Controles para evitar la venta de alcohol en las fiestas de egresados en el territorio bonaerense

Los operativos, que iniciaron el año pasado y continúan en 2013, son llevados adelante por personal del Registro provincial para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (Reba), del ministerio de Salud, en conjunto con funcionarios municipales.

Los funcionarios trabajan con una lista confeccionada con datos aportados por las autoridades de los colegios, los padres e información obtenida en las redes sociales, y en los próximos días recorrerán unas 70 fiestas en La Plata, Lomas de Zamora, Quilmes, La Matanza, Tigre, Esteban Echeverría, Ituzaingó y Morón.

Ante la detección de irregularidades que violen las normativas de nocturnidad, las autoridades clausuran el local, lo desalojan y exigen a sus propietarios el pago de una multa de hasta 100 mil pesos, subordinada a la decisión de un juez.

Las autoridades de los colegios y los mismos padres podrán aportar en forma voluntaria datos como la fecha y el lugar donde se harán las fiestas para que los inspectores puedan actuar en el marco de la iniciativa para combatir la venta de alcohol a menores.

Gran parte de los alumnos que terminan el último año de la secundaria egresan con menos de 18 años, por lo que las autoridades buscan evitar que los organizadores de los eventos les vendan bebidas con alcohol.

De unas 25 fiestas relevadas en distritos del Conurbano bonaerense y La Plata, sólo se constató hasta el momento suministro de alcohol (barra libre contratada de antemano) a menores en una de ellas.

Los inspectores del REBA decidieron en ese caso detectado en el centro de la capital bonaerense cancelar la fiesta y desalojar el lugar.

“El programa está orientado a intensificar los controles para que los chicos puedan divertirse dentro de un marco que no sea perjudicial para su salud”, afirmó el ministro de Salud, Alejandro Collia.

El funcionario señaló a la iniciativa como “exitosa” debido a que, por la prevención, sólo se detectó venta de alcohol en una fiesta de egresados, por lo que el Gobierno bonaerense profundizará la medida.

Según explicó el director del REBA, Juan Lauro, el registro de las fiestas permite a los inspectores hacer una primera visita a los salones y a los locales bailables días antes del evento, para advertir acerca de prohibición de la venta de alcohol, y de las consecuencias de la violación a la normativa vigente, Ley 14.050.

Asimismo, Lauro detalló que el registro se completa con una exhaustiva búsqueda en las redes sociales, de acuerdo a una lista de colegios secundarios, y se confecciona, además, a partir de los datos que puedan aportar organizadores de las fiestas y padres de los menores.

En los operativos del año pasado sobre fiestas de egresados, en los que aún no se contaba con el registro, de 150 eventos inspeccionados se constató venta de alcohol en 23. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario