Con una manifestación pacífica, estudiantes del IPAT reiteraron su reclamo por un edificio propio

En un nuevo reclamo estudiantil, que se sumó al encabezado este martes en la Escuela Normal por la falta de calefacción, un nutrido grupo de estudiantes del IPAT (Instituto del Profesorado de Arte Tandil) montó una movilización frente a la sede de Alem y Pinto para hacer visible la problemática y el reclamo por un edificio digno, en una gélida tarde.
Durante la jornada se desarrollaron distintas tareas a las que se volcó la mayoría de los jóvenes que asiste a la institución, entre producciones artísticas, música y danza. Así se mantuvieron ante la mirada de comerciantes, vecinos y eventuales transeúntes, que expresaron su apoyo pero también sorpresa ante el desconocimiento de la situación.
La iniciativa surgió en el marco de una serie de asambleas en la que se comunicó al alumnado las malas condiciones edilicias que atraviesan y la preocupación sobre su futuro cuando la matrícula de Polivalente, con quien comparten las instalaciones, se mude a la flamante sede.
También se repartieron planillas para juntar firmas que acompañen un petitorio por un inmueble propio, que será elevado a las autoridades locales y provinciales con el fin de obtener la seguridad del financiamiento requerido para la construcción de un establecimiento en un terreno donado por la comuna, en Buenos Aires y La Pampa.
“Vamos a hacer nuevamente el reclamo porque el tema quedó estancado y queremos anexar todas las firmas”, remarcó uno de los integrantes del centro de estudiantes, Braian Ruiz, quien puntualizó que al momento contabilizan más de 800 rúbricas de manera virtual, a las que se sumarán las recolectadas en papel.
En paralelo, los directivos acompañaron la movida, se sumaron al compromiso asumido en pos de un nuevo lugar para el dictado de clases y reclamaron por una decisión política fuerte para resolver el tema.

“Decisión unánime”

Sin respuestas, Ruiz contextualizó que habían logrado avances al conseguir un terreno propio en 2013 y en el último tiempo “se cortó el contacto con la Provincia”. En ese sentido hizo referencia a la visita semanas atrás del director de Infraestructura Escolar bonaerense, José Luis Arévalo por el Conservatorio de Música y dijo que “desconocía la situación”.
“Eso nos preocupó a todos”, admitió, por lo que “la decisión unánime fue salir a manifestarnos, de manera pacífica, sin cortar la calle. Mostrarnos a la sociedad, que muchas veces nos confunde con Polivalente”, repasó.
Lo cierto es que la matrícula comparte las instalaciones de Pinto y Alem con la Escuela Secundaria 11 (ex Polivalente de Arte), que abandonará el deteriorado inmueble una vez que se completen las obras en las nuevas instalaciones de Sarmiento y 4 de Abril.
“Nosotros tenemos las mismas problemáticas; también tenemos goteras, vidrios rotos, frío”, sostuvo Melina Fernández, presidenta del centro de estudiantes “Pablo Martín Viana”, que lleva adelante la lucha desde hace tres años junto al equipo directivo.
Remarcó que “es una escuela montada en un hotel (Roma)” y que “no nos vamos con ellos al nuevo edificio”, en referencia a la suerte que correrán cuando los estudiantes secundarios se muden a la flamante sede.
En diálogo con El Eco de Tandil, evaluó que “de alguna forma se olvidaron de nosotros. Y hay mucha gente que todavía no sabe que existe el IPAT o que piensa que es lo mismo”.
Por eso la movida también tuvo por objetivo “mostrar quiénes somos, que trabajamos de noche, que somos adultos y que hay un montón de alumnos que necesita el edificio”.

“Por una mejor educación”

A su turno, Alejandro Peloni reclamó el apoyo de los directivos y que “se unan por una mejor educación”, y pidió a la sociedad que “tome conciencia porque se habla de inclusión pero las instituciones están cada vez peor”.
“La educación es responsabilidad de todos”, aportó Ruiz y abrió el debate en torno a la participación de los jóvenes en los temas que los involucran. “Somos el motor y desde nuestro lugar nos tenemos que mover”, defendió.

__res_3loc1 ipàt
Polo artístico

En la movida volvió a reflotarse el proyecto de conformar una especie de polo artístico y cultural que reúna a las tres instituciones que en la actualidad atraviesan por dificultades edilicias de distinta consideración: el Conservatorio de Música “Isaías Orbe”, el IPAT y la Escuela Provincial de Cerámica.
Hasta el momento cuentan con el proyecto, realizado por el arquitecto y artista plástico Alberto Florit, que albergará a unos 1200 estudiantes de instituciones artísticas que dependen del Gobierno provincial y contará con espacios de servicios y para exposiciones. “Sería muy bueno unir los tres institutos”, consideró Peloni. u

>>><<< Los directivos reclaman “decisiones firmes” La directora del IPAT, Mirta Caviglia, junto al jefe de área, Pedro Tissier, comparte la preocupación estudiantil por el futuro de la institución al desconocer cuál será su suerte cuando Polivalente se mude definitivamente a la flamante sede de Sarmiento y 4 de Abril. En representación del equipo directivo, expresó que “la movilización tiene que ver con decisiones adultas que estamos acompañando”, y reclamó a la Unidad Ejecutora Provincial que “tome decisiones firmes” y que asigne un número de expediente al pedido y avance con el proyecto edilicio y en la escrituración del terreno donado. “Nos compete vehiculizar estas inquietudes pero las decisiones políticas distritales deben concretarse en un tiempo perentorio”, evaluó. Caviglia sostuvo que una vez que se cumplan los pasos administrativos señalados por la Nación “recién aportaría los fondos para que se pueda construir un edificio”, avalando el proyecto del polo artístico. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario