Cravea tildó a la baja de tres puntos en la tasa como un ?gesto político interesante?

Tras la reunión del lunes por la mañana, y con la promesa que le había hecho el Ejecutivo de analizar los números, Cravea se había mostrado satisfecho y optimista. El referente camarista había trasladado al propio Miguel Lunghi el reclamo del sector comercial. “Nunca habíamos tenido tantos llamados a la Cámara” fue la frase que utilizó para graficar el malestar existente.
Por la tarde, en una decisión poco frecuente, el Intendente dio marcha atrás a sus declaraciones (la semana pasada, en contacto con la prensa, había manifestado que el aumento de tasas presupuestado para el año que viene no se iba a tocar) y anunció que la suba no superará el 35 por ciento. Definió que esos tres puntos son poco significativos, pero consideró que es “un gesto” que tuvo el Municipio para con los empresarios.
La decisión del Gobierno parece haber tenido un correlato en el tono de las manifestaciones camaristas. Cravea declaró ayer que la reunión del lunes sirvió para ponerse al tanto de “la problemática del Intendente para cerrar los gastos del año que viene, que son muchos para una ciudad como Tandil”. Frase conciliadora y condescendiente para con el Ejecutivo, en las antípodas de los cuestionamientos que la Cámara había hecho públicos en un primer momento.
Así las cosas, el buen vínculo entre el Municipio y la entidad de calle Mitre al 800, tras los ya característicos cruces que protagonizan en esta época del año por las subas impositivas, ahora sigue en sus carriles.

El 70 por ciento, afectado
 
En diálogo con la emisión “Tandil despierta” (Eco TV y 104.1 Tandil FM), el presidente avaló los dichos de Lunghi al decir que “estamos al tanto que a la administración del Intendente no le alcanza para mantener nuestra ciudad con lo que recibe de coparticipación y la actual recaudación, con lo cual la situación deriva en aumentar las tasas”.
“Para eso nos ha pedido una colaboración a todos los que estamos en la actividad comercial y a todos los vecinos, aumentando las tasas y las alícuotas”, agregó.
Cravea explicó que “una gran masa de comercios chicos están sujetos al pago mínimo y el resto de los comercios, que tienen una facturación superior, pagan un porcentaje de acuerdo a la facturación que realizan”.
“El 70 por ciento son comercios que pagan lo mínimo. Con lo cual, la gran mayoría va a sufrir un 35 por ciento de aumento en su tasa de actividad económica”, especificó.
El presidente reiteró que la preocupación de la entidad radica en “la cantidad de aumentos que sufre el comercio a nivel nacional, provincial y, en este caso, municipal, y se la hicimos llegar al Intendente”.
Por último, insistió con lo importante que hubiera sido una reunión previa a decidir los aumentos para el Presupuesto 2013: “Lo considerábamos algo lógico. El Municipio manifiesta que son muchos los actores de las áreas que han sufrido aumentos, por lo que han tomado la decisión de hacerlos, comunicarlos y después, en el caso nuestro, llegar a una charla. Lo ideal habría sido hacerlo inversamente”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario