ruido por distintas cosas y la forma de ponerlas a funcionar en una obra de teatro con la idea de llevarlo a todo el público. Justamente la premisa es que todos la pudieran ver y no encerrarnos en un solo lenguaje o una simbología teatral que quizás no llegue a todos.
El entrenamiento fue bastante intenso porque ellas hasta ese momento no eran actrices, así que tuvimos que incursionar en lo corporal; entrenando la música y el canto así como empezar a crear la música de la obra y todo lo que tiene que ver con el texto dramático y las acciones.

-¿Lo crearon todo ustedes desde cero?
FLL: -Sí, salvo dos canciones de la obra que en algún momento decidimos tomarla de otros autores pero era lo que necesitábamos o porque una de esas canciones fue disparadora de escenas pero el resto fue todo creación nuestra. Además estuvimos trabajando con Jorge Suárez quien es nuestro colaborador musical; por lo que cuando le presenté todas las partituras, se encargó de armar las pistas con nuestros arreglos.

-¿Y cómo fue para ustedes que no eran actrices enfrentarse a este desafío?
María Isabel Márquez: -Yo me vine a vivir a Tandil para estudiar Licenciatura en Gestión Ambiental en el 2012 y ahí comencé Tidema por la intriga de cantar ya que siempre lo hice de chica con mi papá pero nunca lo había hecho en un lugar formal. En ese momento la conocí a Fati hasta que a fines de 2014 decidí dejar Tidema pero retomamos con este proyecto juntas. Al principio fue con un poco de miedo ya que al no ser actrices no sabíamos cómo nos iba a resultar. Sin embargo el proceso fue muy bueno y muy divertida la creación de los personajes, la libertad de poder escribir nosotras y poder improvisar sobre eso así que fue un momento muy lindo y de gran crecimiento.

-¿De qué se trata la obra?
FLL: -Es la historia dentro de un edificio donde hay un personaje muy importante que es el encargado de despertar conciencias pero siempre desde el humor que es la premisa de la obra, para que desde ahí se pueda reflexionar y que el público pase por distintos estados.
Es un portero, muy comprometido con su labor pero que es puesto en dudas por algunas vecinas. El resto, que hasta aquí valoraban tanto esfuerzo, escucha esas voces y todo empieza a cambiar. Se caen las caretas y las miserias salen a la luz.

-¿Cómo mezclan la música y la danza en el espectáculo?
FLL: -La danza está más que nada como partitura de acción aunque en alguna escena es más bailada pero siempre tomamos la estructura y la precisión que tiene la danza y que nada esté al azar. A partir de ahí, la música está muchas veces también como parte del diálogo que se lo robamos un poquito a la comedia musical aunque no está plenamente la danza jazz. Hay escenas que son cantadas, otras que son cantadas y habladas por lo que es un juego continuo.

-¿Qué proyectos tienen?
FLL: -Esta obra la estrenamos el 22 de diciembre de 2016 en el teatro La Fábrica. Por suerte tuvimos muy buena repercusión lo que nos abrió las puertas para seguir mostrándola y nuestra idea como grupo y necesidad humana y personal es moverla por fuera de Tandil. De esta forma estamos ya gestionando funciones en Bahía Blanca que es la ciudad de donde es oriunda María Isabel, tenemos casi cerrada algunas funciones en el club cultura Matienzo de Buenos Aires y con la idea de salir a otras ciudades.
Otro proyecto que tenemos es poder presentarla en Tandil para las escuelas ya que creemos que da la temática para hacerlo. En el estreno nos pasó que muchos amigos docentes nos dijeron que tienen que verlo los chicos; incluso tuvimos espectadores niños que se quedaron fascinados. La idea es que puedan ver la obra, reírse, conmoverse y que lo que les quede pendiente se pueda charlar después de la obra y esto ocurrió. Por lo tanto es una obra para ver en familia con niños a partir de los 8 años.
Por otro lado también tenemos ganas de hacer una brecha más musical. Nunca dejar el teatro porque siempre está pero tal vez en el próximo proyecto armaríamos un espectáculo musical. Además estamos abiertas a sumar más compañeros, estamos abiertas a esa posibilidad.

-¿Qué sucede cuando se vuelven a presentar?
FLL: -La estructura es siempre la misma pero cuando la volvemos a poner en escena, aparecen pequeñas acciones o nuevas relaciones entre nosotras; eso sumado a los ajustes musicales, vocales y del cuerpo. Para las chicas esa etapa es una experiencia nueva dentro del proyecto porque una vez que estrenamos, no termina todo.
MIM: -Siempre nos decían que la obra funcionaba pero que estaba el desafío de seguir incursionando y nosotras pensábamos que si ya funcionaba estaba lista (risas). De hecho no entendía a qué se referían hasta que volvimos a ensayar y descubrimos que nos van pasando cosas distintas.

– ¿Y por último por qué el nombre Grupo de Azahares?
MIM: -Surge al momento de buscar palabras con las que nos sintiéramos identificadas. Un poco viene del azar ya que fue así como Fati nos llamó, nunca nos lo esperamos pero se dio una energía re linda entre las tres y también por el aroma de los azahares de las flores de los naranjos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario